Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria asturiana recibirá más de 30 millones con la subida de ayudas al CO2

Empresarios y sindicatos señalan que el aumento de la compensación está lejos de resolver el diferencial de precios de la luz con otros países

Una de las grandes industrias electrointensivas asturianas.

Una de las grandes industrias electrointensivas asturianas.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, allanó el camino para la visita a Asturias de la titular de Industria, Reyes Maroto. Anteayer anunció en el Congreso que, ante la fuerte subida del precio de la electricidad, se incrementará en 100 millones más, hasta 179, las compensaciones a la industria por los costes indirectos del CO2. El aumento de la partida –pero hasta el máximo que permite la UE, lo que la elevaría aún más– es una de las principales reivindicaciones de la Alianza por la Industria que lidera el Gobierno del Principado y en la que están los partidos de la oposición, los empresarios, los sindicatos, los municipios y la Universidad de Oviedo. Con ese aumento de 100 millones para toda España, la industria asturiana recibirá más de 30 millones de euros para aliviar el impacto del encarecimiento de la luz y el diferencial de precios con las plantas de los principales países competidores.

En las últimas convocatorias, las industrias asturianas recibieron entre el 18 y el 19% de las ayudas por las costes del CO2. Estas ayudas se conceden por el procedimiento de concurrencia entre todas aquellas empresas que pertenezcan a sectores expuestos a un riesgo de fuga de carbono por haber incurrido en costes de emisiones indirectas de CO2 (las que pagan en la factura por la generación con combustibles fósiles). El importe total de las ayudas –que en las bases se establecía en un máximo de 240 millones, por encima de los 179 millones que habrá con la ampliación anunciada– se prorratea entre todos los beneficiarios en función de los costes subvencionables, principalmente el consumo eficiente de electricidad.

En convocatorias anteriores, las empresas asturianas más beneficiadas fueron, por este orden, Asturiana de Zinc, ArcelorMittal y Alu Ibérica (anteriormente Alcoa), aunque también recibieron ayudas Fertiberia, Química del Nalón, Minersa y Asturiana de Laminados. De mantenerse el porcentaje obtenido en los últimos años, estas empresas asturianas recibirán, con la ampliación de las compensaciones hasta 179 millones, más de 30 millones.

El coste de la electricidad

Ayudas compensatorias por

costes de emisiones de CO2

En millones de euros

2018

2019

2020

2021

83,8

172,2

60,9

79+100

IVA de la electricidad doméstica en

las principales economías de Europa

21%

5%-20%

19%

10%

5%

España

Francia

Alemania

Italia

Reino Unido

El coste de la electricidad

Ayudas compensatorias por

costes de emisiones de CO2

En millones de euros

2018

2019

2020

2021

83,8

172,2

60,9

79+100

IVA de la electricidad doméstica en

las principales economías de Europa

21%

5%-20%

19%

10%

5%

España

Francia

Alemania

Italia

Reino Unido

El coste de la electricidad

Ayudas compensatorias por

costes de emisiones de CO2

En millones de euros

2018

2019

2020

2021

83,8

172,2

60,9

79+100

IVA de la electricidad doméstica en

las principales economías de Europa

21%

5%-20%

19%

10%

5%

España

Francia

Alemania

Italia

Reino Unido

Los 179 millones superan las partidas por CO2 de los últimos años, pero hay que tener en cuenta que antes las grandes industrias prestaban el servicio de interrumpibilidad (disponibilidad para desconectarse de la red en caso de necesidad del sistema a cambio de un retribución) que era el principal ingreso para compensar el precio de la luz.

A pesar del anuncio de Ribera, el presidente del patronal siderúrgica Unesid, Bernardo Velázquez, señaló ayer “en España seguimos pagado una energía más cara que la que disfrutan nuestros competidores europeos y esto viene de lejos. El régimen normativo no favorece en absoluto a la industria realmente electrointensiva. La industria siderúrgica necesita disponer de un precio de la energía, sea electricidad o gas, estable, competitivo y predecible y eso aún no está a nuestro alcance.”

Por su parte CC OO de Asturias no se fía de que Ribera vaya a cumplir su nuevo compromiso respecto al CO2, algo que, en todo caso, resulta insuficiente a juicio del secretario general del sindicato en Asturias, José Manuel Zapico. “Cuando lo veamos con hechos, diremos que se ha dado un paso importante, pero no suficiente, porque hay todavía un margen muy importante para incrementar esas compensaciones de CO2 hasta el máximo que permite la Unión Europea, que nosotros calculamos que está en el entorno de los 350 millones de euros”, señaló el dirigente sindical.

El Principado se apunta el tanto del alza en la compensación: “Asturias lleva su voz a Madrid”

El Gobierno afirma que su colaboración y su exigencia al Ejecutivo de Sánchez generan “más avances de los que se reconocen habitualmente”

M. PALICIO

Los cien millones de euros “adicionales” que el Ministerio para la Transición Ecológica ha concedido a la industria en compensaciones por los costes indirectos de CO2 han estimulado la confianza en sí mismo del Gobierno del Principado y le ha dado pie a empezar a vanagloriarse de que su estrategia de colaboración exigente con el Ejecutivo estatal funciona. Teresa Ribera dio luz verde, repiten, a “una demanda” suya que eleva las ayudas de 79 a 179 millones y demuestra “que el Gobierno es sensible al impacto de la cotización del dióxido de carbono en el tejido productivo y en particular en las industrias electrointensivas”. La respuesta también prueba que los dirigentes asturianos trabajan “alineados y plenamente conscientes de la necesidad de apoyar a quienes más han sufrido los efectos de la pandemia”. La consejera portavoz del Principado, Melania Álvarez, protege así al Gobierno del chaparrón de críticas por su baja influencia en la Moncloa y da por cierto en esos términos que son “muchas las muestras de colaboración constante y de que Asturias lleva su voz a Madrid”.

La Consejera tira de la lista de las visitas ministeriales, desde la del titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el 12 de mayo, hasta la de ayer de la responsable de Industria, Reyes Maroto, y encuentra ahí “la última muestra de colaboración estrecha en poco más de un mes”. “Ha habido discrepancias en política industrial”, asume, pero también “logros que no podemos ignorar”. Añade el contrato para dar actividad a la fábrica de armas de Trubia, “el desbloqueo de la regasificadora y la Zalia” y las traduce como “buenas noticias para nuestra industria y para el desarrollo económico de Asturias que han sido posibles gracias a la colaboración del Gobierno del Principado con el de España”. Seguirán, concluyen tratando de combinar la exigencia con la cooperación, “reconociendo las discrepancias con total claridad, sin escondernos ni ponernos de perfil, pero poniendo en valor también los avances, que son muchos más de los que se reconocen habitualmente”.

Álvarez siguió inscribiendo ayer en la versión exigente del Gobierno su actitud ante el futuro de la planta de Alcoa en Avilés. “Siempre hemos defendido las mismas posiciones que los trabajadores”, resalta, y da por sentado una vez más que “a raíz de las últimas decisiones, Alcoa debe asumir sus responsabilidades. Ya está bien. La empresa debe rectificar y facilitar la búsqueda de un inversor serio y solvente ligado a la producción de aluminio”.

Compartir el artículo

stats