Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Los nuevos ciclos tienen muchas salidas laborales”, celebran los alumnos de la FP

Los primeros 80 estudiantes de Acondicionamiento Físico, Renovables y 3D se ven trabajando en gimnasios, eólicas y empresas de videojuegos

Asur Cejudo, Andrea Martín, Aiden Backhaus y Diego Carmona, alumnos del nuevo ciclo de Animación 3D, ayer, en su clase del CIFP Comunicación, Imagen y Sonido de La Felguera. | Julio Vivas

El gijonés Diego Carmona lleva desde guaje enganchado a los videojuegos; ahora sueña con diseñarlos. El langreano Luis Menéndez viene de la universidad, pero nunca ejerció como ingeniero; ahora busca hacerlo especializándose en energías renovables. La riosana Noelia Pérez es una apasionada del deporte y tiene un certificado de acondicionamiento físico; ahora quiere ampliar su formación para trabajar en un gimnasio.

Diego, Luis y Noelia son tres de los 80 estudiantes afortunados que ayer empezaron los tres nuevos ciclos de la FP asturiana: Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos, Energías Renovables, y Acondicionamiento Físico. Son afortunados porque estos estudios han dejado fuera a 130 jóvenes, al recibir un total de 210 solicitudes para 80 plazas. Los nuevos títulos han supuesto un revulsivo para la Formación Profesional, que subirá este curso en alumnos. Aunque la matrícula no se cierra hasta el día 24, los centros que imparten estas enseñanzas recibieron durante el período de solicitudes en julio 8.287 peticiones, un 6,2% más que el año pasado, cuando se contabilizaron 7.802 preinscripciones, según los datos facilitados por la Consejería de Educación.

La ilusión inundó ayer el CIFP de Comunicación, Imagen y Sonido de Langreo en el estreno del grado de Técnico Superior en Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos. Hasta 88 personas presentaron su solicitud para entrar en el ciclo, pero solo 25 lo lograron. Entre ellos, el gijonés Diego Carmona: “La animación es algo que siempre me ha interesado mucho, ya de pequeño jugaba a los videojuegos y cuando veía uno bien diseñado me decía que quería aprender a hacerlo yo”. Su sueño, como explicó, es “trabajar para una empresa de videojuegos”.

Al langreano Aiden Backhaus también le encantaría “trabajar creando un videojuego desde cero”. Porque lleva “desde los 5 años” con los mandos en la mano. Lo mismo que Andrea Martín, de Gijón: “Llevo jugando desde los siete años más o menos. Me interesa mucho la animación porque tengo un tío que trabaja en el sector, además de contar con una base mínima”. Hasta que llegó este grado, confiesa, “ningún otro estudio me llamaba la atención y tampoco quería ir a la universidad”. El maliayés Asur Cejudo cuenta que siempre le “fliparon” las películas de animación de Pixar, y también los videojuegos”. Sobre el primer día de clase, aseguró estar “contento”, porque sabía que el resto de sus compañeros iban a ser de su estilo, “y así ha sido”.

La directora, Maribel Lugilde, recibe a estudiantes de FP en el primer día de clases. | Luisma Murias

Sin salir de Langreo, el CIFP Mantenimiento y Servicios a la Producción de La Felguera recibió ayer a los primeros 25 estudiantes del ciclo de Energías Renovables, una titulación que recibió 55 solicitudes. El perfil de alumnos es muy variado. Por ejemplo, Luis Menéndez, de 34 años y de La Felguera, aspira a que la FP le abra las puertas que no le abrió la universidad. Estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Escuela Politécnica de Gijón, pero nunca ejerció su profesión. “Estaba trabajando de comercial en la empresa de mi familia. En cuanto salió este ciclo, me avisó mi padre y aquí estoy. Con el precio de la luz subiendo y la constante construcción de placas solares y de parques eólicos creo que tengo futuro”, expresó. Menéndez cree que la diferencia fundamental con la universidad es que la Formación Profesional tiene “el doble de horas prácticas”. “Allí acabas y tiene que ir tú picando puerta por puerta. En la FP ya sales con un contacto directo con la empresa y eso es de agradecer”, dijo.

La avilesina Alexia Santamarina, de 31 años, es otra de las 25 alumnas del nuevo ciclo de Renovables. “Creo que son unos estudios que tiene mucha salida y, sobre todo, futuro. Me parece muy interesante y quise saber más sobre el tema”, comentó. Fue así como se lanzó a “renovarse”, ya que la joven trabajaba como administrativa. “Es un cambio radical”, afirmó. Santamarina ya tiene experiencia en la FP; cursó un ciclo de grado medio con anterioridad, precisamente de administración. “Pienso que la Formación Profesional tiene mucha más salida que la mayoría de carreras. Yo saqué el ciclo, empecé a trabajar y ya no paré”, contó.

En Avilés, el CIFP del Deporte llevaba desde 2018 solicitando el ciclo superior de Acondicionamiento Físico y ayer, por fin, se hizo realidad, con 30 estudiantes. La demanda, no obstante, fue mucho mayor: de 66 personas. El ovetense Daniel Álvarez, de 22 años, es uno de ellos. “No había encontrado una titulación tan completa como esta, así que no dudé en matricularme”, señaló. Álvarez es un apasionado del deporte y quiere trabajar en un gimnasio. Lo mismo que Noelia Pérez, de Riosa y de 21 años. “Buscaba –cuenta– formarme más en el mundo del deporte. Tengo un certificado de acondicionamiento físico con soporte musical, pero quería ampliar mi currículum y con este ciclo sales cien por ciento preparado para trabajar en un gimnasio”. Ambos estudiantes consideran que el covid ha dado alas al deporte y, por tanto, confían en que se abran más oportunidades laborales.

Soldadura, en el Occidente

La Formación Profesional inició ayer el curso, con la novedad –aparte de la implantación de los tres nuevos títulos– de la actualización del ciclo de grado medio de Guía en el Medio Natural y Media Montaña, que se cursa en Grado, Lena, Gijón y Avilés. Por otra parte, algunos institutos estrenaron títulos ya existentes, como el de Soldadura y Calderería en el IES Carmen y Severo Ochoa de Luarca, el primero de esta especialidad que llega a la comarca occidental. Hasta la fecha se han matriculado en la nueva formación 19 alumnos, todos de esta zona de Asturias. El director, Jesús Fernández, manifestó su “entusiasmo” por la nueva etapa del instituto, que incorpora un nuevo ciclo después de años sin cambios. Fernández destacó las bondades del resto de ciclos de Formación Profesional, “clásicas y con mucha salida laboral”, dijo. Además, apuntó, son estudios con los que los alumnos “salen muy bien preparados porque los grupos no son numerosos”.

Asturias también dará como novedad este año sus primeros tres cursos de especialización –o másteres–, un complemento a los ciclos y de un semestre de duración. Son el de Ciberseguridad en Entornos de las Tecnologías de la Información en el CIFP de Avilés, el de Ciberseguridad en Entornos de las Tecnologías de Operación en el IES Fernández Vallín de Gijón y el de Digitalización de Mantenimiento Industrial en el CIFP de los Sectores Industriales y de Servicios de La Laboral. “Estos cursos pretenden ser una actualización de los resultados del aprendizaje de los ciclos formativos, generalmente porque se han registrado avances tecnológicos importantes”, explicó el director general de Enseñanzas Profesionales, Javier Cueli.

Compartir el artículo

stats