Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tres nuevos ciclos de la FP asturiana arrasan: 210 solicitudes para 80 plazas

“La acogida ha sido buenísima”, celebran los directores de los centros que imparten desde hoy los títulos de 3D, Renovables y Acondicionamiento Físico

Un alumno de soldadura de FP.

Un alumno de soldadura de FP. Ricardo Solís

Los tres nuevos ciclos de Formación Profesional (FP) que este curso estrena Asturias arrasan: 210 solicitudes para 80 plazas. Los estudios de Acondicionamiento Físico, Energías Renovables, y Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos arrancarán hoy –junto al resto de títulos, un total de 104– dejando fuera a 130 jóvenes. De ellos, el ciclo con más demanda ha sido el de Animación 3D, que imparte el CIFP Comunicación, Imagen y Sonido de La Felguera, al recibir 88 preinscripciones para 25 plazas. “La acogida ha sido buenísima, porque hay mucho interés en los videojuegos y en la realidad aumentada. Pero lo cierto es que el número de solicitudes superó nuestras expectativas”, afirma la directora del centro langreano, Maribel Lugilde.

El grado superior de Acondicionamiento Físico, que oferta por primera vez en la región el CIFP del Deporte de Avilés, también ha tenido un gran tirón, con 66 peticiones para 30 plazas. “Llevábamos solicitándolo desde 2018. Estamos muy contentos con la respuesta y creemos que nos hemos quedado cortos al implantarlo en un solo centro”, comenta la directora, Estefanía Sanz, que hace hincapié en que, hasta ahora, “la actividad física no tenía propiamente un ciclo”, de forma que “los alumnos tenían que tirarse al grado de Animación”. Y si algo ha puesto de moda el covid, resalta Sanz, es el deporte.

Por su parte, el CIFP Mantenimiento y Servicios a la Producción de La Felguera recibirá mañana a los alumnos del nuevo ciclo de Energías Renovables. Su director, Laudino Rodríguez, explica que empezarán con las 25 plazas cubiertas, ya que han recibido 56 solicitudes. “Nada más se supo que íbamos a ofertar estos estudios ya hubo llamadas de aquí e incluso de fuera. Así que esperábamos esta respuesta”, detalla. Para “paliar” la alta demanda, el centro ofertará a los estudiantes que se quedaron fuera del ciclo un camino paralelo: microcursos para obtener al final un certificado de competencia, o incluso un certificado de profesionalidad sobre Energías Renovables.

Pero estas no son las únicas novedades para este curso en la FP y que coinciden con la apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez por estos estudios. Asturias también dará sus primeros en tres cursos de especialización –o másteres–, un “complemento” a los ciclos que impulsa precisamente el anteproyecto de ley del Ministerio de Pilar Alegría. Y los tres centros que los ofrecen prevén tenerlos “ a tope”. Son el de Ciberseguridad en Entornos de las Tecnologías de la Información (720 horas) en el CIFP de Avilés, el de Ciberseguridad en Entornos de las Tecnologías de Operación (720 horas) en el IES Fernández Vallín de Gijón y el de Digitalización de Mantenimiento Industrial (600 horas) en el CIFP de los Sectores Industriales y de Servicios de La Laboral. Las matrículas se abren el día 27 y se cierran el 1 de octubre.

“Empezamos con tres, pero esto irá a más seguro. Es un atractivo más de la FP, que le permite a un técnico superior obtener especialización en cuestiones punteras que está demandando la empresa”, señala Luis Fernando Gijón, responsable del CIFP Avilés. Para María Goitia, al frente del CIFP La Laboral, cree que estos cursos “complementan muy bien a los ciclos” y “en ciertas especialidades”, agrega, “están muy demandados”. De ahí que Laudino Rodríguez, director del CIFP Mantenimiento de La Felguera, los vea como una “apuesta interesante”. “Este curso quisimos ser un poco cautos, porque teníamos un nuevo ciclo, pero esperamos incorporar más adelante alguno”, detalla.

