Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan hidrológico hasta 2027 incluye 433 millones en obras en Asturias y Cantabria

El Principado prevé para octubre su programa de abastecimiento, al que asignará fondos de la UE

El cauce del río Narcea.

El cauce del río Narcea. MIKI LÓPEZ

El Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental para el periodo 2022-2027 prevé inversiones por importe de 433,5 millones en Asturias y Cantabria, 198,80 correspondientes a actuaciones del Estado, 76,16 al Principado y 158,50 al Gobierno cántabro. El documento inició ayer su fase de consulta pública con un inventario de actuaciones al cargo de la Administración central entre las que se incluyen la finalización de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Gijón Este así como la remodelación de las de Gijón Oeste y Maqua, en Avilés. En esa relación figura también la conclusión de los sistemas de saneamiento de la cuenca media del Nalón, el Valle de San Jorge (Llanes), Tapia de Casariego, Luarca, Villaviciosa y Bañugues.

En el terreno de la mejora de los sistemas de abastecimiento, el documento de la Confederación recoge las directrices del Plan Director de Abastecimiento de Asturias en lo tocante a la integración en el sistema de suministro de la zona central la cuenca media y baja del Nalón, la del Caudal y la el litoral oriental, además de incorporar al mismo recursos regulados en la cuenca baja del Narcea, que complementan los disponibles en el sistema de regulación del alto Nalón.

Además, la sociedad estatal Acuaes, mediante convenio con el Principado, asumirá la financiación y ejecución de las actuaciones correspondientes al sistema de suministro de la zona central de Asturias, cuyo coste estimado es de 190 millones de euros hasta 2033.

Precisamente ayer, mientras tanto, el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, situó ayer en octubre la fecha prevista para la aprobación definitiva del plan director de abastecimiento 2020-2030, con la intención de incluir algunos proyectos en los presupuestos de 2022 y financiar parte de ellos con cargo a los fondos europeos. El plan nace con un propósito inversor de 423 millones de euros y persevera en la necesidad de asegurar el suministro mediante el refuerzo de la conexión entre el sistema central del Nalón y el embalse de la Barca, en Tineo, que se plantea usar para abastecimiento y así “llevar agua de la zona central a otras áreas, como las costeras o las del bajo Nalón y del Aller- Caudal”.

Compartir el artículo

stats