Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Reyes condecoran a un asturiano por su aportación ejemplar durante la pandemia

Luis Alberto Ramos Fernández, trabajador de tratamiento de residuos en Cogersa, fue incluido en una representación de profesionales destacados de todas las comunidades

33

El Rey impone la medalla a Luis Alberto Ramos y otros ciudadanos ejemplares. Casa Real

Los Reyes de España hicieron hoy su homenaje a los trabajadores esenciales y otros ciudadanos cuya actuación fue ejemplar durante la pandemia. A ellos se dedicó la entrega de una veintena de medallas de la Orden del Mérito Civil. Y en ese homenaje hubo un detalle para un asturiano.

Luis Alberto Ramos Fernández (1960), dedicado al tratamiento de residuos como encargado de uno de los hornos crematorios de Cogersa, durante la pandemia “trabajó sin descanso para que todo el sistema de recogida y procesamiento de basuras siguiera funcionando al servicio de la sociedad. Luis Alberto empleó toda su dedicación e impulso para que este eslabón de la cadena siguiese funcionando de manera eficaz durante los momentos más duros de la pandemia”, han reseñado en el acto oficial con los Reyes y sus hijas como anfitriones. Luis Alberto Ramos lleva más de tres décadas trabajando en la recogida y tratamiento de residuos sólidos. "En los momentos iniciales de confinamiento fue especialmente arriesgado el contacto con los residuos hospitalarios dado el escaso conocimiento del virus de la covid-19 y ningún miembro del equipo de Luis Alberto resultó contagiado. Persona rigurosa, seria y profesional en su trabajo", se añadió en sus méritos.

“Trabajó sin descanso para que todo el sistema de recogida y procesamiento de basuras siguiera funcionando al servicio de la sociedad"

decoration

El acto ha tenido lugar con motivo del séptimo aniversario de la proclamación del Rey y como en ocasiones anteriores -2015 y 2019-, la Casa Real ha tratado de expresar el reconocimiento “a quienes desarrollan su vida y labor profesional ordinaria de manera ejemplar, al servicio de la sociedad”. En esta ocasión, de manera muy especial, por su contribución ante el covid-19. Son ciudadanos reconocidos por su ejemplo de compromiso personal y contribución social. 

Los Reyes condecoran a un asturiano por su aportación ejemplar durante la pandemia Amor Domínguez

Este año, quienes han sido reconocidos con la Medalla de la Orden del Mérito Civil - son 16 mujeres y 8 hombres de edades entre los 30 y los 74 años- "son el reflejo de la situación vivida por millones de personas en el tiempo marcado por la pandemia y sus consecuencias”, se dijo durante el acto.

Estaban representadas en el grupo de las medallas las 17 Comunidades Autónomas y las dos Ciudades Autónomas, con el doble de representación, las Comunidades con población de más de 5 millones (Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid).

Las profesiones incluidas tienen que ver con distintos sectores: sanidad, investigación, agricultura, ganadería, pesca, hostelería, comercio, transporte, logística, servicios, voluntariado, educación y cultura

decoration

Las profesiones incluidas tienen que ver con distintos sectores: sanidad, investigación, agricultura, ganadería, pesca, hostelería, comercio, transporte, logística, servicios, voluntariado, educación y cultura. Durante la fase más aguda de la pandemia y el confinamiento, todos estos sectores mostraron el papel fundamental que desempeñan todos los días en la vida de los ciudadanos. Existen cinco grupos fundamentales de condecorados: los ligados al mundo rural y el sector primario, los relacionados con la gestión del conocimiento (educación, cultura y ciencia), los vinculados con el voluntariado y el tercer sector, los sanitarios y, finalmente, algunas de las profesiones que se mostraron, además de los sanitarios, como esenciales durante el confinamiento de la pandemia.

Durante el acto, los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía estuvieron acompañados por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya; la subsecretaria de Asuntos Exteriores, María Celsa Nuño; y por la directora general de Protocolo, Caridad Batalla.

