Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector turístico asturiano, en las cifras de antes de la pandemia

Los hosteleros afirman que la ocupación se asemeja a la de 2019, pero que los clientes actúan con más imprevisión

Bañistas, ayer, en la playa de Salinas. | Mara Villamuza

Bañistas, ayer, en la playa de Salinas. | Mara Villamuza

Incertidumbre y éxito son las palabra clave para definir el turismo en Asturias durante estos meses de verano. Aunque para muchos el tiempo no está siendo el mejor, el norte siempre es una buena alternativa para huir del calor. Los empresarios turísticos asturianos están, en líneas generales, satisfechos con la ocupación este verano, que comparan con las temporadas previas de la pandemia, pero sostienen que las restricciones y cambios constantes en las normativas en función de la incidencia dle Covid-19 generan incertidumbre.

Asturias es destino de visitantes del centro y sur de España, en especial de Madrid y Andalucía. “Hay más miedo y dudas”, explica Pedro Carreño, presidente de la Asociación de Hoteles Rurales de Asturias. “Una de las cosas que más estamos viendo son reservas en las que la tarifa contemple un reembolso en caso de cancelación”, añade Carreño. En el tema de las reservas con derecho a anulación coinciden la gran parte de alojamientos turísticos. “Hay mucha inmediatez en las reservas”, expone Idoya Núñez, socia del Hotel Aramar (Salinas), y añade: “Nos están llamando familias con niños para pasado mañana, parece ser que las vacaciones no se organizan tanto como antes”.

La falta de previsión por parte de los clientes ha llevado a muchos de los alojamientos a ofrecer en sus tarifas la posibilidad de un reembolso en caso de anulación por motivo de la crisis sanitaria. “Hemos tenido gente que reservaba sin reembolso y para pedir la cancelación alegaban motivos sanitarios. En el momento en que se daban cuenta de que el dinero no se les iba a devolver, acudían a la reserva”, narra Rafael, trabajador del Hotel Cruz de la Victoria (Siero).

Pese a todo, la valoración de los empresarios respecto a la temporada estival de este año es positiva. Aunque los turistas extranjeros todavía no visitan Asturias como cabría esperar, el turismo nacional se está mitigando el impacto de la pandemia. “En nuestro caso, el mes de julio ha sido mejor que el del año pasado, sobre todo en el tema de las estancias. La gente se queda más tiempo”, explican desde los Apartamentos Rurales La Aguilera (Cudillero).

Ramón Álvarez, propietario del camping de los Picos de Europa, asegura: “Julio se comportó bastante, aunque tuvo un arranque lento”. Los campamentos turísticos de Asturias vivieron el año pasado un repunte tras el fin de la cuarentena porque la población buscaba huir de las ciudades y disfrutar de aire libre. “Son sitios espaciosos y en los que se cumple a rajatabla el protocolo”, recuerda Álvarez, que asegura que “las cifras de este verano se asemejan más a las del año 2019 que al año pasado”.

La playa de San Lorenzo, ayer, llena. | Ángel González

Para Jaime García, presidente de Alojamientos Rurales de Asturias, el verano está siendo “positivo” y presume de que la ocupación de agosto en términos de apartamentos rurales “rondará el 90 por ciento”. Además, remarca un caso en concreto: “En las zonas del Oriente, en las que tenemos el mayor número de plazas, quedan muy pocos huecos libres en los alojamientos”.

El clima en Asturias es otra de las variables que marca la temporada turística del verano en el Principado. Mientras desde BNAP Gesta (Oviedo) afirman que “la gente que viene a Asturias sabe a lo que se expone”, Pedro Carreño admite que este año la meteorología “puede haber afectado a la temporada de julio”, pues el año pasado, pese a ser un tiempo bastante similar, el sol se dejó ver en más ocasiones.

Laura Arias es la directora del camping de las Gaviotas en la playa de Santamaría del Mar. “Es cierto que los turistas no esperan que haga sol como en el sur de España, pero tampoco que llueva tanto”, comenta Laura. “Está siendo un buen verano, mejor que el anterior”, añade.

En su complejo han estado completos durante el mes de julio, y para el de agosto, por el momento, están al 90% de ocupación. Han empezado a recibir reservas para septiembre, pues se espera que en otoño haga mejor tiempo. Además de los turistas procedentes de Madrid y Castilla y León en su mayoría, también cuenta con residentes de larga estancia, todos ellos asturianos.

En el camping de Deva, esto se ha visto reflejado en un mayor número de reservas para los bungalows y menos para la acampada. “No tenemos tanta afluencia internacional como otros años, pero contamos con clientes franceses y del resto de la península, sobre todo de Cataluña y Andalucía”, señala Susana, trabajadora del camping.

Por esta misma razón, son muchos los turistas que este año han optado por hoteles en lugar de apartamentos más rurales, a pesar de que estos últimos estén teniendo una alta ocupación.

Es el ejemplo del hotel Los Balagares (Avilés), en el que el porcentaje de ocupación ronda el 90%. “Los precios no son bajos del todo y hemos tenido muy buena respuesta por parte de los turistas. A pesar del tiempo, siguen eligiendo Asturias como destino para sus vacaciones”, comenta Daniel Rodríguez, director del hotel.

Lo que está claro es que agosto se presenta como un mejor mes que el pasado julio, siendo este último muy positivo. “La llegada del buen tiempo empuja a la gente a salir de casa y moverse y da gusto ver a la hostelería con tanta afluencia de clientes”, señala Jaime García. A la restauración también se refiere Pedro Carreño: “Es donde más se nota que la gente se mueve. Sobre todo a la hora de comer, porque para las cenas la gente busca otras alternativas para no estar pendientes de horarios”.

Viajar fuera de España en muchos casos no es una opción, y pese a los atractivos precios de las compañías y hoteles, las medidas anticovid echan para atras a la hora de realizar una reserva. El turismo nacional es la mejor alternativa, y el local también.

Muchos son los asturianos que han aprovechado este verano y el anterior para conocer y disfrutar del paraíso que tienen a su alrededor. Planes como visitar el Santuario de Covadonga, hacer el descenso del Sella, ir de ruta o visitar playas, son algunos de los preferidos también por los turistas de casa.

Compartir el artículo

stats