El sindicato CC OO sumó ayer su voz a las que desde dentro de la administración del Principado cuestionan algunos contenidos del anteproyecto de ley de Empleo Público que ha elaborado el Gobierno regional. La organización reprueba “indignada” la justificación que el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, dio el lunes al plus de productividad que se prevé conceder en exclusiva a los más altos funcionarios del escalafón. CC OO considera “desafortunado” que Cofiño haya hablado de los salarios “desfasados” de estos empleados más cualificados y lamenta sus palabras después de contrastarlas “con la realidad salarial de la mayoría de los empleados públicos ”.

El sindicato prefiere hablar del desequilibrio entre las categorías más bajas y el alto funcionariado y que el proyecto amenaza con agrandar y recuerda que “la administración ha venido practicando una política de retribuciones discriminatoria”, donde “el personal administrativo, de mantenimiento y operario de servicios que apenas supera el salario mínimo”. A la vista del anteproyecto y de las justificaciones, el sindicato aventura una nueva “vuelta de tuerca que más parece para allanar el terreno, pagar favores y fomentar el servilismo que para una reordenación justa y equilibrada”.