Distancias de 1,2 metros

La Formación Profesional asturiana tuvo el año pasado 18.594 estudiantes y, a la vista de la nueva oferta, puede que el número vaya a más este mes. Los centros afrontan el nuevo curso con la tranquilidad de que será cien por ciento presencial, pero advierten que las distancias de 1,2 metros entre alumnos en algunos casos “no será posible”. “Procuraremos respetar las distancias en la medida que se pueda, pero habrá veces que será muy difícil. Supliremos eso con otras medidas, como la ventilación y los grupos burbuja”, explica Luis Fernando Gijón, del CIFP Avilés. “Nosotros problemas de espacio tenemos desde antes del covid. Así que estamos apretados. Pero, aparte, la FP no puede respetar todo el rato la separación de 1,2 metros por las características propias de este tipo de enseñanzas”, indica Maribel Lugilde, del CIFP de Comunicación de Langreo. En el vecino centro de Mantenimiento de La Felguera también están “bastante justos”. “En el aula mantendremos los 1,2 metros, pero en la parte práctica hay procesos manipulativos en los que tienen que intervenir de forma obligatoria dos personas. Tiene que haber un mínimo de flexibilización en estas medidas”, opina Laudino Rodríguez.

El nuevo curso empezará también con el reto de minimizar el abandono temprano. Los directores insisten en que los esfuerzos deben ir tanto a atraer alumnado como a retenerlo. Aunque el problema del abandono “no es fácil de resolver, porque en él influyen múltiples factores”, como afirma María Goitia. “Nosotros hemos puesto en marcha alguna iniciativa con Femetal para enseñar al futuro alumnado las enseñanzas que ofertamos y que vean también cómo va a ser el perfil profesional”, dice la directora del CIFP La Laboral.

En este sentido, Estefanía Sanz, del CIFP del Deporte de Avilés, reclama “un mayor contacto con los orientadores” de instituto para que los estudiantes sepan “dónde se meten”. “Es básico que los alumnos tengan toda la información posible sobre el ciclo y sobre la profesión. Lo que no puede pasar es que un chaval se meta en Informática porque chatea mucho y sube vídeos de Tik Tok”, remata Luis Fernando Gijón, del CIFP Avilés. En el centro de Comunicación, Imagen y Sonido de La Felguera combaten la desmotivación con un programa de mentoring en el que participan alumnos de cursos superiores y exalumnos.

El presidente de Compromiso Asturias XXI, Eduardo Sánchez Morrondo, y el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, se saludan tras la firma del convenio de colaboración. Irma Collín

El programa de mentoring para universitarios crece este año al reunir a 120 profesionales

Una red de más de 80 mentores repartidos por el mundo guió el curso pasado a 60 universitarios en su futuro profesional. Ahora el programa “Mentoring” de la asociación Compromiso Asturias XXI, que funciona desde 2009, quiere llegar más lejos. Para ello, la plataforma de profesionales asturianos residentes fuera de la región firmó ayer un convenio de colaboración con la Universidad de Oviedo. El objetivo es potenciar en los campus una iniciativa “única en España” que no solo orienta a los estudiantes de último curso de carrera en su inmediato salto al mercado laboral, sino que también les forma en habilidades y competencias transversales y hasta les abre puertas de trabajo. Para este curso, habrá más mentores que nunca: de los 85 del año pasado se pasará a los 120. La firma del convenio, que tendrá una vigencia de cuatro años, se formalizó ayer en el Edificio Histórico, con el rector, Ignacio Villaverde, y el presidente de Compromiso Asturias XXI, Eduardo Sánchez Morrondo. La nueva colaboración también busca que la organización creada en 2008 por la sociedad civil organice más actividades dentro de la institución académica asturiana.

Por otro lado, el doble grado de Matemáticas y Física sigue siendo la carrera con nota de corte más alta de la Universidad. Según la cuarta lista de admisión de alumnos publica ayer, la titulación estrella de la Facultad de Ciencias baja unas décimas con respecto a la anterior adjudicación, del 13,350 al 13,276, pero aún así sigue por delante de Medicina y es superior a la del año pasado, cuando era de un 12,985.


Compartir el artículo

stats