Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una tromba de agua arrasa Llanes, que pedirá la declaración de zona catastrófica

Casas, negocios y carreteras anegadas en el Oriente | Inundaciones en la zona Este de Gijón y cierra por la lluvia el Museo Nicanor Piñole

Las intensas lluvias dejan aisladas cinco casas en Soberrón (Llanes) Amor Domínguez

Una tremenda tromba de agua arrasó ayer el concejo de Llanes, donde se registraron numerosas inundaciones, que afectaron a decenas de casas, sótanos, garajes y negocios; a varias carreteras, incluidas la Autovía del Cantábrico y la N-634; y a la línea de Feve, aunque no se anuló ningún servicio. El Ayuntamiento valora solicitar la declaración de zona catastrófica, anunció el alcalde, Enrique Riestra. No hubo daños personales.

11

EN IMÁGENES: Estos son los daños ocasionados por el temporal en Llanes Ayuntamiento de Llanes

Llanes registró durante la jornada el récord de lluvias en toda España: 96 litros por metro cuadrado hasta las 20.10 horas, muy por delante del segundo de la lista, Plasencia, en Cáceres (57,8 litros). Pero la lluvia azotó a otras zonas de Asturias, que llegó a colocar a cinco lugares en el “top ten” nacional de precipitaciones del día. Llovió intensamente en Colunga, que con 51,0 litros por metro cuadrado fue el tercer punto de España con más precipitaciones; en Gijón (41,0 litros, quinto); el aeropuerto de Asturias (36,4 litros, séptimo) y Aller (34,0 litros, llegó a ser noveno).

En Llanes, hubo que desplegar medios de todas las administraciones para afrontar los daños en viviendas y carreteras. La solidaridad vecinal fue evidente: los más afortunados se volcaron con los más afectados, achicando agua y sacando barro de casas y negocios. Las llamadas a los servicios de Emergencias se sucedieron insistentemente desde las cinco de la mañana, avisando de desprendimientos, inundaciones y apagones eléctricos. El agua empezó a remitir a partir de las ocho de la mañana.

Limpian las carreteras de Llanes, a la altura de Vidiago, ante el barro acumulado por el temporal

La parte oriental del concejo fue la más afectada, en especial las localidades de Vidiago, Riegu, Purón y Soberrón. En esta último pueblo cinco casas permanecieron aisladas varias horas El agua, las piedras y el barro llegaron a tapar la nacional 634 en varios puntos. Y la Autovía, a la altura del puente de Celoriu, quedó cubierta por una balsa de agua, que obligó a utilizar en ese punto sólo el carril de la izquierda durante varias horas.

En muchas viviendas el agua subió hasta más de un metro. “El concejo tiene hoy (por ayer) muchos problemas de inundaciones”, señaló el Alcalde, que abogó porque todas las administraciones, incluida la local, mejoren a partir de ahora los mantenimientos de riegas, desagües, conducciones y alcantarillas para evitar sucesos como el de ayer. También hubo inundaciones en San Roque, Cue, Parres, Llanes, Barru, Celoriu, y Balmori. Un desprendimiento en la carretera de Puertas (Llanes) a Siejo (Peñamellera Baja), mantuvo cortada la vía.

Las intensas lluvias cortan carreteras y causan varios desperfectos en Llanes Ayuntamiento de Llanes

El Juzgado de Llanes se inundó y tuvo que cerrar. La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) declaró inhábil la jornada de ayer y, hasta que se solvente el problema, también los próximos días “salvo aquellas que puedan afectar a la situación personal de los ciudadanos y cualquier otra que tenga el carácter de urgente y que de no practicarse pudiera derivarse un perjuicio irreparable”. Es la tercera vez desde 2015 que se inunda la sede judicial llanisca.

La propietaria del hotel Bufón de Arenillas de Vidiago, Montse García, que se encontró flotando en el sótano cámaras, electrodomésticos y enseres, expresó su desánimo: “Después de un año sin ingresos y sin haber empezado la temporada, ahora esto. Los daños son incalculables”, comentó.

Así está Cué (Llanes) tras las intensas lluvias registradas ayer Amor Domínguez

Carlos Expósito, vecino de Riegu, intentaba limpiar su casa, llena de barro y agua con ayuda de varios vecinos. “Se trabó la riega de arriba del pueblo y bajó todo de repente”, comentó.

Manuel Noriega, de Cue, vio por primera vez en 35 años cómo el agua entraba en su finca y dañaba los vehículos aparcados en el garaje. Carlos Longo, de Riegu, con ayuda de otros vecinos trataba de recuperar el sótano de su domicilio, donde el agua cubrió más de un metro. Santiago Gutiérrez, de Riegu, vio al levantarse que su planta baja tenía treinta centímetros agua.

En Gijón, una de las peores partes se la llevó el edificio Virgen de Covadonga, donde conviven cerca de 300 vecinos, muchos de ellos en viviendas de protección oficial. La madrugada del viernes los residentes tuvieron que llamar a los bomberos ante las filtraciones de agua desde el tejado. Ayer, la situación no fue mucho mejor. “Los bomberos nos decían que no se podía hacer nada. Hace falta un arreglo urgente”, apuntó José Manuel López Barril, uno de los afectados. “Tuve que poner sacos de arena y unas tablas, porque si no el agua me entraba en casa”, lamentó Laura Nacarino. “Mi mujer resbaló por la mañana”, añadió Esteban Requena.

El temporal se ceba con Llanes María Villoria

Las inundaciones también afectaron a la zona Este. El parque fluvial de Viesques amaneció anegado. También tuvo que cerrar el Museo Nicanor Piñole, que así permanecerá hasta nuevo aviso, aunque los daños son leves.

La Aemet predice para el fin de semana cielo nuboso o cubierto con chubascos, con posibilidad de tormentas y de ser localmente fuertes y con granizo en el interior.

Una tromba de agua arrasa Llanes, que pedirá la declaración de zona catastrófica

Compartir el artículo

stats