Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo-Madrid, en 4.30 horas al eliminarse el “fondo de saco” de la estación de León

Los asturianos ya no tienen que viajar marcha atrás hasta la capital leonesa al abrirse un paso directo que evita una maniobra que duraba 18 minutos

Así es la nueva estación de tren de León, que reduce en 18 minutos el viaje Asturias-Madrid

Adiós al tren cangrejo. Asturias está desde ayer más cerca de Madrid y los asturianos (y los gallegos) ya no están obligados a viajar marcha atrás hasta León. Adif Alta Velocidad puso en la mañana de ayer en servicio las nuevas instalaciones de la estación de la capital leonesa que permiten la supresión del “fondo de saco” y el paso directo, sin inversión de marcha, de las circulaciones de Madrid a Asturias y Galicia y viceversa. Esto supone, según los cálculos de Adif, un recorte de 18 minutos en los tiempos de viaje. De tal manera que entre Oviedo y Madrid el tren más rápido tarda ahora en 4 horas y 30 minutos, mientras que desde Gijón se queda en 5 horas justas.

La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, supervisó la entrada en servicio de la nueva estación y explicó que la inversión total de estas actuaciones asciende a 49,27 millones. Precisó que las obras incluyen la ejecución de dos vías pasantes de ancho convencional electrificadas, el cubrimiento de la línea León-Gijón en una longitud aproximada de 590 metros y la ejecución de un andén central de 410 metros de longitud útil de estacionamiento y nueve metros de anchura. También se amplió la estación actual de León en unos 1.175 metros cuadrados de superficie para conectar con dicho andén. La conexión se realiza a través de un nuevo vestíbulo en el que se han instalado dos escaleras mecánicas y un ascensor.

Al acto de apertura de las nuevas instalaciones asistieron, entre otras autoridades, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, y el subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez.

La eliminación del “fondo de saco” acabará con una situación que se prolonga desde 2011, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero eliminó el paso a nivel de El Crucero, en León, y provocó que las vías hacia Asturias y Galicia dejaran de tener continuidad y que los convoyes tuvieran que maniobrar para continuar la marcha. Esta situación había generado numerosas quejas de los usuarios, pues, aparte de ir marcha atrás, en ocasiones el tren no tardaba 18 minutos, sino hasta media hora en reanudar la marcha.

Por la izquierda, Delia Losa, Faustino Sánchez y el presidente de Diputación de León, Eduardo Morán, ayer, durante su visita a la estación de León. | Efe

El proyecto para eliminar el “fondo de saco” se aprobó en 2015, y las obras comenzaron en octubre de 2016. Después, el Ministerio, primero con el PP y después con el PSOE al frente, anunció sucesivamente que el obstáculo quedaría eliminado en 2017, 2018, 2019 y 2020. Pero se fue acumulando retraso tras retraso, causa, según Adif, de la pandemia y de “la aparición de conducciones subterráneas que no figuraban ni en los planos ni en los estudios previos” o al “mal tiempo” registrado en León durante buena parte de 2018, por ejemplo.

Por lo que se refiere a las actuaciones de control, mando y señalización, se puso en servicio el nuevo enclavamiento León Crucero para controlar las nuevas instalaciones. De forma complementaria, se ejecutaron obras de adecuación del espacio circundante, eliminando varias instalaciones y ampliando el paseo de Quebrantos. En paralelo se procedió a la reparación y pintado de la estación histórica y a la restauración de la estructura metálica de la marquesina.

Las obras han permitido generar un paseo peatonal sobre las vías con una superficie aproximada de 9.725 metros cuadrados, en el que se han instalado seis salidas de emergencia desde el andén soterrado y once lucernarios de distintos colores que permitirán la iluminación natural del andén.

El alcalde de León, José Antonio Díez, por su parte valoró la actuación, que permite que la ciudad “de un paso importante hacia la modernidad y hacia el futuro”, dijo. No obstante, el regidor reclamó seguir avanzando en una verdadera integración ferroviaria en la ciudad.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, subrayó que ayer se acabó con “la provisionalidad de la estación, que estaba vigente desde hace diez años”, y se le da ya a una configuración definitiva.

Compartir el artículo

stats