Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las normas covid que han enfadado a los profesores asturianos

Lydia Espina, nueva consejera de Educación, ratifica un protocolo que molesta a los profesores al prescindir del personal de refuerzo

Clases con las ventanas abiertas.

Clases con las ventanas abiertas.

El Boletín Oficial de Asturias (BOPA) ha publicado el protocolo covid para la organización del nuevo curso y los centros educativos. Y con él ha llegado el primer asunto delicado para Lydia Espina, nueva consejera de Educación. Ella misma había defendido en un pleno del Consejo Escolar, cuando ocupaba el cargo de directora general, unas normas rechazadas de pleno por los sindicatos, que ahora critican de forma unánime su ratificación y publicación, con Espina ya como consejera.

Las medidas más polémicas hacen referencia a la rescisión de los contratos de los profesores de refuerzo contratados por la pandemia, el aumento de las ratios de alumnos por profesor a cifras anteriores al covid y la reducción de la distancia interpersonal entre alumnos de las aulas a 1,2 metros. ANPE, el sindicato mayoritario en la educación pública, ha recibido quejas de numerosos profesores, que “piden que no se permita jugar con la salud de los alumnos y maestros”. Gumersindo Rodríguez, presidente del sindicato, cree que “la nueva Consejera no tiene los 100 días de cortesía en el inicio de su gestión porque ya los ha agotado como directora general y el inicio de curso en apenas 30 días apremia”. Para ANPE “es incomprensible que se baje la guardia cuando el mismo Principado está reclamando a la justicia la autorización para establecer toque de queda y restricciones a la reunión de personas, especialmente en espacios interiores como aulas”.

“No podemos fiarlo todo a la vacunación del alumnado, que ayudará, sin duda, pero es sabido que la vacuna no te libra de contagiarte y acabar en la UCI, en este escenario de aumento de contagios, de nuevas cepas y de constatación de que hace falta una tercera dosis de la vacuna”, lamentan desde ANPE. Los sindicatos sostienen que Asturias se aleja de la ruta pautada desde el Ministerio de Educación, que recomendó a las comunidades autónomas mantener las contrataciones de profesorado de refuerzo. Para ello, la ministra Celaá había anunciado una lluvia de millones procedentes del Gobierno central y de Europa.

Asturias será, recalcan los profesores, la única comunidad del entorno que no renovará estos contratos temporales, aduciendo a problemas presupuestarios. El resto de comunidades mantendrán la distancia interpersonal, el desdoble de aulas y la contratación de profesores. Estas medidas, subrayan desde ANPE, son “las que permitieron que el curso anterior el virus se mantuviera a raya en los centros educativos”. Todo el control del covid se limitará a la ventilación con ventanas abiertas, lamenta Rodríguez, que recuerda que “esta medida hizo que el año pasado los alumnos estuvieran pasando un frío antológico en las aulas”.

Lo publicado en el BOPA desoye el mandato del Consejo Escolar y va en contra de la comunidad educativa, denuncian los sindicatos. “Con estas instrucciones no se garantiza la presencialidad para todo el alumnado y se pone en riesgo la salud de todos. El argumento de la incapacidad presupuestaria para no hacer las cosas bien no se sostiene tras el anuncio de la nueva Ministra de Educación de la distribución de más de 1.185 millones de euros”, afirmó Cristóbal Puente, secretario de enseñanza de UGT. Bajo su punto de vista, es inaceptable que la mayoría de las comunidades mantengan el refuerzo de profesorado y los medios para garantizar la enseñanza presencial y el Principado no.

“Se están cometiendo los mismos errores que el curso pasado, después vendrá la improvisación y el malestar de toda la comunidad educativa. La pandemia sigue y las medidas son más necesarias que nunca para hacer frente a los déficits de aprendizaje especialmente entre los más vulnerables”, añadió.

La responsabilidad organizativa y de control del covid recaerá en los equipos directivos de los centros. “Muchos colegios e institutos no podrán asumir la presencialidad al no tener espacio para mantener la distancia de seguridad”, advierte Carlos Robla, secretario general de Escuelas Católicas. Borja Llorente, secretario general de CC OO de Educación, vuelve a demandar diálogo con los sindicatos y trabajadores de la enseñanza para elaborar un plan de cara al inicio de curso. “Ante la variante delta y el aumento de contagios, es necesario aumentar las medidas y, sobre todo, mantener la más efectiva, que es reducir el número de alumnos por aula”, valora.

OTECAS, que aglutina a trabajadores de la enseñanza concertada, había presentado una enmienda para mantener las ratios de 20 alumnos por aula y el refuerzo de profesores. “Celaá en su momento dijo que habría recursos suficientes para mantener los contratos covid, pero Lydia Espina siempre decía en los plenos que no había dinero, algo que no comprendemos”, lamenta Jose Manuel Cueto, secretario general de OTECAS, desde donde están trabajando para “buscar espacios amplios” en los centros para garantizar la presencialidad total.

Compartir el artículo

stats