DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado apoya vacunar a quien venga a la región por un periodo “prudente”

La Comisión de Salud Pública aprobará la próxima semana la estrategia de inmunización de los desplazados, reclamada por varias autonomías

Un sanitario sostiene una vacuna contra el Covid-19,, (España).

Un sanitario sostiene una vacuna contra el Covid-19,, (España). Eduardo Parra - Europa Press

Asturias se posicionó ayer a favor de aplicar la vacunación anticovid a las personas desplazadas, pero exigiendo un requisito: que el tiempo de estancia en otra comunidad autónoma “no sean unas vacaciones o períodos de tiempo muy breves”, sino un espacio temporal “prudente”. El motivo de esta restricción defendida por la Consejería de Salud es la limitación en el suministro de dosis por parte de los laboratorios fabricantes.

La inmunización de los desplazados fue abordada ayer por la Comisión de Salud Pública, órgano en el que están representados el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. No hubo fumata blanca. Se acordó enviar a las comunidades autónomas la próxima semana una propuesta de actuación sobre la vacunación de aquellas personas que se trasladen temporalmente durante sus vacaciones a otro territorio. La decisión quedó pospuesta para la próxima semana.

Habrá que ver qué plazos de estancia veraniega se exigen para administrar la vacuna a los foráneos. Hasta la fecha se hablaba de permanencias más largas, de tres meses, pero resulta claro que este debate ha tomado otro cariz. Entre otras razones, porque todas las comunidades autónomas están compitiendo entre ellas por atraer al mayor volumen posible de turistas, y para ello tratan de suprimir cualquier obstáculo que pueda resultarles disuasorio.

Un simple ejemplo: el presidente de Cantabria. Miguel Ángel Revilla, ya ha proclamado a los cuatro vientos que su Gobierno facilitará al máximo la recepción de la vacuna a los visitantes. No obstante, el consejero cántabro de Sanidad, Miguel Rodríguez (exgerente del Hospital de Cabueñes, de Gijón), matizó ayer que las dosis que se administren a las personas que visiten Cantabria deben ser reintegradas, ya que actualmente los viales se reparten en función de la población censada.

Loading...

Por su parte, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoó, declaró el pasado día 31: “Pensamos que un país que tiene como objetivo recuperar hasta 85 millones de turistas debería tener vacunas suficientes para ofrecer, a los que lleguen a España y que no estén vacunados, la posibilidad de vacunarse”.

Sobre el papel, todas las regiones importan y exportan turistas, lo que induce a pensar que puede producirse un cierto equilibrio. Cabe pensar, asimismo, que este tipo de situaciones tendrán que ver principalmente con la administración de la segunda dosis, pues la primera puede ser demorada si uno decide hacerlo. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, aclaró el lunes que, aunque para la administración de esa segunda dosis hay un tiempo mínimo, “no pasa nada porque se ponga un poco después”.

La Rioja y Navarra se sumaron ayer a las comunidades favorables a esta propuesta, como Andalucía, aunque en general se apuesta por una estrategia coordinada, que tendrá que ser analizada en el Consejo Interterritorial, sobre todo por la redistribución de las dosis asignadas a cada autonomía.

Loading...

Sobre la actualidad propiamente vacunal, en Asturias uno de cada tres ciudadanos (unos 335.000 habitantes de la región) ya ha recibido la pauta completa de la vacuna anticovid. Asimismo, cerca de 540.000 personas (en torno a un 53 por ciento) han sido pinchados al menos una vez. En el momento actual, el Principado es la comunidad autónoma con mayor tasa de población inmunizada y con más dosis aplicadas en proporción a su población.

En el momento actual, están siendo llamados a vacunarse los nacidos en 1975, 1976 y 1977, esto es, los asturianos que este año cumplen 44, 45 y 46. En el grupo de 40 a 49 años han recibido la primera dosis una de cada cuatro personas. En paralelo, la Consejería de Salud avanza en la inmunización de la franja de 50 a 59 años, en la que el primer pinchazo ya ha llegado a casi el 85 por ciento del colectivo.

Compartir el artículo

stats