Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebaja progresiva del peaje: la fórmula que el Principado exige al Estado para el Huerna

Las bonificaciones que Transportes financia en Galicia suponen una media de 5,66 euros por trayecto, casi el triple que en la AP-66

El viaducto de Campomanes (Lena), en la autopista del Huerna. | Juan Plaza

El viaducto de Campomanes (Lena), en la autopista del Huerna. | Juan Plaza

La rebaja del peaje del Huerna, además de “sustancial” ha de ser “progresiva”. El Gobierno del Principado presiona al Ministerio de Transportes para aplicar en la AP-66 (León-Campomanes) una fórmula, similar a la que ya funciona en Autopista del Atlántico (AP-9), en Galicia, desde hace unas semanas. La diferencia es que la Xunta de Galicia asumirá en unos meses la gestión de la Autopista del Atlántico y planea seguir rebajando por su cuenta las tasas, mientras que el Principado siempre ha rechazado la posibilidad de hacerse cargo de la del Huerna. De aceptarse el modelo propuesto por el Ejecutivo de Adrián Barbón, el peaje asturleonés podría ir rebajándose año a año, pero tendría que ser el Estado el que asumiera el coste de las bonificaciones.

El Gobierno central ya conoce las pretensiones del Principado. De primera mano: Adrián Barbón trasladó el pasado viernes a Pedro Sánchez, durante la visita de este a Asturias, que mantener el peaje del Huerna en sus actuales condiciones es “inaceptable”. Y que considera un agravio que en otras comunidades autónomas se apliquen bonificaciones mucho mayores que las existentes en el Huerna. La negociación se dilucidará en la “cumbre” que el Principado y el Ministerio de Transportes celebrarán próximamente (estaba prevista para el pasado día 6 pero se aplazó a última hora).

En Galicia, por ejemplo, el Estado aportará 2.300 millones de euros hasta 2048, cuando finalizará la concesión de la AP-9, para bonificar los peajes. Esto supone una media de 85 millones de euros al año, aunque las aportaciones comenzarán con 55 millones e irán incrementándose en cada ejercicio. El dinero se destinará, además de a bonificar el peaje, a aminorar la cuenta de compensación (el dinero que tiene que pagar el Estado a las adjudicatarias de los peajes al concluir la concesión por las inversiones realizadas o los descuentos aplicados), que en el caso gallego el Ministerio estima en unos 405 millones en 2048.

La diferencia de trato del Estado hacia la AP-9 y la AP-66 se refleja en los números. El Ministerio aportará hasta 2048 una media de 85 millones al año para rebajas y compensaciones en el peaje de la AP-9, que registra 15 millones de trayectos al año. Esto es, una media de 5,66 euros por trayecto. Es casi el triple de lo que financia por trayecto en el Huerna, pues aporta 6,1 millones al año para bonificaciones y antes de la pandemia la AP-66 sumaba 3,09 millones de trayectos, lo que supone una media de 1,97 euros por trayecto.

Las rebajas que ya se aplican en la AP-9 y a las que el Principado aspira para el Huerna, en el caso de los vehículos ligeros, solo afectan a los usuarios habituales que utilizan el telepeaje. Es gratis el viaje de regreso, siempre que se realice en un plazo máximo de 24 horas con respecto al de ida, y con origen y destino intercambiados. Hay un descuento adicional del 20 por ciento para los usuarios que realicen más de diez viajes de ida y vuelta al mes, y un 50 por ciento adicional en el tramo Puxeiros-Tuy para quienes hagan en 24 horas dos recorridos idénticos. El tramo de Vigo a Redondela es gratuito para trayectos internos con recorridos de ida y vuelta iguales en 24 horas. En el caso de los vehículos pesados se aplica un 20 por ciento de descuento, con cualquier medio de pago. Estas rebajas u otras similares también se aplican en autopistas estatales de pago de otras comunidades, en algunos casos asumidas por los gobiernos autonómicos.

Pero en la autopista del Huerna también se aplican descuentos desde 2007, únicamente a los conductores que pagan mediante telepeaje. En el caso de vehículos ligeros y recorridos completos, los dos primeros pasos dentro de un mismo mes se cobran a la tarifa vigente, mientras que el tercer paso y todos los posteriores tienen un descuento del 50 por ciento. Dos recorridos parciales equivalen a uno completo. En el caso de vehículos pesados de dos o tres ejes el descuento se sitúa en el 30 por ciento.

Datos de la AP-66

Tasas. El recorrido completo cuesta 13.50 euros para vehículos ligeros y hasta 21,95 euros para los pesados. Hay descuentos para usuarios habituales y para todos los vehículos pesados.

Usuarios. La autopista asturleonesa perdió el año pasado un millón de usuarios a causa de la pandemia, al pasar de los 3,09 millones registrado en 2019, a 2,1 millones, un 32,3% menos.

La concesión. Iba a concluir el 17 de octubre de este año, pero, el Gobierno de José María Aznar la amplió en 2000 en 29 años hasta 2050, lo que suma 75 años, el máximo legal permitido.

Compartir el artículo

stats