Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las consecuencias del nuevo repunte de la pandemia

Asturias alcanzará la inmunidad colectiva, 83% de vacunados, a finales de este mes

La promesa de Sánchez de que España recibirá en agosto 3,4 millones de dosis más adelantaría un hito previsto para principios de septiembre

Colas para la vacunación en el HUCA.

Colas para la vacunación en el HUCA. Irma Collín

Asturias alcanzará la inmunidad colectiva frente al covid-19 a finales de este mes de agosto o a principios de septiembre. Esta es la previsión que maneja la Consejería de Salud a la vista de la actual capacidad de transmisión del coronavirus y del nivel de protección y duración de la misma que confiere la vacuna. La duda entre una fecha y otra se deriva del anuncio realizado el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien anunció la adquisición de una remesa extraordinaria de 3,4 millones de dosis de la marca Pfizer a lo largo de agosto. Si esa promesa se cumple, lo que algunos denominan ”inmunidad de rebaño” llegaría al Principado antes de que concluya este mes.

¿Y de qué porcentaje de vacunación estamos hablando para considerar lograda la protección de grupo frente al covid? Pedro Sánchez y otros responsables políticos continúan hablando de llegar al 70 por ciento de la población total con la pauta vacunal completa. Sin embargo, los expertos consideran que este dato se ha quedado obsoleto y corto. Con el tipo de variantes que circulan en el momento actual, algunas de ellas más contagiosas, la Consejería de Salud ve necesario rebasar el 80 por ciento y llegar como mínimo al 83 por ciento.

Entre tanto, el epidemiólogo y profesor de la Universidad de Oviedo Pedro Arcos eleva la tasa necesaria hasta el 90 por ciento, un dato calculado sobre la base de la elevada contagiosidad de la variante delta (o india), que en el momento actual es mayoritaria en Asturias.

En Asturias tiene la pauta vacunal completa el 67% de la población

decoration

En Asturias tienen administrada la pauta vacunal completa casi 680.000 personas, lo que equivale al 66,7 por ciento de la población total. Entre tanto, son unos 780.000 (un 76,5 por ciento) los asturianos que han recibido al menos una dosis de la vacuna anticovid.

La inmunidad colectiva o de grupo es la protección indirecta contra una enfermedad transmisible que se produce cuando una población es inmune, ya sea por vacunación, ya por infección natural previa. Fue reconocida como un fenómeno natural en la década de 1930, cuando se observó que después de que un número significativo de niños se volviera inmune frente al temido sarampión, el número de nuevas infecciones disminuyó temporalmente, explica el profesor Arcos, especialista en medicina preventiva y epidemiología de emergencias y desastres. Desde entonces, la vacunación masiva para inducir la inmunidad colectiva se ha vuelto común y ha demostrado tener éxito en la prevención de la propagación de muchas enfermedades infecciosas.

El umbral exacto de personas que necesitan ser inmunes para lograr la protección colectiva depende de varios factores. Por una parte, del número básico de reproducción (R0) de cada agente patógeno. O sea, del número de contagios que genera cada infectado. Como resulta fácil deducir, esta cifra varía en función de que la cepa del virus pueda ir evolucionando hacia variantes más o menos transmisibles. En el momento actual, la variante delta (o india) del coronavirus es la que circula con mayor profusión y la que amenaza con echar abajo buena parte de las predicciones realizadas. En el actual contexto de Asturias, los técnicos de la Consejería de Salud cifran en 4 el número R del virus causante del covid-19.

La cobertura necesaria ha aumentado con la llegada de cepas más contagiosas

decoration

Otros factores que inciden sobre la inmunidad de grupo son la eficacia de la vacuna (se trabaja sobre una tasa genérica del 90 por ciento) y la duración de la protección que genera. También influye el mayor o menor grado de apertura de la comunidad humana que se estudia. Si esa población es más abierta, si registra un mayor trasiego de entrada y salida, entonces será necesaria una mayor tasa de vacunados para alcanzar la inmunidad colectiva.

Un elemento adicional de gran relieve para la protección colectiva es que la vacunación tenga una aplicación homogénea entre los diversos estratos de la población sobre la que se actúa. Este requisito se comprende con facilidad al observar lo sucedido en las semanas pasadas con la denominada “ola joven” de la pandemia, en la que se puso de relieve que un colectivo de edades similares con tasas muy bajas de vacunación puede dar lugar a una explosión de contagios

Compartir el artículo

stats