La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar ha reconocido que a ocho personas, inquilinas de viviendas públicas del Principado, han recibido por error una notificación de embargo emitida por la Agencia Estatal de Administración Tributaria de Valencia. En la carta se les pedía abonar las rentas mensuales directamente a este organismo valenciano, pero desde la empresa pública Vipasa ya se ha contactado con los afectados y con la delegación valenciana responsable para subsanar la situación lo antes posible.

Así lo ha explicado el director general de Vivienda, Fermín Bravo. “Se trata de un error en la comunicación del embargo, que se debería realizar a una empresa con sede en Valencia, que no opera en Asturias y que no tiene relación alguna con el Principado ni con Vipasa”, ha precisado.

La empresa ha informado sobre esta incidencia a todos los administradores de fincas con los que trabaja y a sus empleados. Además ha decidido colgar en su web una comunicación oficial en la que alerta y trata de explicar lo sucedido, por si pudiera darse algún caso más.