Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contrastes del virus: Asturias cierra julio con el récord de contagios de toda la pandemia y 18 muertos

La quinta ola afectó a más de 12.000 asturianos, pero la vacunación mitiga los efectos hospitalarios y reduce los decesos | En noviembre, la mayor cifra de infectados hasta la fecha, fallecieron 596 personas

Récord de contagios en julio en Asturias

Récord de contagios en julio en Asturias

Asturias cierra el mes de julio con la mayor cifra de contagios de toda la pandemia. La quinta ola afectó a 12.030 asturianos. A falta de sumar los datos de los dos últimos días del mes, que se conocen hoy, es la cifra más alta de positivos desde que llegó el virus a nuestras vidas hace un año y cuatro meses. La buena noticia es que las vacunas han reducido las muertes y la presión hospitalaria. En el mes que termina han fallecido 18 personas.

El comportamiento del virus ha cambiado. A pesar de la explosión de casos de este verano en Asturias, ya no se mide la gravedad de la pandemia por el número de infectados. Hay que fijarse en los muertos. El espejo en el que mirarse para ver el contraste es el mes de noviembre. Entonces, la segunda ola azotaba la región y se registraba la mayor cifra de positivos hasta la fecha con 10.991 enfermos de covid. Aquel mes murieron 596 personas y los hospitales luchaban por atender a todos los pacientes. Al mes siguiente, en diciembre, murieron 309 personas. La tónica continúo así en enero, cuando la región recibió la embestida de la tercera ola. Entonces se infectaron 9.953 personas y murieron 203. En los siguientes meses las vacunas empezaron a surtir efecto y bajaron los casos, las muertes y los hospitalizados.

Con el fin del estado de alarma, el 9 de mayo, la tendencia cambió de forma paulatina. El mes pasado, en junio, la región sumó 1.800 casos y 9 muertos. Nada que ver con la explosión de julio debido a la llamada ola joven o "ola de los no vacunados" en palabras del presidente del Principado, Adrián Barbón.

La edad de los portadores del covid ha ido disminuyendo a medida que se inmunizó a los mayores. En noviembre los pacientes tenían una media de 51 años. En julio rondan los 31. La quinta ola ha afectado de forma clara a los jóvenes, el grupo de edad con más vida social y a los que las vacunas tardaron más en llegar. Pero ya les ha llegado el turno.

Casi el 60% de los asturianos de entre 20 y 29 años tienen una dosis y cerca de la mitad de los treintañeros ya han completado la pauta. A estas alturas, el 66% de los asturianos (679.401 personas) ya son inmunes y un 76% (778.901 personas) tienen un pinchazo. La campaña de vacunación avanza a buen ritmo y la región ya ha empezado a inyectar a los menores de 16 años. 

Loading...

Compartir el artículo

stats