Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa de Carreño restaura el puente de la playa de Ondarroa

La Diputación de Vizcaya ha invertido 1,3 millones en reparar la estructura, de 1927

Trabajos de restauración del puente en la empresa carreñense. | E. P.

Trabajos de restauración del puente en la empresa carreñense. | E. P.

El emblemático puente giratorio de la playa de Ondarroa, en Vizcaya, se restaura en Asturias, concretamente en un taller especializado asentado en Carreño. La estructura va camino de cumplir el siglo –fue inaugurada en 1927– y es de las pocas de su tipo que se conservan en todo el mundo. La Diputación de Vizcaya, que ha invertido 1,3 millones de euros en la restauración realizada durante dos años, colocará el puente en su ubicación el próximo julio.

En los trabajos se ha saneado la estructura metálica, sus mecanismos de giro, las bases sobre las que se asienta y los elementos de urbanización. El llamado puente giratorio o puente de la playa está catalogado como Bien Cultural con la categoría de Monumento en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, siendo uno de los pocos puentes de su tipología que se conservan en el mundo.

Actualmente la pasarela se está sometiendo a pruebas de funcionamiento en condiciones reales en el taller especializado de Carreño, donde han restaurado la estructura metálica y se han trasladado el resto de los elementos del puente.

La estructura metálica del puente está compuesta por dos partes que giran de forma independiente. Las piezas originales, de acero, presentaban un avanzado estado de deterioro por corrosión, lo que motivó el cierre de la pasarela en el año 2016. Tras su desmontaje en junio de 2019, se ha trabajado en taller en la recuperación de las piezas originales que se podían aprovechar, siendo tratadas con chorreado para la eliminación del óxido y su posterior limpieza y pintura. Las piezas que no se han podido recuperar han sido replicadas utilizando técnicas y procedimientos artesanales, totalmente diferentes a los que se emplearían en una construcción moderna actual.

Los trabajos de restauración de la estructura metálica finalizaron en diciembre de 2020 y posteriormente se procedió a su pintado en colores verde y negro.

Compartir el artículo

stats