DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las seis áreas pobladas asturianas señaladas desde Europa por no depurar sus aguas

La UE amenaza con una multa millonaria por tratamientos incorrectos de las aguas residuales en 332 aglomeraciones urbanas, seis asturianas

La Plantona, como se conoce a la depuradora de la zona este de Gijón

La Plantona, como se conoce a la depuradora de la zona este de Gijón Ángel González

La Unión Europea (UE) ha dicho “basta” y ha lanzado el enésimo ultimátum a España por no garantizar un tratamiento correcto a las aguas residuales en 332 aglomeraciones urbanas, seis de ellas en Asturias: las correspondientes a las depuradoras de Gijón Este (La Plantona), Gijón Oeste (La Reguerona), Maqua Avilés, Valle de San Jorge de Llanes, Luarca y Las Caldas (Oviedo).

El Gobierno español tiene ahora dos meses para presentar alegaciones y justificar unos incumplimientos que se prolongan desde hace 16 años, pues la normativa europea, aprobada en 1991, obliga a los Estados miembros a tratar adecuadamente las aguas residuales de las aglomeraciones de más de 15.000 habitantes desde 2005.

España ya fue condenada el 25 de julio de 2018 a pagar una multa de 12 millones de euros por la mala o nula depuración en 14 aglomeraciones urbanas, una de ellas la de Gijón Este, y a añadir 10,36 millones cada semestre hasta que se resolvieran esos problemas de saneamiento. El resto de los incumplimientos, incluidos los otros cinco asturianos, fueron incorporados a un procedimiento de infracción, momentáneamente sin sanción, porque los proyectos para solventarlos ya estaban en marcha. Pero tres años después la mayoría de los lugares con saneamientos deficientes sigue igual, lo que ha soliviantado a Bruselas, que amenaza ahora con una nueva multa millonaria, a añadir a los pagos semestrales.

Gijón Este

El pasado 12 de abril comenzó oficialmente el plan de obras para la terminación y puesta en funcionamiento de la depuradora. El remate de las obras y su entrada en servicio implicarán una inversión de 5,5 millones de euros. El contrato tiene un plazo de ejecución de 12 meses, aunque la instalación podría funcionar ya en octubre. El proyecto ha registrado incontables retrasos, oficialmente, a causa del trámite ambiental. Además, ha recibido una fuerte contestación vecinal, ya que en esa zona de la localidad se exige desde hace años la clausura de La Plantona. Los vecinos anunciaron pleitos en los tribunales contra la nueva planta al considerar que se situará a menos distancia de las viviendas de lo que exige la ley.

Gijón Oeste

El Ministerio de Medio Ambiente diseñó La Reguerona para verter a lo que denominaba “zonas menos sensibles”, pero al año siguiente de empezar la tramitación del proyecto ese mismo departamento cambió la catalogación de las aguas de la costa asturiana, lo que dejó a la depuradora “fuera de juego”. Fuentes de la Administración central aseguraron ayer que las obras para adaptar la depuradora a las actuales exigencias, incorporando tratamiento secundario (biológico), comenzarán “en breve”.

Maqua

La depuradora funciona desde 2005 pero incumple las exigencias europeas. La remodelación y acondicionamiento de las instalaciones para adaptarlas a las normas comunitarias y dotarlas de tratamiento secundario (biológico) y control de los vertidos está en fase de licitación, por 32,5 millones. Las obras durarán 30 meses.

Valle de San Jorge

Hay depuradora, en Frieras, y funciona correctamente desde 2014, pero la parroquia de Pría (Belmonte, Garaña, Llames, La Pesa, Piñeres, Silviella y Villanueva) quedó fuera de la red. Se está elaborando un proyecto para corregir esta situación.

Luarca

Hay depuradora, pero la red de saneamiento está incompleta, pues faltan varias conexiones (la red existente alcanza a algo más del 60% de la población).

Las Caldas

La depuradora está en servicio y cumple las normas europeas, pero está pendiente la red de colectores del parque empresarial de Argame, en Morcín.

Compartir el artículo

stats