"Vuestro ejemplo nos une, nos emociona y nos enorgullece; sois un espejo en el que todos debemos mirarnos; desde luego el Rey. Y seguir construyendo una España con vuestro ejemplo, con el ejemplo de una sociedad fuerte y serena, cívica y solidaria, es un compromiso y un proyecto que debe unirnos a todos”, dijo el Rey a los reunidos en Madrid. “Porque si un país es el reflejo de los valores y los logros de sus ciudadanos, el futuro de España se construye justamente con la visión, la voluntad, el esfuerzo y la determinación de todas las personas que la integran”, subrayó Felipe VI.

Relación completa de los homenajeados:

  • David Lafuente Rico (1982), agricultor de La Rioja.
  • Noelia Aparicio Martínez (1972), ganadera de La Milla del Río (Castilla y León).
  • Manuel Vinatea Fernández (1961), Marinero de Santoña (Cantabria).
  • Cristina Crespo Miñana (1973), investigadora en materiales de Zaragoza (Aragón).
  • María del Mar Delgado Serrano (1967), investigadora de Córdoba (Andalucía).
  • Esteban Orenes Piñero (1978), investigador biosanitario de Murcia.
  • Cristina García Sánchez (1978), maestra de educación infantil de Ceuta.
  • Natividad Baldominos Baldominos (1967), cantante solidaria de Guadalajara (Castilla –La Mancha).
  • Carmen Martínez Valladares (1951), voluntaria del tfno. de la esperanza de Silleda, Pontevedra (Galicia).
  • Margalida Jordà Murnar (1947), directora del proyecto educativo Naüm de Sineu, Mallorca (Illes Balears).
  • Miguel Herrera (1987), cocinero solidario de Algodonales, Cádiz (Andalucía).
  • Silvia Cano Moreno (1970), médico de Melilla.
  • Fernando Gómez Gil (1980), enfermero de Pamplona (Navarra).
  • Alice Mihaela Cozma (1988), conductora de ambulancia de Extremadura.
  • Nuria Cascales Picó (1990), farmaceútica de Torremanzanas, Alicante (Comunidad Valenciana).
  • Antonio Roldán Bonilla (1947), trabajador de Mercamadrid de la Comunidad de Madrid.
  • Cristina Díaz López (1976) y Don Sergio Mediavilla Cuesta (1974), propietarios de una tienda de ultramarinos en la Comunidad de Madrid.
  • Virginia Marquinez Insagurbe (1984), directora oficina postal de Vitoria-Gasteiz (País Vasco).
  • Albert Esteve Robles (1986), transportista de Lleida (Cataluña).
  • Yukonda Esparragoza Jiménez (1971), gerente de una lavandería en Gran Canaria (Canarias).
  • Luis Alberto Ramos Fernández (1960), trabajador de tratamiento de residuos en Oviedo (Principado de Asturias).
  • Marta Muñoz Escrivá (1991), auxiliar de hostelería en Valencia (Comunidad Valenciana).
  • Elena García Solís (1979), cajera de supermercado en Badalona (Cataluña).

Qué es la Orden del Mérito Civil

La Orden del Mérito Civil fue instituida por el Rey Don Alfonso XIII, por Real Decreto de 25 de junio de 1926, para premiar “las virtudes cívicas de los funcionarios al servicio del Estado, así como los servicios extraordinarios de los ciudadanos españoles y extranjeros en el bien de la Nación”.

En el preámbulo de la orden se señala que “tiene por objeto premiar los méritos de carácter civil, adquiridos por el personal dependiente de alguna de las Administraciones públicas” o “por personas ajenas a la Administración, que presten o hayan prestado servicios relevantes al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas, o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes. Esta condecoración podrá ser concedida, además, a personas de nacionalidad extranjera, siempre que hayan prestado servicios distinguidos a España o una notable colaboración en todos aquellos asuntos que redunden en beneficio de la Nación. Su Majestad el Rey es el Gran Maestre de la Orden del Mérito Civil. Todas las condecoraciones de esta orden serán conferidas en su nombre y los títulos correspondientes irán autorizados con la estampilla de su firma.

Compartir el artículo

stats