Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las quedadas de jóvenes sin mascarilla elevan los casos, pero no los ingresos

La explosión de contagios por las fiestas y viajes al final de curso hace temer que se vean afectados colectivos de más edad aún sin inmunizar | Volver a limitaciones o variar las vacunaciones, el debate si empeoran las cifras

mascarilla rota

Reuniones, encuentros de amigos, fiestas, viajes para celebrar el fin de curso: las quedadas entre jóvenes, con precauciones más relajadas al no ser ya obligatorio el uso de mascarilla en exteriores en ciertas condiciones, explican la explosión de casos en Asturias, que ayer informó de 165 casos de covid-19. Se trata de manera muy significativa de contagios entre adolescentes y jóvenes menores de 30 años (representan dos de cada tres contagios en los últimos días), con síntomas leves y que no tienen incidencia en los ingresos. De hecho, la ocupación de las camas de hospital y las UCI en Asturias se mantiene en niveles de riesgo de “nueva normalidad”.

Pero las autoridades sanitarias temen que esos contagios se extiendan por contactos familiares a colectivos de más edad que aún no han completado su pauta de vacunación, pese a que Asturias y el resto de comunidades tratan estas semanas de acelerar al máximo las inmunizaciones. España alcanzó un récord al sumar 747.589 pinchazos en la jornada del miércoles, la cifra más alta desde que se inició la campaña. El conjunto de personas inmunizadas con la pauta completa se aproxima a los 18 millones, lo que representa casi el 38% por ciento de la población. En Asturias este porcentaje es significativamente mayor, el miércoles se administraron en Asturias 16.291 dosis, un nuevo récord, de las cuales 14.610 completaban la vacunación de los receptores. En el Principado prácticamente tres de cada cuatro asturianos mayores de 16 años ya han recibido alguna vacuna y más de la mitad ya están inmunizados. La región ha recibido esta semana el mayor envío de vacunas desde que se inició la campaña.

Los rastreadores del Principado tienen controlados algunos brotes entre jóvenes vinculados a viajes privados de estudiantes, pero ayer desde los servicios de salud del Principado y de Baleares se recalcó que no existe constancia de ningún caso asturiano vinculado al “macrobrote” en las islas que ha obligado a establecer un operativo especial de traslado de jóvenes contagiados, mayoritariamente andaluces, aunque también gallegos, vascos y madrileños.

El incremento de casos aún no tiene efectos en el mapa de riesgos, pero si se generase una “ola” entre los colectivos jóvenes no vacunados, el debate entre los expertos está en si se deben aplicar limitaciones a la actividad o modificar el criterio de vacunación en Asturias. Ya ha sucedido en algunas comunidades autónomas, que han optado por distintas soluciones. Así, Cataluña ha abierto la vacunación a las personas entre 16 y 30 años, ocasionando un colapso de solicitudes. Cantabria, en cambio, se plantea el cierre total del ocio nocturno ante la alta incidencia del covid. En la comunidad vecina, la incidencia en la franja de entre 20 y 30 años es de casi 700 casos por cien mil habitantes a 14 días y de 400 entre los de 16 a 19.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, hizo un llamamiento a la juventud asturiana, de la que dijo sentirse “muy orgulloso”, para que “no baje la guardia” frente al covid. “Quiero hacer una reflexión. Asturias tiene los mejores datos de vacunación de toda España. En estos momentos estamos a punto de alcanzar que uno de cada dos asturianos tenga la pauta completa, la inmunización. Y también estamos a punto de que dos de cada tres asturianos tengan una dosis inoculada (...) No podemos truncar esa esperanza. Por eso necesito apelar a la prudencia, hacer un llamamiento a la ciudadanía asturiana y especialmente a la población joven, en la que yo confío plenamente, porque durante todo estos meses lo han hecho muy bien y que no podemos bajar la guardia (...)”, señaló Barbón.

