Los ojos no saben hacia donde volverse al adentrarse en el Museo Las Ayalgas de Silviella (Belmonte de Miranda), un auténtico paraíso para los amantes de la historia, de la etnografía y de las tradiciones, instalado en un edificio restaurado en los antiguos almacenes y talleres que la empresa Hidroeléctrica del Cantábrico utilizó para la construcción de la Central de Miranda en Las Lleras a finales de los años 50. Previamente los talleres habían sido utilizados en la construcción del salto de Grandas de Salime de 1950. Posteriormente se desmontaron y se trasladaron para su uso en la construcción de una nueva central hidroeléctrica.

La exposición, variada y sorprendente, se extiende a lo largo de más de 2.000 metros cuadrados, que son todo un mundo de sorpresas. A ella se añade el taller de restauración, una acogedora cafetería y el amplio aparcamiento con acceso directo a la carretera general. El edificio se restauró por completo en 2018, con un respeto escrupuloso al diseño inicial. Se puso especial atención en conservar la identidad propia de la construcción, respetando cristaleras, fachada y estructura, pues el propio edificio es una pieza fundamental en la visita y la colección del Museo. 

El Museo Las Ayalgas, en un privilegiado emplazamiento natural. Lne

Desde vehículos a libros, documentos e instrumentos de tortura

La configuración de la colección empezó con un biscúter, el popular microcoche fabricado en España en los años 40. Poco a poco se sumaron a ella otros vehículos, tractores, motos, pequeños electrodomésticos, maquinaria agrícola, o piezas históricas, carros antiguos, elementos de tortura de la Inquisición o documentos y libros antiguos. Decenas de piezas que pronto se convirtieron en cientos y ahora superan el millar. 

Desde la más sencilla a la más importante, se han atesorado y restaurado con el fin de volver a dotarlas de vida, para que hoy en día el visitante pueda disfrutarlas en funcionamiento en las instalaciones. Molinos, pisón de escanda, malladoras, una fábrica de gaseosas, tractores y otras muchas máquinas que cada día se arrancan en el Museo para que se pueda disfrutar con los cinco sentidos.

Exposición de vehículos en el Museo. Lne

Cinco salas repletas de sorpresas

El Museo se divide en cinco salas, más la cafetería y la recepción de visitantes. La Sala Central Principal de 1.000 metros cuadrados alberga la colección de vehículos y automoción, fragua y oficios del hierro, colección sobre la vida y la muerte, maquinaria agrícola, fábrica de gaseosas y diferentes piezas, motores y vehículos que han sido de primordial importancia en la vida rural de Asturias.

La Sala Lateral Norte de 300 metros cuadrados que alberga la colección de útiles cotidianos, pesas y medidas, pequeñas herramientas, un piano de cola inglés de 1850 de madera de palo de santo, colección de relojes antiguos, y los primeros útiles eléctricos (grabador, aspiradoras, teléfonos)

Una Sala Lateral Sur de 300 metros cuadrados alberga los molinos, un pisón de escanda, la sala de tortura y una zona de útiles de cocina y herramienta de labranza representativos de Asturias. 

Cabe destacar que todas y cada una de las piezas de la colección han sido restauradas por completo para darles vida de nuevo y ponerlas en funcionamiento. Tanto es así que motores, vehículos, fábricas o utensilios están en perfecto estado de uso y funcionando para realizar exhibiciones habitualmente. El Museo realiza salidas a eventos y ferias nacionales, donde se montan la fábrica de gaseosas, el molino o la chariega (cocina tradicional asturiana), que al igual que el resto de piezas, se encuentran en perfecto estado de uso y funcionando.

El taller de restauración. Lne

El taller de restauración, también al servicio de los coleccionistas

El taller de restauración se dedica a mantener y ampliar la colección museográfica. Un equipo profesional multidisciplinar trabaja diariamente para resucitar la gran cantidad de piezas que aun albergan los almacenes. 

También se pone al servicio de coleccionista privados y particulares, que de este modo pueden aprovechar los conocimientos y servicios profesionales para recuperar piezas privadas.

CONTACTO Y DIRECCIÓN

Lugar Las Lleras, Silviella (Belmonte de Miranda)

Teléfono: 985 555716 / 696777428

info@lasayalgas.es/ www.lasayalgas.es

HORARIOS

Martes a domingo:

11:00 a 14:00 y 15:00 a 20:00 h.

Cerrado: Lunes

 Tarifa normal: 6 €

Tarifa reducida: grupos > 20 personas, familias numerosas y discapacitados: 5 €

Niños: gratis hasta 12 años