Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cuándo van a volver a abrir las barras de los bares? Esto es lo que dicen los planes

El Principado renuncia a recurrir el auto del TSJA y no será necesario que los restaurantes y los bares de copas lleven un registro de clientes

Barra de un establecimiento hostelero

Barra de un establecimiento hostelero

La patronal de la hostelería y el turismo en Asturias (Otea) elabora un protocolo de medidas de seguridad para intentar que Salud dé luz verde a la reapertura de las barras de los bares en el plazo de 15 días, al considerarlas elementos “esenciales” para la pervivencia de un número importante de negocios en el Principado. El Ejecutivo regional, por su parte, no recurrirá el auto del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por el que imposibilita el registro de clientes en los establecimientos de hostelería y de ocio nocturno, al considerar que la medida no está suficientemente justificada por el Principado.

El anuncio de la Consejería de Salud de que mantiene cerradas las barras de los bares cayó como una jarra de agua fría en el sector, y sobre todo en los establecimientos de pequeño tamaño y en las sidrerías, para las que son elementos “esenciales” para sus negocios. “Muchos acabarán cerrando porque las barras son fundamentales para un número importante de establecimientos, a los que les resulta muy difícil recuperar la normalidad en su actividad con pocas mesas”, explicó el presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida.

De ahí que la patronal se haya puesto manos a la obra para elaborar un protocolo que quiere tener listo para la próxima semana, y presentarlo al Ejecutivo regional en un intento de que, con medidas de seguridad, las barras puedan reabrir en un plazo de quince días. “Es difícil explicar que en un prao pueda haber 5.000 personas y no se puedan abrir las barras guardando las distancias”, apuntó Almeida.

El Gobierno de Asturias sí anunció ayer que se pliega a la resolución judicial y renuncia de manera definitiva a que los eventos en restaurantes y los bares de copas lleven un registro de clientes. Esta medida tenía como finalidad advertir a los usuarios de los establecimientos acerca del riesgo de que hubieran resultado contagiados por coronavirus en el caso de que surgiera algún caso positivo. “No vamos a discutir ese asunto”, declaró ayer la portavoz del Ejecutivo autonómico, Melania Álvarez, dando por hecho que no se recurrirá la decisión judicial de no autorizar al Principado a exigir a locales listas de clientes.

En el sector del ocio nocturno hay quien considera esta decisión “un alivio”. “Es un trámite menos que hacer. Hay gente que no quiere dar sus datos, es reacia”, opina Pepe Reina, presidente de la asociación de bares de copas de Oviedo (Abaco). Sin embargo, aclara el representante del sector, el control de gente que acude a los locales de ocio nocturno “seguirá existiendo”, toda vez que, dado que su servicio debe hacerse en mesas, muchos de ellos optarán por funcionar bajo reserva, como en La Radio, el negocio ovetense de David Reche. “Eso de abrir la puerta y ver qué pasa con estas condiciones... Que tenga que llamar quien quiera venir me parece lo más efectivo”, asegura. Como él, muchos locales de copas del centro de Oviedo han decidido abrir ahora, a raíz de la ampliación del horario hasta las tres de la madrugada. Pero no les ha dado tiempo para hacerlo este fin de semana dado que tienen que adecuar sus bares para el servicio en mesas con distancias de seguridad y la instalación de medidores de CO2. “Como hay tantos rumores y tantas veces, decidimos que cuando salieran oficialmente las medidas pensaríamos si abrir. Porque han ido dando tantos bandazos...”, lamenta Reche. Lo mismo le ha pasado a Pepe Reina. “Nos cogió el toro porque van a golpe de improvisación”, afirma.

José Luis Álvarez Almeida, presidente de la patronal hostelera Otea, no entra al fondo de la anulación de los registros de clientes y prefiere mirar al futuro. “Es una decisión judicial, así que a acatarla perfectamente y a seguir colaborando con el Principado en hacer protocolos que, dentro de la legalidad, puedan contribuir a la apertura de los negocios”, asegura.

Lo que sí exige la patronal Otea es que se controle a los negocios que abrirán hasta las tres de la mañana, para que abran quienes realmente tienen licencia para operar con esas características. “Muchos ponen música amplificada cuando en realidad no pueden hacerlo”, advirtió Almeida.

Los hosteleros piden actualizar la “obsoleta” normativa de las terrazas

El avance de las medidas de desescalada de la pandemia por covid-19 pone ahora sobre la mesa el futuro de las terrazas de la hostelería, en un momento crucial con el inicio del verano y la esperanza de que el Principado reciba un número importante de turistas. La vuelta a la normalidad puede conllevar la aplicación de las ordenanzas municipales previas a la pandemia, lo que supondría una reducción considerable de mesas y de espacio, ya que en muchos municipios se han anulado incluso aparcamientos para ayudar a la hostelería dando una alternativa ante el cierre del interior de los locales o la reducción de aforos por las distancias de seguridad. El presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, ya plantea la necesidad de “adaptar” las ordenanzas municipales “obsoletas” a la nueva situación “para poder vivir la ciudad y los pueblos”. Tras agradecer la comprensión y la ayuda de los vecinos, el máximo representante de la hostelería y el turismo en Asturias señaló que “las terrazas permitidas por el covid han demostrado que es posible que sean de mayores dimensiones y que todos podamos convivir”. De ahí que plantee la necesidad de que los municipios estudien la posibilidad de negociar una nueva regulación que permita esa convivencia, permitiendo un mayor volumen de mesas para acoger a más clientes con unos límites que no perjudiquen ni a los hosteleros ni a los vecinos. La Federación Asturiana de Concejos (FACC) ya indicó que esta posibilidad es potestad exclusiva de cada ayuntamiento, en función de sus características y necesidades.

Compartir el artículo

stats