Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El túnel de Fabares en sentido Villaviciosa cerrará ocho horas la próxima madrugada

El tráfico se desviará, desde las 23.00 horas de hoy a las 7.00 de mañana, por el alto de La Campa entre el nudo de Lamasanti y el de la villa maliayesa

Túnel del Fabares, en la Autovía del Cantábrico.

Túnel del Fabares, en la Autovía del Cantábrico.

El túnel de Fabares de la autovía A-64 (Villaviciosa-Oviedo) que conduce hacia la villa maliaya tendrá que permanecer cerrado de madrugada durante ocho horas. Será entre las 23.00 horas de hoy, jueves, hasta las 07.00 de mañana. Es el tiempo que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) necesita para completar las obras de mejora del drenaje que comenzaron hace unos días en el paso subterráneo que une los concejos de Sariego y Villaviciosa. Hasta ahora solo había hecho falta cortar uno de los carriles, por lo que no fue necesario cortar el tráfico en ningún momento, aunque sí hubo limitaciones de velocidad.

El cierre afectará a los 2.130 metros que mide el túnel, por lo que todos los vehículos serán desviados por la carretera AS-380 (antigua AS-267 de Villaviciosa a La Secada, en Siero), entre los enlaces de Lamasanti (salida 12 de la A-64) y Villaviciosa (salida 356 de la autovía del Cantábrico, A-8). Los conductores tendrán por lo tanto que avanzar durante esas ocho horas por una carretera estrecha y sinuosa que atraviesa el alto de la Campa y que fue la principal conexión entre la marina oriental y el centro de la región por la costa hasta la apertura del tramo Lamasanti-Villaviciosa de la autovía del Cantábrico, en el año 2003, y aún después durante un tiempo debido el cierre de la Transcantábrica a causa de un enorme argayo registrado junto a la entrada este del túnel, cuyo nombre oficial es Llomba de Fabares.

El hecho de que los trabajos se desarrollen de madrugada hará que las afecciones sean de menor entidad, ya que la mayor parte de los casi 24.000 vehículos que atravesaban de media cada día los túneles de Fabares en ambos sentidos (tanto el que ahora se cierra como el que conduce a Oviedo) antes de la pandemia lo hacen durante el día. El nivel de tráfico que registra ese punto superó en 2019 en unos 4.500 vehículos diarios el que registra la autopista del Huerna (AP-66, León-Campomanes). Y casi igualó la intensidad media diaria (IMD) de la autovía Industrial (AS-II), que se situó hace dos años en 24.027 vehículos.

Compartir el artículo

stats