Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado califica de “ínfimo” el cobro de rescates en montaña

La Consejera sitúa los cobros en “veinticuatro desde 2013” y defiende su existencia: “Sirven para disuadir, como las multas”

La consejera de Presidencia, Rita Camblor, defendió ayer en la Junta general el cobro de tasas de rescate en aquellos casos en que existan imprudencias y aseguró que desde el año 2013, cuando empezaron estos pagos, únicamente se han cobrado veinticuatro servicios de rescate de entre novecientos.

“Es un número ínfimo por lo que puede comprobar que no nos tiramos a recaudar como si no hubiera un mañana. Además, sirven de medida disuasoria, al igual que las multas”. Con estas palabras, Camblor respondió a Luis Carlos Fanjul, diputado del grupo parlamentario Ciudadanos en la Junta General del Principado de Asturias, quien destinó su turno de pregunta para conocer qué criterios se siguen para requerir el pago de los medios de emergencia desplazados en la evacuación en los rescates de montaña.

El diputado del grupo naranja alegó que con la pandemia la gente quiere disfrutar más del aire libre, “y eso puede llevar a aumentar el número de accidentes y a la intervención de los servicios de emergencia”. Por otra parte, aseguró que el número de rescates se ha disparado: “Hay un 27% más que en 2020 y ustedes dicen que estos cobros tienen un afán disuasorio, pero los casos en los que se requiere este pago tienen un cierto grado de subjetividad”, criticó.

En concreto, los casos a los que se refería el diputado de la formación naranja correspondían al “equipamiento adecuado” y a “las actividades deportivas que conlleven peligro”; unos criterios, según Fanjul, que no estaban bien especificados: “Hay una delgada linea entre una imprudencia y el riesgo inherente a cualquier actividad”, declaró. Camblor afirmó que todas las pautas se encuentran “claramente reguladas” en el artículo 156 del decreto legislativo del Principado de Asturias referido a las leyes de tasas y de precios públicos.

El diputado de Ciudadanos pidió a la consejera prudencia, mesura, y buenas regulaciones, “para no desincentivar a la gente” y, de paso, no desalentar el desarrollo económico de las zonas en las que se realicen las actividades. “Yo puedo entender que casos como el del Angliru y el famoso ‘ya somos mayorinos’ son una imprudencia, pero ahora que Asturias está siendo un foco de turismo, en parte es gracias a estas actividades. Con estas tasas pueden persuadir a los turistas a no venir y perjudicar económicamente a muchas zonas de la región. Además, la gente que pueda tener un accidente igual demora la llamada al 112 por miedo a pagar; eso es contrario al espíritu de los servicios de emergencia”, apuntó. Sin embargo, la consejera de Presidencia advirtió que la gente que realiza actividades peligrosas sin cuidados no solo pueden poner en peligro sus vidas, sino que también ponen en peligro las del servicio de emergencia. “Y eso no se puede permitir”, zanjó.

Camblor explicó las exenciones de estas tasas y emplazó al diputado de Ciudadanos a que se quedara con ese dato de los “veinticuatro cobros por rescate, como ya dije, un número ínfimo”.

Compartir el artículo

stats