Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las grandes diferencias de la nueva ola del coronavirus en Asturias: mismos positivos que en enero pero sin muertos y con nueve veces menos pacientes hospitalizados

El Principado registró ayer la tercera jornada con más positivos (611) de toda la pandemia, aunque sin casos graves gracias a la vacunación

La Policía inspecciona un local de ocio nocturno

La Policía inspecciona un local de ocio nocturno

La pandemia ha entrado en una nueva fase de “gran asimetría” en Asturias, según explicó ayer el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño. El de ayer, con 611 nuevos contagios, fue el tercer día con un pico mayor de casos positivos desde que estalló la expansión el covid, en marzo de 2020. Y la “asimetría” se manifiesta en el hecho de que “el impacto, en forma de enfermedad grave, es pequeño, como se preveía”. De todas formas, el Ministerio de Sanidad ha pedido al Principado que adopte restricciones en el ocio nocturno, ya que el foco de este exponencial aumento de la incidencia está en el grupo de edad entre 15 y 35 años. Unas medidas que, según Cofiño, podrían adoptarse la próxima semana y que deberían tener alcance regional, para toda Asturias.

Cofiño anticipaba al mediodía que el dato de nuevos casos no iba a ser bueno y acertó de pleno. Salud confirmó dos horas después 611 nuevos positivos, que suponen el tercer resultado más alto desde el inicio de la pandemia, solo superado por los 807 registrados el 13 de noviembre del año pasado, durante la segunda ola, y los 614 del 26 de enero, en la tercera. Asturias es en este momento una de las cinco comunidades autónomas con mayor incidencia. “Hay ahora mismo una situación de alerta. Esta semana ya se nos alertó desde la ponencia técnica y del comité asesor en Asturias sobre la necesidad de incrementar y poner en marcha algún otro tipo de medida, de regulación más restrictiva en espacios de mayor riesgo, como pueden ser los interiores del ocio nocturno”, comentó Cofiño, quien avanzó que esa decisión, de adoptarse, posiblemente deba tener alcance en toda la comunidad autónoma, “dada la gran movilidad que hay entre la población de esa franja de edad, especialmente en el verano”. Precisamente, el Gobierno autonómico aprobó ayer un crédito de 10,2 millones de ayudas del fondo covid destinado al ocio nocturno, cuyas aportaciones oscilarán entre los 25.000 y los 35.000 euros para unos 400 negocios.

La tasa de positividad (porcentaje de casos positivos respecto al total de pruebas realizadas) superó ayer el 18 por ciento, cuando el listón para tener la pandemia en vías de control se sitúa en el 5 por ciento. El incremento de casos positivos ha elevado la incidencia media en 7 días en Asturias a 212, una tasa que sube para el grupo de edad de 15 a 25 años hasta los 1.409 casos, lo que prueba que se trata del grupo más vulnerable a esta quinta ola por dos factores: no están vacunados y tienen una alta interacción social y movilidad.

Pero el escenario actual “es muy diferente a los anteriores”, matizó el director general de Salud Pública, que compareció junto a Miguel Prieto, jefe de Alerta y Emergencias Sanitarias, y a María José Villanueva, la coordinadora de Programas Covid. Cofiño atribuyó la asimetría de esta quinta ola “a los incrementos leves que hay en el resto de grupos de edad, y al impacto pequeño que hay todavía de casos enfermedad grave”. De hecho, en la jornada de ayer había 52 personas hospitalizadas en Asturias por covid y otras 12 ingresadas en la UCI. “No queremos tampoco banalizar la infección entre la población joven, aunque el riesgo sea menor”, precisó Cofiño, que, a renglón seguido, destacó que se está dando “un 50 por ciento de covid persistente, entre las personas de 16 a 30 años”. Pese a este repunte de la incidencia, Asturias es una de las ocho regiones donde no se registraron casos positivos en residencias de mayores durante la última semana.

María José Villanueva ofreció detalles sobre el cribado entre jóvenes de 15 a 35 años. Hasta ahora se han inscrito 9.700 personas de un grupo de población de 110.000, es decir algo menos del 9 por ciento de la población diana para esta tanda de pruebas PCR. De las 2.685 pruebas realizadas a este grupo, han resultados positivas 474, que supone un 17,6 por ciento de positividad. Villanueva llamó la atención sobre las dificultades que se están encontrando los rastreadores a diferencia de con anteriores repuntes de contagios: “Nos encontramos con cierta reticencia a decir quiénes son los contactos por miedo a la cuarentena. Ahora hay una avalancha de contactos estrechos por cada caso positivo. El rastreo está resultando mucho más complejo”.

La inmunización del grupo de 60 a 69 años estará muy avanzada “a final de mes”

El repunte de la incidencia media de Asturias no tiene, afortunadamente, una gran repercusión en el grupo de población comprendido entre los 60 y los 69 años, una franja en la que los expertos habían aconsejado acelerar el proceso de vacunación, ya que podían ser un grupo muy vulnerable a la variante “delta” o india. El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, avanzó que el incremento de la transmisión registrado en Asturias en esta última semana no tiene “una incidencia significativa” en la franja entre los 60 y los 69 años, pese a contar con una inmunidad más baja, ya que solo ha recibido las dos dosis un 54,8 por ciento. Y ofreció un dato determinante: la incidencia media de contagios en este grupo es de 68 casos por cada 100.000 habitantes frente a la media de 212 en el conjunto de Asturias. Este grupo de edad ha sido vacunado mayoritariamente con AstraZeneca. Cofiño indicó que para “finales de este mes ya podrá tener una cobertura muy alta” de inmunización este grupo de edad. Salud detalló que se han localizado 172 casos positivos, asociados a cuatro establecimientos de ocio, y más de 500 personas en cuarentena. Con origen en reuniones de amigos se han detectado 46 casos y 51 en cuarentena, y por otras situaciones, como viajes en coche, hay 40 casos confirmados y 60 contactos.

Compartir el artículo

stats