Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La visita de un equipo de la NASA a Asturias se inicia con una charla el lunes día 27 en Minas

La observación de unos asteroides claves para entender el sistema solar se hará de madrugada durante tres días desde Gijón

Javier de Cos muestra uno de los 22 telescopios de la NASA a la alcaldesa de Gijón, Ana González. | J. Plaza

El viaje a Asturias de un equipo de observadores de la NASA comenzará justo dentro de una semana –el lunes día 27– en la Escuela de Minas de Oviedo. Allí, a las 13 horas, está previsto que Adriana Ocampo, directora del programa de ciencia de la NASA, y Marc Buie, uno de los astrónomos más prestigiosos del mundo, impartan una conferencia, principalmente dirigida a estudiantes de la Universidad de Oviedo, sobre la misión “Lucy”. Es en el marco de esta operación por la que una veintena de observadores de la agencia espacial estadounidense pondrán sus ojos en cielo asturiano. El proyecto, que se desarrollará en la Escuela de Marina Civil, durará cinco días: del 27 al 1 de octubre.

Durante ese tiempo, los astrónomos “viajarán” a los dominios de Júpiter, a través de 22 telescopios de 40 centímetros de diámetro instalados en el campus universitario de Viesques. El objetivo es desentrañar la forma y el tamaño de unos asteroides troyanos que podrían estar hechos del mismo material con el que se formaron hace millones de años los planetas más exteriores del sistema solar. Todo ello podría ofrecer pistas sobre el origen de la materia orgánica y suponer, así, una “revolución”. De forma paralela, la NASA mandará a investigar a estos cuerpos celestes a una sonda que ha bautizado con el nombre de “Lucy” y que partirá el mes que viene. Tardará muchos meses en llegar hasta su destino y estará trabajando durante 12 años.

Según avanza Javier de Cos, director del Instituto Universitario de Ciencias y Tecnología del Espacio de Asturias (ICTEA), la entidad que ha llevado un trocito de la NASA a Asturias, el momento culmen de la observación tendrá lugar del 29 de septiembre al 1 de octubre, que es cuando “ocurre el fenómeno”, llamado ocultación. Y más concretamente, a las cuatro de la madrugada. “El trabajo será básicamente en horario nocturno”, concreta.

Los expertos de la agencia espacial estadounidense llegarán el domingo 26 por la tarde y serán las principales cabezas de la operación, Adriana Ocampo –que es colombiana pero tiene raíces en Villaviciosa– y Marc Buie, quienes participen en el primer acto público de este viaje, organizado en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo. La conferencia estará abierta a alumnos y a algunos asistentes. Todavía está por cerrar el aforo. Hasta la escuela ovetense llevará Javier de Cos uno de los 22 telescopios de la NASA que se utilizarán para realizar las observaciones en Gijón.

A partir del lunes 27 por la tarde, todos los ojos estarán puestas en la Escuela de Marina Civil, en donde se montarán los telescopios. Este acto será abierto al público. En la misión también participarán observadores amateur. El ICTEA ha lanzando una campaña de reclutamiento que se espera que llegue a 50 voluntarios. Para cazar el fenómeno de la ocultación, lo que se hará es apuntar todos los telescopios a la vez mirando a Júpiter. A partir de ahí habrá esperar a que los asteroides se crucen entre el observador y una estrella con nombre numérico: v20200923194353.

Compartir el artículo

stats