El Ministerio de Sanidad presentó el pasado mes de mayo el desglose del presupuesto y las inversiones destinadas al área de sanidad dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Este plan, fue presentado por el Gobierno en Bruselas para especificar a qué destinará los cerca de 70.000 millones de euros de los fondos europeos.

En concreto, siete de cada diez euros se destinarán a la renovación de la tecnología sanitaria, 792 millones en total. Este importe, se invertirá por un lado a la renovación y por otro a la ampliación de equipos para equilibrar las diferencias interregionales y alcanzar progresivamente la media de la Unión Europea. Sin embargo, según los cálculos de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) sería necesaria una inversión de 1.600 millones de euros a ejecutar en un periodo de cuatro años. De momento, estos 792 millones de euros que se repartirán en dos años.

Una amplia gama de soluciones

Compañías como la multinacional asturiana MBA SURGICAL EMPOWERMENT ponen a disposición de los profesionales sanitarios una amplia gama de soluciones encaminadas tanto a mejorar la calidad de vida del paciente, como a ayudar al médico especialista en su labor diaria, así como a reducir costes al sistema. En concreto, esta distribuidora de tecnología médico-quirúrgica cuenta con innovadoras soluciones en el campo de la traumatología y la ortopedia, anestesia, cirugía y neurocirugía.

Robot colaborativo FreeHand. Lne

Las listas de espera tras la COVID-19

Según el estudio “Impacto de la COVID-19 sobre las listas de espera quirúrgicas” publicado en la Revista Española de Salud Pública la COVID-19 incrementará las listas de espera, aproximadamente entre el 7,6% y el 19,4%, dependiendo de la comunidad.

Aunque no todos los recursos tienen la misma importancia, está claro que la innovación tecnológica puede ser clave a la hora de agilizar las listas. Este es el caso, por ejemplo, del uso de los robots colaborativos y de instrumental articulado que reducen el número de cirujanos necesarios en una intervención, permitiendo aumentar el ritmo de cirugías.

Pero además de este beneficio, el uso de estas soluciones, que permite operar mediante brazos mecanizados y dirigidos vía control remoto, repercute directamente en el paciente, que sufre menos durante la cirugía. Además, el cirujano cuenta con un mejor acceso a la zona a operar, mejor visión y capacidad de movimiento y reacción. Por otra parte, estos beneficios repercuten de forma indirecta en el gasto sanitario, ya que hay un menor número de procedimientos que tienen que reconvertirse a cirugía abierta por complicaciones y el paciente necesita menos tiempo de ingreso posoperatorio. Otros avances que vienen pisando fuerte son el uso de la cirugía navegada, el desarrollo de implantes a medida a través de la impresión 3D o la endoscopia de columna.

ZAP X en Lingen, Alemania . lne

Equipos para tratamientos innovadores en neurocirugía

Además, en el ámbito de la neurocirugía, MBA distribuye en exclusiva en España y Portugal del equipo de radiocirugía giroscópica ZAP X, el sistema de radiocirugía estereotáxica cerebral más avanzado en la actualidad. El equipo de última generación permite tratar con alta precisión y de forma no invasiva lesiones benignas, malignas y funcionales del cerebro, la cabeza y el cuello. Se trata de una tecnología que podría acercar el tratamiento con radiocirugía a un elevado número de pacientes, ya que su instalación es más sencilla y menos costosa que la de los equipos convencionales.

Con más de 30 años de experiencia en el sector sanitario, MBA SURGICAL EMPOWERMENT se adelanta a las necesidades de médicos, pacientes y gestores para poner a su disposición las soluciones más innovadoras, además de las más consolidadas, del mercado.