Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cepa india ya "alarma" a Madrid: ¿tiene Asturias motivos para preocuparse?

Los epidemiólogos consideran que el ritmo de vacunación en el Principado y la prevalencia de la cepa británica alejan a la variante india del covid

Cribado masivo en Tineo, con pruebas de antígenos, por el incremento de caso de covid

Cribado masivo en Tineo, con pruebas de antígenos, por el incremento de caso de covid

Asturias no registra, al menos de momento, ningún caso de variante india, que ya supone transmisión comunitaria en Madrid. Eso no significa que las autoridades sanitarias no estén alerta, como ayer indicó el presidente del Principado, Adrián Barbón, y refrendaron los epidemiólogos consultados por este diario. El Principado cuenta a favor con dos factores: el elevado índice de vacunación y que la variante dominante en los contagios, ahora controlados, sea la británica.

El viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, señaló que la presencia creciente de la variante india en Madrid “nos adelanta que podría convertirse en predominante en nuestro país en las próximas seis u ocho semanas”. Una premonición “exagerada” y “alarmista”, según los epidemiólogos consultados.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, señaló ayer que el Servicio de Salud (Sespa) chequea los contagios que se registran en Asturias, donde no se han registrado casos de la variante india. “Estamos en alerta, lo mismo que con los brotes”, señaló, a la vez que resaltó la necesidad de mantener el uso de “la mascarilla de calidad, la distancia de seguridad, evitar los espacios interiores y las aglomeraciones. Se trata de ganar tiempo para vacunar a más personas”, remarcó.

Pedro Arcos, responsable de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres (UIED) de la Universidad de Oviedo, médico, epidemiólogo, profesor universitario, investigador y expresidente de Médicos sin Fronteras en España, explicó que “cuando existe una variante tan implantada como lo está la británica –representa el 98% de los contagios en Asturias–, es muy difícil que sea sustituida por otra”.

El especialista en Salud Pública incidió en que el Principado, como otras comunidades autónomas, no está libre de que se registren contagios, pero “existe una elevada hipersensibilidad” con las variantes del coronavirus. “Sin abandonar las precauciones”, asegura que “no hay que exagerar la preocupación”. La región juega con la ventaja del elevado índice de vacunación, cuyo ritmo es necesario mantener. “La variante india no es mucho más contagiosa que la británica, y las vacunas son igual de efectivas”, pero es necesario mantener las medidas básicas de distancia social, higiene y mascarillas, especialmente en los espacios interiores.

Daniel López Acuña, doctor en Salud Pública y exdirector de Acción Sanitaria en situaciones de crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que hay que “estar pendientes de las nuevas cepas que puedan romper los equilibrios de control”, con la variante india pero también con la brasileña y con la sudafricana, porque pueden tener mutaciones. “Lo que está ocurriendo en Madrid no es una situación crítica pero hay que evitar que llegue a serlo”, aclara. En todo caso, aseguró que “decir que la india ya es dominante es un poco exagerado”.

López Acuña calificó de “temerario” por parte de la Comunidad de Madrid trasladar la idea de utilizar la vacuna como remedio a la transmisión. “Las vacunas tienen efecto a medio y largo plazo, no de un día para otro. Es lo que ocurre con la selección española de fútbol: vacunarlos hoy no significa que estén inmunizados mañana”, afirma.

La Comunidad de Madrid anunció, tras detectarse transmisión comunitaria de la cepa india en la región, que impulsará la inmunización completa de la franja de 60 a 69 años adelantando una semana la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca que recibió este grupo,

Esta decisión no convence a los epidemiólogos, como verbalizó Daniel López Acuña. “Adelantar las dosis no doblegará a la cepa india de inmediato. Lo que hay que hacer es impedir la entrada del virus rompiendo la cadena de transmisión, y eso solo se consigue restringiendo la movilidad, que es la puerta de entrada por tierra, aire y mar”, señala.

En este sentido, el epidemiólogo mostró su sintonía con las medidas adoptadas por el Ejecutivo del Principado, “más razonables que las adoptadas por otras comunidades autónomas, pese a que tienen mayor incidencia de contagios que Asturias”. Aún así, López Acuña remarcó la necesidad de acelerar la inoculación de la segunda dosis entre los asturianos de 50 a 69 años y los jóvenes entre 15 y 30, “que son los que más movilidad tienen ahora mismo, y más cuando ha llegado el verano” y con las fiestas de fin de curso.

Compartir el artículo

stats