Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado desatascará los centros de salud por “respeto a la ciudadanía” con más administrativos para atender el teléfono

Candamo y Teverga recuperan las guardias médicas durante los fines de semana

Una médica en el centro de salud de Soto del Barco atiende a la paciente a la puerta del edificio

Una médica en el centro de salud de Soto del Barco atiende a la paciente a la puerta del edificio MIKI LÓPEZ

El Gobierno regional parece dispuesto a convertir el atasco telefónico de los centros de salud y las quejas de los usuarios por la falta de atención presencial en la diana de las próximas semanas. A las afirmaciones del Presidente del Principado de que “es intolerable tener que llamar 30 veces al centro de salud”, se sumó ayer la portavoz del Gobierno, Melania Álvarez. El Ejecutivo es consciente que algunas afirmaciones de Barbón han resquemado a los médicos de Atención Primaria, quienes sostienen que no es posible la vuelta a la presencialidad como en épocas anteriores a la pandemia por falta de recursos. “Además de respetar el papel de los profesionales (de la sanidad), respetamos también a la ciudadanía”, advirtió Álvarez.

El Ejecutivo asegura que se pondrán en marcha “medidas concretas” para solventar los problemas detectados en algunos centros de atención primaria. “Las palabras del Presidente muestra preocupación y no pueden entenderse como crítica alguna” a los profesionales, dijo Álvarez, quien subrayó “el esfuerzo enorme” de los sanitarios durante la pandemia. Incluso les atribuyó el mérito para que Asturias haya sido la primera comunidad autónoma en situarse en la “nueva normalidad”.

Pero precisamente esa nueva normalidad, sostiene el Ejecutivo, ha de manifestarse también en la prestación de los servicios. De ahí que el Gobierno anuncie acciones para desatascar algunos centros de salud, aunque no llegó a concretarlas. Sí se sabe que una de ellas consiste en la contratación de personal administrativo para potenciar las comunicaciones telefónicas, de manera que los usuarios no acaben desesperados por sus intentos infructuosos de contactar con los consultorios.

Un ejemplo de problema resuelto es el de los concejos de Candamo y Teverga. Las reivindicaciones de los últimos meses han sido escuchadas y en ambas zonas se restablecerán las guardias médicas próximamente. Habían sido suprimidas, recientemente en San Martín y con anterioridad en San Román, con las consecuentes molestias que eso generaba a los usuarios de una zona rural con una población envejecida que sufre problemas a la hora de desplazarse.

Después de sendas reuniones independientes del Consejero de Salud en los últimos días con ambas alcaldesas, Natalia González y María Amor Álvarez, finalmente Candamo recuperará las guardias del turno de tarde semanal y del fin de semana, y Teverga también volverá a contar en su consultorio con las guardias de sábado y domingo.

La alcaldesa de Candamo, Natalia González, da explicaciones ante los vecinos sobre el acuerdo para recuperar la atención sanitaria en el concejo. | Borja García Borja GARCÍA

En Candamo, el caso ya venía de lejos. Desde las reorganizaciones posteriores a los primeros meses de la pandemia, el único horario en el que había quedado atención en el consultorio era de lunes a viernes, hasta las 14.00 horas. Los vecinos del concejo en el resto de horas estaban obligados a desplazarse a Grado, e incluso se quejaban en numerosas ocasiones de que desde ahí se les remitía directamente al HUCA. Ayer, a la par que se celebraba la cuarta concentración vecinal en la puerta del consultorio de San Román en los últimos meses pidiendo que se recuperaran las guardias, llegó la noticia de que recuperan parcialmente el servicio.

A partir del 1 de noviembre, la atención seguirá siendo presencial en turno de mañanas, pero se abre el turno de guardia en horario vespertino hasta las 20.00 horas y los fines de semana de 08.00 a 20.00 horas. Unas reivindicaciones que también eran compartidas por los usuarios del concejo contiguo de Yernes y Tameza.

Aun así, los usuarios no van a relajar la tensión: mantienen la concentración fijada para el último viernes de octubre, pidiendo también que se incluya la guardia nocturna, servicio que existía antes de la pandemia. Raisa Messina, una de las personas que asumió el peso de las protestas, explicó: ”Nos movilizamos porque la gente llamaba preocupada y lo hicimos para ayudar al pueblo. Lo que se ha conseguido en teoría es eso, a partir del 1 de noviembre. Pero en octubre haremos la concentración de todas formas y veremos si cumplen”.

En el caso de Teverga, tras la última concentración hace unas semanas en San Martín, desde el equipo de Gobierno se había solicitado también una reunión con el Consejero. Tuvo lugar la semana pasada y dio como resultado la recuperación de las guardias en fines de semana. La Alcaldesa, María Amor Álvarez, celebra el cambio: ”Quiero agradecer al Consejero y a su equipo la pronta recuperación de este problema, que era muy importante para Teverga”.

En este caso, los vecinos del concejo tenían que desplazarse al concejo vecino de Quirós y después de que a mediados de agosto llegara esa interrupción en el servicio, ya recupera una normalidad que se había demandado en una concentración a la que habían asistido más de un centenar de vecinos.

El Partido Popular e Izquierda Unida habían presentado una moción conjunta para solicitar la recuperación del servicio, petición que ahora ha sido atendida.

Compartir el artículo

stats