Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asaltan una gasolinera de Colunga, roban un vehículo y dañan dos más

Cuatro hombres se llevaron la caja registradora de la estación de servicio tras amedrentar a los clientes y a una empleada

Estado en el que quedó uno de los camiones de reparto de Malga Muebles, tras el intento de robo.

Estado en el que quedó uno de los camiones de reparto de Malga Muebles, tras el intento de robo.

La madrugada del domingo dejó en Colunga un atraco en una gasolinera, el robo de un vehículo y varios desperfectos por el intento de sustracción de otros dos.

A las siete menos veinte de la mañana, cuatro hombres entraron en la cafetería de la estación de servicio de la Autovía del Cantábrico, en dirección a Santander, a la altura de Colunga, dando voces y amedrentando a los dos clientes y a una empleada que se encontraban en el interior, en ese momento.

Uno de atracadores saltó el mostrador para coger la máquina registradora con el dinero que había. Se llevaron algo menos de mil euros, cree la dueña, Nieves Alonso, aunque no podía concretarlo ayer aún. También lo intentaron con las tragaperras, pero las máquinas se vacían cada noche.

En Colunga, se produjo el robo del coche de la concejal de Urbanismo, Blanca Gayo, un Volkswagen Golf gris que estaba aparcado cerca de la Plaza del Mercado, en la parte baja de la capital del concejo. Ocurrió en un aparcamiento donde había muchos mas coches estacionados. Ayer por la tarde, Gayo confirmaba que aún no tenía ninguna noticia sobre el turismo.

La furgoneta de la empresa de muebles de Colunga, con la ventanilla rota.

El camión

Pero los sucesos no acabaron ahí. Los ladrones abrieron dos vehículos más, esta vez de una empresa. José María Malga, propietario de Malga Muebles, se encontraba a las ocho de la mañana dos de sus vehículos comerciales con las puertas abiertas de par en par y con las ventanillas rotas. Por un lado, una furgoneta Peugeot y, por el otro, un camión de la marca Mercedes, que los delincuentes no se pudieron llevar, aunque sí lo intentaron. “Estaba cargado con mercancía para repartir y trataron de llevárselo”, comentó el dueño.

Según explicó también, la Guardia Civil le llevó por la mañana un extintor y una llave inglesa de gran tamaño que los ladrones habían cogido del camión de la empresa. “Estaban en uno de los maleteros del vehículo”, indicó. Como anécdota, decir que los ladrones dejaron un paraguas colgado de uno de los vehículos.

La propietaria de la cafetería de la estación de servicio, Nieves Alonso, que entregó ayer las grabaciones de video del establecimiento a la Guardia Civil, mostraba su hastío por la situación de indefensión en la que dijo encontrarse, tras haber padecido ya cinco robos en el mismo negocio.

En la noche de ayer no había trascendido si las investigaciones del instituto armado habían conducido ya a la identificación y detención de algún sospechoso.

Compartir el artículo

stats