El decreto ley elaborado por el Gobierno para la estabilización del empleo temporal en las administraciones públicas llega hoy al Congreso con los apoyos en el aire y la posibilidad de que su convalidación quede en manos del PP. Es más, ayer ni siquiera había acuerdo en el seno del propio Gobierno, ya que Unidas Podemos no tenía decidido el voto, según fuentes de esta formación. Aun reconociendo “elementos importantes de avance”, los socios del PSOE ven falta de “garantías” y exigen que las pruebas para la estabilización de los interinos no sean eliminatorias y que los aspirantes puedan recurrir a la mejor nota alcanzada en los procesos anteriores.