Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Airbus de María Bernaldo de Quirós, la pionera de la aviación, vuela por Asturias

Iberia ha rotulado un avión con el nombre de la piloto, oriunda de Llanes, la primera que sacó la licencia en España

Sonia Abellán Montes, piloto de Iberia que quiso posar con el avión rotulado con el nombre de María Bernaldo de Quirós: “Nos abrió camino”, ha dicho Abellán. | Iberia

Sonia Abellán Montes, piloto de Iberia que quiso posar con el avión rotulado con el nombre de María Bernaldo de Quirós: “Nos abrió camino”, ha dicho Abellán. | Iberia

Hay un Airbus que aterriza algunos miércoles en Asturias y que lleva nombre de mujer: María Bernaldo de Quirós. No es un nombre más, es el de una pionera con raíces asturianas. Esa rotulación es un gesto singular de la compañía Iberia, que hace unos meses quiso reconocer de esta forma, marcando su nombre en el morro de uno de sus aviones más modernos, la figura de quien abrió camino y fue conocida como “Miss Golondrina” por su habilidad para hacer acrobacias.

María Bernaldo de Quirós fue la mujer que sacó la primera licencia de piloto en España (en 1928) y, pese a la oposición que encontró a sus inquietudes, realizó centenares de bautismos aéreos –muchos de ellos a mujeres– a bordo de su De Havilland DH60. También se convirtió en instructora de vuelo.

“Es el homenaje a una mujer moderna que quería volar con sus propias alas y que afirmaba que las mujeres pueden hacer algo más que bordar”; una fémina “valiente y rompedora, una auténtica adelantada a su tiempo” –también fue de las primeras en recurrir a la ley del Divorcio–, dicen desde Iberia como justificación al gesto que adoptaron a finales del pasado año nombrando a uno de sus 22 Airbus A320neo con el nombre completo de “Miss Golondrina”.

Meses después, al avión le dieron ruta estable, una que ha puesto a Bernaldo de Quirós de nuevo rumbo a Asturias, porque es uno de los modelos que cubren el viaje Madrid-Asturias y que llega, en concreto, los miércoles a primera hora. Es “el más avanzado tecnológicamente y eficiente de la flota de Iberia de corto y medio radio”.

María Salud Bernaldo de Quirós y Bustillo (1898-1983) nació en Madrid pero sus raíces familiares se hunden en el oriente asturiano, concretamente en Llanes. La llamaban “Eca” y era hija de los aristócratas Rafael Bernaldo de Quirós y Mier y Consolación Bustillo y Mendoza, marquesa de los Altares. Inició su carrera cuando se apuntó a los cursos de piloto en la Escuela Civil de Getafe, siendo la única mujer del grupo de aspirantes. Hace solo unos años una exposición en Llanes en torno a las historias de la aviación en el concejo, impulsada por Higinio del Río, ya descubrió a muchos interesados la figura de esta hija de Llanes y el pasado año también versó sobre su figura una conferencia impartida en Posada de Llanera por el historiador Alfredo Rodríguez Iglesias.

Imágenes en la prensa de la  época que recogió la carrera  de Bernaldo de Quirós.

Imágenes en la prensa de la época que recogió la carrera de Bernaldo de Quirós.

Asturias fue testigo de las habilidades de María Bernaldo de Quirós ya que aterrizó en La Morgal (Llanera) en 1929, creando una gran expectación. Allí realiza bautismos aéreos a los llanerenses, en especial a las mujeres. También entonces sobrevoló Oviedo, con aterrizaje incluido en la plaza de toros, y pasó por encima del cementerio, donde tiró un ramo de flores en homenaje al piloto fallecido José Cañedo. Se le agasajó, a ella y a los pilotos con los que viajó a Asturias –entre ellos la figura de la aviación y luego ministro del Aire, Díaz de Lecea, con quien tuvo una relación la llanisca– con un gran banquete en Llanera.

Los últimos años de “Miss Golondrina” transcurrieron entre Madrid y Asturias. Volvió a ser propietaria del Palacio de los Altares y ayudó a recuperar la romería de Nuestra Señora de la Salud, en Pancar. Ahora vuelve a sobrevolar Asturias.

Compartir el artículo

stats