Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós al “fondo de saco” de León: se acabó viajar marcha atrás

La restitución, el martes, del itinerario pasante por la estación leonesa rebajará en unos 15 minutos el trayecto en tren a Madrid

El paseo bajo la marquesina de la vieja estación de León, que cubre la estación pasante. | Ramiro / Diario de León

Todo está listo para que los asturianos dejen de verse obligados a viajar en tren marcha atrás hasta León. Será dentro de cuarenta y ocho horas, el martes, cuando por fin se podrá viajar entre Asturias y Madrid todo el tiempo en el sentido de la marcha. Se pondrá así fin a un periodo de diez años durante el cual los pasajeros que se dirigían a la capital de España desde el Principado han tenido que viajar marcha atrás hasta León. Y lo mismo en sentido contrario. Vuelve por fin la normalidad porque las obras de integración del ferrocarril en la capital leonesa han concluido, lo mismo que las pruebas de circulación y la formación de los maquinistas. Y el último trámite, el dictamen de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) ha llegado, dando “luz verde” a la circulación comercial. La consecuencia, que los viajes desde y hacia Asturias durarán a partir del martes unos 15 minutos menos, según los cálculos del Ministerio de Transportes.

Los trabajos de la obra de integración del ferrocarril en León, según indicó Adif, han ido concluyendo en sucesivas fases (andén subterráneo, tramos de enlace, complementario de urbanización del entorno), en los últimos meses, entre diciembre de 2020 y abril 2021, fecha de la última recepción. Se realizaron pruebas de auscultación de vía y catenaria, así como los recorridos de fiabilidad, todo ello a cargo de Adif. También se desarrollaron recorridos de formación de maquinistas y simulaciones comerciales del operador. El administrador ferroviario acabó de remitir a la AESF toda la documentación requerida para la puesta hace 15 días.

La obra de integración del ferrocarril en León ha supuesto una inversión global de 31,7 millones de euros (IVA incluido). Los plazos de finalización de la obra y su puesta en servicio se han visto condicionados por diversas circunstancias, como “la situación de pandemia desde marzo de 2020, y los cada vez más exhaustivos procesos de verificación, muy complejos y de duración incierta”, justificó Adif.

El Ministerio ha señalado asimismo contratiempos como “la aparición de conducciones subterráneas que no figuraban ni en los planos ni en los estudios previos” o “el mal tiempo” registrado en la capital leonesa durante buena parte de 2018, por ejemplo.

La eliminación del “fondo de saco” acabará con una situación que se prolonga desde 2011, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero eliminó por las bravas el paso a nivel de El Crucero, en León, y provocó que las vías hacia Asturias dejaran de tener continuidad y que los convoyes tuvieran que maniobrar para continuar la marcha.

El proyecto para eliminar el “fondo de saco” se aprobó en 2015, y las obras comenzaron en octubre de 2016. Después, el Ministerio, primero con el PP y después con el PSOE al frente, anunció sucesivamente que el obstáculo quedaría eliminado en 2017, 2018, 2019 y 2020. Pero se fue acumulando retraso tras retraso.

La obra posibilitará “la restitución del itinerario pasante por la estación de León, eliminando su actual configuración en “fondo de saco”. La actuación acortará el recorrido de las conexiones León-Asturias y León-Galicia, con ahorros de tiempo en torno a los 15 minutos en el primer caso, al restablecer el trazado original (evitando el paso por el bypass sur de León).

LA NUEVA ESPAÑA adelantó la mejora del trazado leonés

La culminación de las obras para la integración del ferrocarril en León, que incluyeron la eliminación del “fondo de saco” de la estación de León que obliga a los asturianos a viajar marcha atrás hasta ese punto, iniciaron su fase final a principios del mes de agosto, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA. El paso semisoterrado estaba ya a punto de ver la luz, tras concluir Adif en aquellos días el proceso de auscultación de la línea y fiabilidad y haber oficializado la entrega a Renfe de una obra cuya puesta en servicio quedaba entonces a la espera de que el operador ferroviario iniciara las simulaciones comerciales y el proceso de formación del personal. Solo unos días más tarde, de nuevo LA NUEVA ESPAÑA adelantaba que los asturianos dejarían de tener que viajar marcha atrás hasta León en unas semanas, pues Renfe ya estaba en aquel momento realizando recorridos de formación con maquinistas y simulaciones comerciales. El administrador ferroviario ya había entregado entonces una parte de la documentación con el resultado de las pruebas de circulación a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), y anunciaba que entregaría el resto antes de que concluyera agosto. El dictamen de la AESF llegó esta misma semana, lo que da luz verde a eliminar, el martes, el “fondo de saco”.


Compartir el artículo

stats