Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El profesorado interino será indemnizado por primera vez al final del próximo curso

CC OO, UGT y CSIF destacan los avances de la reforma para reducir la temporalidad, cuestionada por Suatea y por la plataforma de afectados

El acuerdo para reducir la tasa de temporalidad en la Administración, aprobado ayer por el Consejo de Ministros, ya tiene su primera factura: los profesores interinos deberán ser indemnizados por primera vez en la historia al final del próximo curso lectivo, 2021-22. Los sindicatos firmantes del acuerdo, CC OO, UGT y CSIF destacan precisamente el pago de una compensación económica a los interinos que sean cesados, equivalente a 20 días por año trabajado, como uno de los principales avances del pacto suscrito con el Gobierno central, que tiene como objetivo reducir la temporalidad al 8 por ciento y sancionar a las administraciones que incurran en abuso de contratación de personal eventual. Otros sindicatos, como Suatea o la plataforma de trabajadores temporales de Asturias, discrepan de la bondad de esta medida y consideran muy baja la indemnización, incluso por debajo de la que se había barajado inicialmente equiparable al despido improcedente.

Borja Llorente, secretario general de CC OO del área de Enseñanza, dio por hecho que el acuerdo para la reducción de las elevadas tasas de interinidad será pionero en Europa al introducir por primera vez la indemnización por final de contrato al personal que resulte cesado. Una medida de la que resultarán beneficiarios los docentes que sean contratados por el Principado como interinos para el próximo curso lectivo. El curso pasado Asturias contó con unos 5.000 profesores interinos, una cifra que se reducirá con toda seguridad para el próximo curso ya que tanto la Consejería de Educación como el presidente del Gobierno, Adrián Barbón, han confirmado que será imposible mantener las ratios más bajas en las aulas, lo que equivalía, también, a la contratación de más profesores.

“Este acuerdo va supone un proceso de consolidación de miles de empleados interinos en Asturias”, valoró Llorente, quien subrayó la importancia que tendrá que se valore la experiencia hasta un 40 por ciento del concurso oposición y, sobre todo, que “la experiencia no pueda ser sustituida por otros méritos” como, por ejemplo, los máster realizados en materia de formación, añade el representante de CC OO.

Marisol Gómez, de la Federación de Servicios Públicos de UGT de Asturias, destacó que este acuerdo “mejora los anteriores, porque incorpora importantes avances, aunque no satisface todas las expectativas”. Gómez también señaló como uno de los avances más reseñables, “el derecho a la indemnización del personal interino, que antes no estaba reconocido”. De todas formas, advirtió que el acuerdo alcanzado es un punto de partida que ahora habrá que desarrollar en los ámbitos autonómico y municipal. “Esperamos que el Gobierno asturiano esté por la labor de negociar unas bases que desde el respeto a los principios de igualdad, mérito, capacidad y libre concurrencia, puedan contribuir a la incorporación de personal que lleva tantos años al servicio de la administración autonómica en puestos de interinidad”, planteó Marisol Gómez.

El último de los sindicatos mayoritarios en sumarse al acuerdo, tras varias semanas de negociación, fue CSIF, que consideraba excesiva la reivindicación de fijeza en los puestos por parte del personal interino, aunque abogaba por una salida que diera seguridad jurídica tanto a las administraciones como a los trabajadores.

Entre los disconformes con el contenido del acuerdo se manifestó el sindicato Suatea, que lo calificó de “decepcionante” ya que aboca al despido a los interinos: “Nunca podremos defender que sea una solución para el personal interino el despido con una compensación económica, pero que esta sea de una cuantía pequeña y muy inferior a la inicialmente conocida en el borrador de 33 días por año trabajado con un máximo de dos anualidades, abre un panorama laboral especialmente difícil para muchos compañeros”, señalaron desde el sindicato educativo.

Antonio Navarro, presidente del sindicato de trabajadores temporales de Asturias, catalogó la indemnización de 20 días por año trabajado como “un nuevo fraude por parte de la Administración que contradice la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ya que el resarcimiento al trabajador debe estar por encima del despido improcedente”. Navarro sostiene que el acuerdo firmado por los sindicatos mayoritarios con el Gobierno central “profundiza en la senda iniciada hace más de 20 años, cuando se empezó a abusar de los trabajadores temporales y, además, no aplica la normativa europea”.

Amenaza de huelga

Navarro, que es profesor interino, llamó la atención sobre el hecho de que no se establezca ninguna sanción para los abusos que se llevan cometiendo desde hace décadas, lo que perjudica a profesores que acumulan ceses más de 10 y de 20 años sin haber recibido ninguna indemnización. “Este pacto no supone ningún avance jurisprudencial ni social y probablemente tenga como respuesta la primera huelga en el conjunto de todas las Administraciones en el próximo mes de septiembre”, avanzó el presidente del sindicato de trabajadores temporales de Asturias.

Siero tiene una de las tasas más bajas de temporalidad en su plantilla, inferior al 10%


El Ayuntamiento de Siero tiene una de las tasas de interinos más bajas entre los concejos del Principado. Del total de 259 funcionarios que componen la plantilla municipal actualmente, solo 25 tienen condición de interinidad, según los datos del propio Consistorio. Según estas cifras, el porcentaje de interinos del Ayuntamiento de Siero es inferior al diez por ciento, en concreto del 9,6 por ciento, circunstancia esta que permitirá al Consistorio adaptarse con mayor facilidad a la nueva legislación al respecto. El Gobierno de España trabaja en la línea de reducir los índices de temporalidad en las administraciones públicas con el objetivo de rebajar hasta el 8 por ciento la tasa que recoge la media europea y que España se supera con mucho, al situarse en un 28 por ciento.

Compartir el artículo

stats