Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado quita la cita previa, que sigue en la Administración central

Barbón amenaza a los administrativos que no ofrezcan consultas presenciales

El regreso judicial: cita previa, horarios de nueve horas y medición de temperatura

La cita previa continuará siendo el modo habitual de relación entre el ciudadano de pie y los organismos públicos de ámbito estatal tras el retorno a la normalidad. En cambio, el Gobierno de Asturias tiene decidido volver al modelo anterior a la crisis sanitaria, en el que se atendía a las personas en las ventanillas por orden de llegada y sin necesidad de haber concertado la visita.

Según fuentes del Ejecutivo autonómico, el Principado dictará en los próximos días la resolución correspondiente, competencia que corresponde al vicepresidente Juan Cofiño, bajo cuyo mando está la organización de la Administración autonómica.

La atención al público en los organismos oficiales es uno de los aspectos que sufrió mayores variaciones a lo largo de la pandemia. En los peores momentos, los ciudadanos recibieron respuestas telefónicas cuando los aparatos encontraban una persona que los descolgase. Más tarde, se hizo habitual el concertar una cita con el objetivo de evitar aglomeraciones en los recintos de las administraciones.

Estos mecanismos de relación han originado abundantes episodios de malestar por parte de los usuarios. Sin embargo, la Administración central entiende que, en adelante, pueden constituir el modelo adecuado para ofrecer un servicio de calidad. Del Estado dependen entidades como el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la Agencia Tributaria. el Servicio Público de Empleo (SEPE) o las oficinas de expedición del DNI. En estas últimas, la cita previa tiene años de vigencia. En la Delegación del Gobierno también se mantendrá la cita previa, un sistema que “está funcionando muy bien en nuestros organismos”, según fuentes de la Delegación. En estas oficinas de titularidad estatal ha habido un cambio reciente: desde el pasado día 1, para los servicios de registro también se atiende a quien vaya sin cita.

Barbón amenaza a los administrativos que no ofrezcan consultas presenciales

“Cuando uno llama a un centro de salud para solicitar una cita y se le hace un cuestionario, tiene que quedar claro que el ciudadano tiene derecho a una cita presencial”subrayó ayer el presidente del Principado, Adrián Barbón, en referencia a los centros de Atención Primaria. Según enfatizó Barbón, “hay mucha gente que prefiere cita telefónica, pero quien la quiera presencial tiene derecho a tenerla porque es un derecho ciudadano”. El presidente regional fue más allá: “Si no se lo ofrecen, el usuario tienen que exigirlo”.

Barbón pronunció estas palabras durante la rueda de prensa que ofreció ayer para anunciar la supresión de las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus. “Si en algún sitio se detecta que no se cumple el protocolo establecido, como Gobierno intervendremos”, enfatizó el Presidente regional.

Fuentes sanitarias señalaron a este periódico que los destinatarios de estas advertencias no son los médicos, a los que ya Barbón había exigido semanas atrás dar respuesta a las demandas de asistencia en persona. Ayer, el jefe del Ejecutivo apelaba al personal administrativo responsable de atender las llamadas de los usuarios. En el momento actual, el Servicio de Salud (Sespa) está procediendo a la contratación de este tipo de personal para reforzar los sistemas de comunicación con los usuarios.

“No hay centros cerrados”

El jefe del Ejecutivo aconsejó emplear la reserva de cita a través de la página web “Astursalud”, opción restablecida el pasado 30 de septiembre después de año y medio cancelada a causa de la pandemia de coronavirus. El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, señaló que actualmente a través de la página web “Astursalud” solo se puede reservar cita presencial, y que en los próximos días se habilitará la posibilidad de concertar también consulta telefónica. El titular de Salud añadió que “continúa habiendo usuarios que piensan que hay centros de salud cerrados”, y añadió que “urge” acabar con esta sensación. “Vamos a poner en marcha un plan de comunicación para que los ciudadanos sepan que sus centros están funcionando”, apostilló Fernández.

Compartir el artículo

stats