DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soldados con base en Cabo Noval se despliegan en Mali e Irak el último trimestre de este año

El contingente español en la base de Koulikoro, atacada por terroristas en 2019, estará formado por unos 90 militares, y el iraquí, por otros 250

Una jornada de puertas abiertas en el Cuartel Cabo Noval en Siero.

Una jornada de puertas abiertas en el Cuartel Cabo Noval en Siero.

Los soldados del Regimiento Príncipe número 3 con base en el Acuartelamiento Cabo Noval de La Belga (Siero) se desplegarán en el último trimestre del año en Mali e Irak, tal y como estaba previsto desde finales de 2019.

En Mali se desplegarán en el mes de noviembre unos 90 soldados en la base de entrenamiento del ejército maliense en Koulikoro, donde soldados de la Brilat ya fueron atacados por terroristas yihadistas en el año 2019, como explicaron los protagonistas de aquella pequeña batalla en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA con motivo del aniversario de la Brigada Galicia VII.

Este es uno de los escasos compromisos que está afrontando el Ejército español en este año de pandemia. En Afganistán se han retirado las tropas, pero aún se mantiene la misión en Irak, que será el otro despliegue importante que realizará el Regimiento Príncipe a finales de este año y principios del que viene.

La misión de Irak implica la presencia de 250 soldados, una cifra que queda lejos del despliegue que ha realizado el regimiento en otras misiones, como la libanesa y la afgana, que implicó la presencia de hasta un batallón completo del acuartelamiento “Cabo Noval”.

El Regimiento sigue implicado por otro lado en las operaciones de la Brigada “Punta de Lanza” de la OTAN, cuya preparación va destinada a un posible despliegue en el este de Europa en caso de que Rusia invada Polonia, Ucrania o las repúblicas bálticas.

Durante la pandemia, el regimiento, a cuyo frente se encuentra el coronel Alfonso Pardo de Santallana, participó en la “Operación Balmis”, durante la que vigiló el confinamiento en 24 concejos, desinfectó 31 espacios públicos y primero levantó para después vigilar la estación de triaje en el HUCA.

Luego vino la “Operación Baluarte”, en la que el Regimiento Príncipe apoyó a las autoridades sanitarias en las labores de detección precoz y rastreo de todos los casos sospechosos o compatibles con covid-19. Un centenar de militares colaboraron con las autoridades sanitarias.

Compartir el artículo

stats