Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reconocimiento

El Rey resalta la "gratitud infinita" hacia los sanitarios muertos por covid, como los asturianos Pablo Riesgo y Rosa Banquetero

Felipe VI ha presidido en Madrid el acto de homenaje a los fallecidos y en Asturias se completa con un recuerdo a la técnica de Rayos del HUCA

23

Homenaje de los Reyes a los fallecidos por el covid, con especial recuerdo al sanitario gijonés Pablo Riesgo. En la imagen, sus padres con el Rey.

El Rey Felipe VI ha pedido este jueves "mantener viva la memoria" de lo que ha supuesto para todos la pandemia de Covid y "no permitir el olvido" porque esa memoria "también se ejerce aprendiendo de todo lo vivido", ha asegurado, convencido de que España "jamás" olvidará a quienes se enfrentaron al virus.

Lo ha dicho en su discurso en el homenaje a las víctimas de la pandemia, celebrado como hace ahora un año en la Plaza de la Armería del Palacio Real, el jefe del Estado. Le acompañaba la reina Letizia. El monarca ha ofrecido "su abrazo emocionado" a quienes han perdido a un familiar o amigos en la pandemia y ha lanzado un mensaje de esperanza por el "impulso" que las vacunas y los nuevos tratamientos suponen para vencer la pandemia. Además ha proclamado la "gratitud infinita" que tiene la sociedad española con los profesionales sanitarios que "entregaron lo más preciado que tiene el ser humano, su propia vida".

Y lo ha dicho tras conceder cuatro grandes cruces de la Orden del Mérito Civil a las familias de cuatro sanitarios fallecidos por el covonavirus: la del auxiliar de enfermería gijonés Pablo Riesgo, la del cirujano Joaquín Díaz Domínguez, la del otorrinolaringólogo Jesús Algaba, y de la ginecóloga Nedialka Veleva. Fueron las cuatro familias que simbolizaron a todos los implicados. Pero no fue la única presencia asturiana muy sentida que había esta mañana en la plaza de la Armería. También fueron invitados al acto el hijo, Omar, y la hermana, María Banquetero, de la única sanitaria fallecida en Asturias: Rosa Banquetero, técnico de Rayos empleada en el HUCA.

Rosa Banquetero Méndez.

Rosa Banquetero Méndez.

En su memoria hoy se ha convocado un acto de homenaje en el HUCA. "De Rosina nos queda su alegría, su jovialidad, si vivir siempre en positivo”, destacan sus compañeros, que emocionados la han recordado a las puertas del hospital. Uno de sus compañeros lo dejaba bien claro: “La pandemia sigue aquí, no ha terminado”, señaló Javier Menéndez de Salas.

En Madrid el maestro de ceremonias era el encargado de nombrar a las cuatro familias de personas fallecidas que, en representación de todas y todos los sanitarios homenajeados, iban a recibir de manos el Rey la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Durante este momento se interpretaron del Adagio de Alessandro Marcello, a cargo de la orquesta de Radio Televisión Española.

Fueron los padres del auxiliar de enfermería gijonés, Pablo Riesgo, de 26 años y el más joven de los homenajeados quienes recogieron el reconocimiento. Motserrat Rivero y Luis Manuel Riesgo, que se mostraron muy emocionados. El joven llevaba un año trabajando en el Hospital de Jove, de Gijón, y tal como se destacó desde la Casa Real, dedicó su vida a ayudar a los demás y estuvo en primera línea de lucha contra la pandemia hasta su fallecimiento, en febrero de 2021.

12

Homenaje de Estado a las víctimas de la Covid -19 EFE

También recibieron el saludo real la familia del doctor Joaquín Díaz Domínguez, jefe del servicio de Cirugía y aparto digestivo del Hospital La Paz, de Madrid. Perdió la vida a los 67 años, a mediados de abril de 2020, a pocos meses de su jubilación. Su esposa también trabajaba en el mismo hospital como enfermera y sus tres hijas nacieron allí mismo. Una familia completa vinculada profesional y emocionalmente a este centro hospitalario.

Y la familia del doctor Jesús Algaba, otorrinolaringólogo de 79 años fallecido en San Sebastián en noviembre de 2020, es el más veterano de los homenajeados. El doctor Algaba, una referencia internacional en su especialidad, estuvo trabajando de manera entregada hasta el último momento.

Finalmente la medalla se le entregó a la familia de la doctora Nedialka Veleva, ginecóloga de nacionalidad española, de 68 años. Había nacido en Bulgaria y llevaba colegiada en Islas Baleares desde 1995. Ejercía su profesión en un centro privado de Palma. Falleció en enero de 2021.

El joven llevaba un año trabajando en el Hospital de Jove, de Gijón, y tal como se destacó desde la Casa Real, dedicó su vida a ayudar a los demás desde la primera línea de lucha contra la pandemia

decoration

"Hoy sentimos nuevamente la emoción de estar unidos en memoria de todos los fallecidos", ha proclamado don Felipe al recordar cómo hace un año se rindió tributo por vez primera a los miles de fallecidos, todavía sin disponer de vacunas.

"España jamás olvidará a los ciudadanos que se enfrentaron a esta dura enfermedad. A todos los que fallecieron en soledad. A esa generación de personas mayores que tanto vacío han dejado, a las que tanto debemos -su sabiduría, sus enseñanzas, sus recuerdos- y que nos han hecho ser lo que somos", ha proseguido don Felipe.

El acto se ha dedicado especialmente a los profesionales de la salud que han perecieron combatiendo la pandemia en primera línea tratando de salvar muchas vidas y con cuyo ejemplo, ha recalcado Felipe VI, "ya han dejado una huella indeleble en nuestra historia".

El Rey ha alabado a los que siguen en activo, "vacunando día y noche en todos los rincones de nuestro país para que todos podamos estar a salvo cuanto antes"; les ha dicho que son "un referente ético y social" y "un motivo de esperanza para todos"

decoration

Y a los que siguen en activo, "vacunando día y noche en todos los rincones de nuestro país para que todos podamos estar a salvo cuanto antes", les ha dicho que son "un referente ético y social" y "un motivo de esperanza para todos los ciudadanos".

Ha hecho el Rey un llamamiento a las autoridades e instituciones para "mantener viva la memoria de lo sucedido" sin permitir "el olvido" y "aprendiendo de todo", una idea que ha completado al enfatizar que "es tarea de todos seguir cuidándonos y protegiéndonos para poder dejar atrás cuanto antes estos tiempos difíciles". Y en la cual ha insistido al final del discurso cuando ha señalado que la pandemia "ha marcado un antes y un después en nuestras vidas" y ha demostrado que "la unidad es fundamental".

Confianza en los "mejores valores"

Porque, y ese ha sido otro mensaje central de su alocución, es preciso mantener una "confianza" basada en los "mejores valores" que han emergido desde que apareció la enfermedad y alentada en los avances científicos y médicos.

De hecho, un año después del homenaje también celebrado en la Plaza de la Armería, el rey ha hecho ver que a todos acompaña "la esperanza" que representan las vacunas y los nuevos tratamientos.

Felipe VI ha presidido el acto acompañado por doña Letizia y al mismo ha asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a todos sus ministros excepto el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya que tenía una reunión con sus homólogos europeos.

Los máximos representantes del resto de poderes del Estado han estado igualmente presentes junto a los presidentes de las comunidades -allí estaba Adrián Barbón en representación de Asturias- y ciudades autónomas excepto el de la Generalitat, Pere Aragonès; el lehendakari, Iñigo Urkullu; y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Compartir el artículo

stats