Preguntado acerca de si está previsto que se acelere en Asturias la vacunación de los grupos de población más jóvenes, el jefe del Ejecutivo autonómico explicó que no depende del Principado disponer de más dosis con las que agilizar el proceso. No obstante, si llegasen más vacunas, la comunidad está preparada, apuntó, para seguir utilizando las dosis de manera inmediata. “Las dosis que llegan no dependen de nosotros, ni siquiera del Gobierno de España, sino de Europa. Si llegaran más, tenemos la logística preparada para vacunar a todo ritmo y vacunar lo antes posible a las etapas más jóvenes”, recalcó.

La Policía reforzará los dispositivos nocturnos anticovid

La Jefa Superior de Policía, Luisa María Benvenuty, calificó ayer de “puntuales” los incidentes registrados por macrobotellones en Oviedo y Gijón de las últimas semanas, y les restó importancia, toda vez que la ciudadanía asturiana es “muy responsable”. No obstante, aseguró que se mantienen los dispositivos nocturnos para evitar las concentraciones que incumplen la normativa anticovid o requerir el uso de mascarillas. “Eso hay que cumplirlo”, señaló la Jefa Superior al término de la jura de cinco nuevos subinspectores en las instalaciones policiales de Buenavista, en Oviedo. De hecho, dijo, se siguen extendiendo por incumplir la normativa.

Ese refuerzo se justifica además por las previsiones de una llegada importante del turistas nacionales, o el inicio de las fiestas de Gijón. Añadió que lo fundamental es completar el proceso de vacunación para salir de la “malhadada situación” provocada por la pandemia.

Los sanitarios de la comarca avilesina temen otra ola por la llegada de visitante


Marián MARTÍNEZ

Los médicos de la comarca de Avilés, una de las más castigadas en la última ola de la pandemia, temen que el incremento de población en los meses de verano, la elevada movilidad y la relajación de las medidas anticovid se traduzcan en pocas semanas en una nueva ola de contagios. En algunos centros de salud ya se detecta un leve incremento de pruebas de antígenos, más por precaución que porque se registre un aumento de casos positivos. Desde Atención Primaria advierten de que los jóvenes, sin vacunar, son el principal riesgo, y más ahora que empiezan a llegar turistas y los grupos burbuja desaparecen. “Pueden contagiar a sus padres y a sus abuelos, aunque estén vacunados”, alertan. El área sanitaria III atiende a algo más de 140.000 habitantes en Avilés, Castrillón, Corvera, Cudillero, Gozón, Illas, Muros del Nalón, Pravia y Soto del Barco. En todos ellos se incrementa la población durante los meses de verano, y en algunas localidades, como Luanco, incluso se triplica.

La idea de que la comarca avilesina pudo ser la puerta de entrada del covid en la tercera ola de contagios a principios de año, sigue latente en los servicios sanitarios de la comarca. Y eso que los datos son muy favorables según el Observatorio de Salud, con un nivel de contagios bajo (1 de 4). En cuanto a la hospitalización, el Hospital Universitario San Agustín (HUSA) mantiene abierta una planta covid, en la que ayer solo había cuatro personas ingresadas, y la unidad de cuidados intensivos (UCI) para enfermos de covid ya se ha cerrado. Hace un mes, este centro hospitalario tenía más pacientes positivos que el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El número de pruebas PCR también se ha ido reduciendo y se mantiene estable por debajo de las 200 diarias, cuando a principios de año se llegaron a superar el millar al día. Los médicos de atención primaria son los primeros en detectar la punta del iceberg. “El verano acaba de empezar, y hablar de nueva normalidad y relajar las medidas de seguridad no parece lo más apropiado”, afirmó un veterano facultativo. “Acaban los institutos y los colegios, hace calor y amanece tarde, con lo que todo el mundo anda por la calle, se quitan las mascarillas, apenas se guarda la distancia de seguridad y los grupos burbuja han desaparecido, son más globos que burbujas”, añadió

A eso se suma que empiezan a llegar visitantes y la movilidad y las relaciones personales se multiplican, también en horario nocturno, sobre todo con botellones y fiestas privadas. “En una semana la media nacional de incidencia ha aumentado en 10 puntos. A Asturias llega siempre con retraso, pero llegará”, advierten los médicos.

Compartir el artículo

stats