Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un futuro neurocirujano del HUCA, el primer MIR que elige Asturias para formarse

Se trata del número 122 de la presente convocatoria

Protesta de aspirantes al MIR frente al ministerio de Sanidad

Protesta de aspirantes al MIR frente al ministerio de Sanidad

Fue el examen MIR más extraño de los últimos años. En plena pandemia y con la polémica por la elección telemática hace días que los futuros médicos internos residentes han empezado a elegir plaza en los distintos hospitales de toda España. Entre ellos los asturianos. El número 122 del MIR de este año hará neurocirugía en Asturias.

El siguiente que eligió el Principado, el 245, eligió Pediatría en el Hospital de Cabueñes. El 264 hará dermatología en ese mismo complejo hospitalario. El 313 se formará como especialista en Medicina Interna en el Hospital Universitario Central de Asturias. El primero de toda España que eligió Angiología y Cirugía Vascular llegará a Oviedo gracias a su número 747.

El mejor asturiano, el 51

El gijonés Iván Sánchez Sánchez es el asturiano que mejor resultado ha obtenido en el examen para acceder a plazas de médico interno residente (MIR), celebrado en toda España el pasado 27 de marzo. Entre los 13.329 licenciados en Medicina que se presentaron a la prueba, Iván Sánchez ha logrado el puesto 51 que hará cardiología en el Hospital San Carlos.

“Nunca esperas sacar un resultado así. Todos tenemos claro que el examen es una lotería en la que influyen muchos factores”, explicó ayer a este periódico el joven gijonés. Aún no tiene tomada la gran decisión que ahora le toca: qué especialidad va a realizar, pero señala que “lo más probable es que elija cardiología”. ¿Dónde? “Quizá en Madrid, pero todavía no lo tengo nada claro”. Se baraja que la elección de plazas tenga lugar en la segunda quincena de junio.

La cardiología es una disciplina que suele atraer con fuerza todos los años a los primeros clasificados en el examen MIR. A Iván Sánchez ya le gustó durante la carrera, pero le tomó un gusto especial en el curso preparatorio de la prueba. “Me agrada la parte intervencionista de la especialidad porque te permite hacer un trabajo manual”, asevera.

El médico gijonés estudió en el colegio Corazón de María (Codema). En su familia directa no hay médicos ni otros profesionales sanitarios, pero ya en el último tramo de la ESO comenzó a rondarle la idea de dedicarse a la medicina. En la Facultad de Oviedo cosechó una media cercana al nueve: “La carrera es dura. Estudié mucho, como todos mis compañeros; no se salva nadie. Trabajas todo lo que puedes para llegar a lo máximo posible. Ha merecido la pena”.

Preparó el examen en la Academia MIR de Oviedo. Por vez primera, los alumnos han tenido que enfrentarse a un curso entero de sesiones telemáticas: “El curso fue un gran apoyo. Prefiero con diferencia las clases presenciales, pero no quedaba más remedio que adaptarse”, señala.

El Curso MIR de Oviedo había preparado a 2.479 de los 13.329 aspirantes a las 7.989 plazas de especialización convocadas por el Ministerio de Sanidad. Sus alumnos han logrado los puestos 4 y 7. Entre los 20 primeros, ha colocado a 6. Entre los 100 primeros, a 21. Entre los 1.000 primeros, 256 se habían formado la Academia que dirige el doctor Jaime Baladrón.

El número 1 de la prueba ha sido Daniel Gómez Ramírez, alumno de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Compartir el artículo

stats