Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra del enlace de Robledo, entre la “Y” y la Autovía Industrial, no comenzará hasta 2025

El Ministerio de Transportes licita por 700.000 euros la redacción del proyecto, pero cifra en dos años el plazo para elaborar el documento

Imagen de archivo de la zona de Robledo. | LNE

El Ministerio de Transportes ha sacado a licitación por 700.000 euros (IVA incluido) la redacción del proyecto de construcción del enlace de Robledo, que conectará la “Y” (A-66) con la Autovía Industrial (AS-II). Las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el próximo 25 de octubre y la adjudicataria se decidirá el 17 de noviembre. Pero la construcción del enlace, una vieja demanda del Gobierno del Principado, no será inmediata, pues la concesionaria tendrá dos años para redactar el proyecto, así que las obras no comenzarán previsiblemente hasta 2025. En el pliego de prescripciones técnicas particulares, el departamento que capitanea Teresa Ribera realiza una primera estimación del presupuesto de licitación de las obras: 20 millones de euros (IVA incluido). Son 5 millones más que lo calculado en 2014.

El enlace de Robledo es “una prioridad” para el Gobierno del Principado, al considerarlo “fundamental” para la movilidad en el área metropolitana central de Asturias, pues permitiría “descongestionar” la “Y” y crear “nuevos flujos de viaje óptimos”, como señaló hace unos meses el viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García.

El proyecto lleva encima de la mesa más de un decenio y hasta ahora no había avanzado ni un milímetro. El último escollo fue la pandemia: el Ejecutivo de Adrián Barbón había incluido en los Presupuestos autonómicos del año pasado una partida de 100.000 euros para iniciar la redacción del proyecto, pero quedó aparcada a causa de la incidencia del covid-19.

Y aunque esa partida volvió a aparecer, con la misma cuantía, en los Presupuestos del Principado de este año. Queda por resolver qué organismo asumirá el pago a la concesionaria o si se firmará un convenio por el que los gobiernos asturiano y central se repartirán la aportación. Lo que sí es seguro es que será el Ministerio el que asuma la construcción del enlace, una vez que esté completada la redacción del proyecto.

El enlace de Robledo es una de las demandas prioritarias de la “Alianza sobre infraestructuras del Estado que Asturias necesita”, colectivo integrado por el Gobierno del Principado, empresarios, cámaras de comercio, sindicatos, transportistas, asociaciones y colectivos vecinales y de consumidores, y varios partidos políticos.

El enlace de Robledo fue planteado por el Principado ya hace 13 años. En abril de 2008, el entonces director general de Carreteras, José María Pertierra, insistió en la necesidad de conectar la autopista “Y”, de titularidad estatal, con la en aquel momento “nueva” autovía Gijón-Oviedo (AS-II), autonómica, en las inmediaciones de la gasolinera de Robledo, donde confluyen ambas vías.

El nudo permitiría, dijo entonces Pertierra, descongestionar de tráfico el acceso a los polígonos industriales de Llanera y Lugones y dotaría de un nuevo punto de transferencia viaria a la “Y”, lo que redundaría, a su entender, en beneficio de los usuarios que se desplazan habitualmente entre los polígonos de Porceyo, en Gijón, y los del centro de la región.

El Ejecutivo regional trasladó ya ese año al Ministerio de Fomento (ahora Transportes) la necesidad de conectar las dos carreteras y anunció que se estudiaría “la fórmula más ventajosa para ejecutar el enlace”. La intención del Principado era en aquel momento que el proyecto de Robledo fuera incluido dentro del proyecto del tercer carril de la “Y”, que ya en aquel momento se afirmaba que estaba “en marcha”, pero que se demoró más de 10 años y que en la actualidad está en ejecución. No se incorporó.

Sí fue incluido en el protocolo firmado el 23 de abril de 2019 entre el Ministerio y el Principado que tenía por objeto colaborar para la mejora de la interconexión de la AS-II, de titularidad autonómica, con la red del Estado en la zona central de Asturias. Ese acuerdo establece la necesidad de conectar las autovías de la Red de Carreteras del Estado y la autovía AS-II, además de en Robledo, en otros dos puntos. El primero surgiría de la remodelación del enlace de Roces, en Gijón, entre la Autovía del Cantábrico y la AS-II, una inversión cifrada en unos 3 millones, que asumiría el Ministerio. El segundo implicará la conexión, a cargo del Principado, entre el nuevo acceso a la capital asturiana, la Ronda Norte, con la autovía autonómica de la Industria.

Compartir el artículo

stats