Científicos de la Universidad de Oviedo han identificado una nueva especie de microalga, la “Coelastrella cogersae”, en charcas de lluvia en el entorno del vertedero de Cogersa. La nueva microalga podría tener aplicaciones en la industria farmacéutica y alimentaria por su capacidad para producir carotenoides, unas sustancias de interés para estos sectores. El hallazgo acaba de ser publicado en la revista “Science of the Total Envronment”, una de las de mayor impacto en el área de ciencias medioambientales. La identificación de la especie forma parte de la tesis doctoral de David Suárez Montes, que dirige el catedrático y decano de la Facultad de Biología, José Manuel Rico, y se enmarca dentro del proyecto para recuperar CO2 de emisiones de incineradoras de residuos y aprovecharlo para producir microalgas.