Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alumnos de la Universidad de Oviedo meten su moto eléctrica en el top 10 de la competición internacional Motostudent

El prototipo diseñado por el equipo Wolfast UniOvi superó el examen de seguridad pero acabó con problemas en la vuelta clasificatoria

Una moto diseñada por 23 estudiantes de la Universidad de Oviedo, entre las diez mejores del mundo

El prototipo de moto eléctrica elaborado por estudiantes de la Universidad de Oviedo para competir con creaciones de otros estudiantes universitarios de toda Europa ha saldado con un buen puesto su prueba de fuego. El proyecto de vehículo obtuvo la 10ª posición absoluta de su categoría -la Electric- en la sexta edición de Motoestudent, una cita en la que competían 46 equipos.

La competición, desarrollada a mediados de mes, llevó a 23 estudiantes de la Universidad de Oviedo a acudier al evento final de esta sexta edición de la competición internacional Motostudent con un prototipo eléctrico. Los alumnos, de tres centros del campus universitario de Gijón, regresaron muy satisfechos con el papel realizado en el concurso celebrado en el circuito Motorland Aragón, en Alcañiz (Teruel). Fue la primera participación del equipo Wolfast UniOvi en la categoría Electric, lo que supone un importante reto por la elevada complejidad y coste de este tipo de vehículos.

El evento se desarrolló entre los días 15 y 18 de julio y, durante las dos primeras jornadas, el prototipo asturiano superó el examen de seguridad que valora si el vehículo puede correr en el circuito. El tercer día tuvieron lugar las pruebas dinámicas, que ya puntuaban para la competición. Tras unos test de aceleración y frenada y una gymkhana de agilidad, el equipo de la Universidad de Oviedo acabó en mitad de la tabla en los entrenamientos libres.

Los alumnos que componen el equipo Wolfast Uniovi posan junto a su moto en la Laboral de Gijón UNIOVI

La mañana del domingo, 18 de julio, se celebraron el warm-up, la sesión de calificación y la carrera, donde en la primera sesión, la moto del equipo asturiano se clasificó en una posición intermedia y con margen de mejora. Sin embargo, antes de la sesión de calificación, apareció un problema eléctrico que llevó un tiempo identificar. Cuando se logró resolver el problema, el piloto salió a pista pero no pudo realizar las dos vueltas necesarias para clasificarse (la de lanzamiento y la cronometrada) antes de que bajase la bandera de cuadros. Sin esa vuelta cronometrada, ya no se le permitió competir en la carrera.

En la fase MS1, que valora el proyecto, resultaron vencedoras la Universidad Politécnica de Milán en la categoría de Mejor Proyecto Industrial, la Universidad de Bolonia en la categoría de Mejor Diseño y la Universidad de Módena en la categoría de Mejor Innovación. En la fase MS2, que valora los resultados obtenidos en las pruebas dinámicas, los equipos vencedores en la categoría eléctrica (donde competía el equipo Wolfast UniOvi) fueron el UMA Racing, de la Universidad de Málaga, el UniBo Motorsport, de la Universidad de Bolonia y el UPM Motostudent Electric, de la Universidad Politécnica de Madrid.

Compartir el artículo

stats