Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros quieren abrir las barras y esta es la propuesta que harán al Principado

La patronal de la hostelería y el turismo pide recuperar las medidas del verano pasado y admitiría usar medidores de CO2

Barra de un bar.

Barra de un bar.

La patronal de la hostelería y el turismo de Asturias, Otea, preparará esta semana un protocolo con el que pretende convencer a las autoridades sanitarias asturianas para reabrir las barras de los bares en un plazo máximo de dos semanas. Aunque tendrán que perfilar sus propuestas, una de ellas pasa

Los hosteleros consultados ayer calificaron de “absurdo” que no se permitan abrir las barras de los bares por grupos cuando “ahora tenemos mesas adosadas a las barras que pueden ocupar hasta un máximo de seis personas. ¿Qué más dará que estén ahí sentadas a que estén de pie?” se preguntan.

Asturias continúa en nivel 2 de alerta, según el mapa semafórico del Ministerio de Sanidad. Esto se debe al incremento de contagios en las últimas semanas, focalizado principalmente en los tramos etarios más jóvenes, lo que mantiene la incidencia de contagios a 14 días por encima de 70 casos por cada 100.000 habitantes (73,3), y superando los 30 en la que se registra a siete días (34,6). Pero, además, la trazabilidad también está por debajo del 70 por ciento (63,1), mientras que la ocupación en las unidades de cuidados intensivos (UCI) supera ligeramente el 10 por ciento (10,2).

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ya advirtió recientemente de que se producirán vaivenes en el número de contagios, debido fundamentalmente a la movilidad que permiten las medidas de desescalada, aunque se mantengan ciertas restricciones.

Los hosteleros se muestran “moderadamente satisfechos” con los avances conseguidos hasta ahora, y son conscientes de que todavía no es momento de volver a la normalidad absoluta. Pero entienden que “en cuanto sea posible” es necesario avanzar más en la reducción, si no eliminación, de las limitaciones.

Y recuperar el servicio en las barras de los bares es un factor “fundamental” para muchos negocios, especialmente los de menor tamaño y las sidrerías. Muchos establecimientos han optado por adosar mesas a las barras, de tal manera que en ellas se puedan acomodar hasta seis personas. Eso sí, para atenderlas los camareros no lo pueden hacer desde detrás de la barra, sino que las atienden como si estuvieran en cualquier otro espacio del establecimiento.

La patronal Otea ha recogido la sensibilidad de los empresarios del sector y el objetivo es ponerla por escrito para trasladarla a las autoridades sanitarias. “Hay que volver a la reapertura con distancia entre los grupos, y estamos dispuestos a que haya que añadir otras medidas a la distancia de seguridad, como medidores de CO2 e incluso la ventilación forzada. Pero es vital para muchos negocios lograr esa reapertura”, señalaron fuentes de la asociación empresarial, que ya ha empezado a recoger propuestas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Si tienes dudas de cómo suscribirte pincha aquí

Si tienes dudas de cómo suscribirte pincha aquí

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 985 279 722.

Compartir el artículo

stats