Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Palacio: “El museo cojeaba y era necesario subsanarlo”

El director de la institución, “inmensamente feliz”, asegura que su equipo asume la responsabilidad ante el “intenso trabajo” que viene

"Es una gran apuesta de recuperación del patrimonio dice la ministra sobre la inversión en el Bellas Artes y el Camino de Santiago

Feliz. “Inmensamente feliz”. Alfonso Palacio, director del Museo de Bellas Artes, vivía ayer uno de los días más gratificantes en los ocho años que lleva en el cargo con la puesta en marcha de una segunda fase de ampliación que permitirá cerrar un ciclo largamente esperado. Así lo manifestó a este diario: “Noticia fantástica. Estamos muy contentos. Y, al mismo tiempo, muy responsabilizados, sabemos que ahora viene un trabajo intenso. Estamos preparados, hay un equipo comprometido y cohesionado que sabe lo que quiere y cómo se tiene que hacer. No somos una institución a la que asuste ni mucho menos el trabajo. Hay que ponerse manos a la obra”.

La segunda fase, con 5,9 millones previstos de inversión, “vendrá a subsanar importantes carencias”, según Palacio, como “hacer operativos los almacenes de la planta menos dos. Tener un buen salón de actos, clave en un museo que cada vez programa más conferencias, mesas redondas, sesiones de cine... Y mejorar las circulaciones entre los diferentes edificios y las conexiones entre las partes antiguas y las nuevas. Es fundamental: redunda en una mayor calidad de la visita, que es a lo que todo museo debe aspirar. Y no debemos olvidar la mejora en cuanto a oficinas, talleres, restauraciones... Modernizar espacios. Y si conseguimos salvar algunos metros dedicados a la exposición de la colección, ya seria la ampliación perfecta”.

El museo se lo merece: “Por sus 41 años de historia y por el trabajo que ha venido llevando a cabo. La espera ha valido la pena. Desde 2013 trabajamos muchísimo, preparamos el museo para acoger la primera fase en 2015, y dio unos rendimientos y resultados buenísimos en cuanto a incremento de actividades, mejora en la calidad de la visita, aumento de obras expuestas, visitantes, etcétera”. Pero “era evidente que el museo cojeaba y eran necesario subsanarlo”.

¿Dos años para cerrar ese ciclo, tal vez? “Si nos ponemos manos a la obra y avanza bien, en dos años o tres. Hay que pensar que no es una ampliación como la primera. Es un período muy corto pero si hay que trabajar con esos plazos, lo haremos”. Es, además, “una grandísima noticia que se haya pensado en el museo desde el Principado para este plan nacional de ayudas al Xacobeo. Eso nos llena de orgullo”.

Seguirá siendo un museo “igual y distinto en muchos aspectos, con la maravillosa posibilidad de unos depósitos a la altura de la institución. Podremos redimensionarlo y estaremos muy atentos para acertar con las teclas de su buena disposición”.

De Alfonso a Alfonso: Martínez, presidente de la Asociación de Amigos del Museo. Comparten algo más: “Es un día de mucha alegría, de enhorabuena para todos los asturianos. Una noticia muy deseada porque finaliza el proyecto y eso va a poner en valor el museo. ¿Tardanza? Hay que ser comprensivos con las circunstancias que hemos vivido de crisis económica. Pero en algún momento tenía que producirse. Estamos deseando que se haga lo antes posible”. Es importante mejorar “la accesibilidad y disponer de un auditorio, además de la mejora en los servicios internos. Pero lo importante es acabar la ampliación y disfrutarla, aumentar la colección. Y hacer mucho más participe a la sociedad civil asturiana del patrimonio tan excelso que tenemos”.

La asociación y sus más de 600 amigos, recuerda, “está haciendo una labor reconocida, con el apoyo de todos se ha puesto en valor el museo, hemos contribuido con nuestro granito de arena. Cuantos más seamos más podremos divulgar y ayudar a mejorar”.

Compartir el artículo

stats