Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asi vuelve este lunes en Asturias la atención presencial sin cita previa en la administración (pero no en toda)

El sistema de cita previa que universalizó la pandemia, y que conserva el Estado central, ralentiza trámites y excluye a las personas sin cultura digital

Los usuarios, deseosos de que acabe la cita previa para acudir a la Administración L. Á. VEGA

La Administración del Principado reanuda este lunes la atención presencial a la ciudadanía en sus registros y oficinas, y mantendrá el sistema de cita previa de forma voluntaria. Así lo anunció este viernes el Gobierno autonómico, tras el final de la crisis sanitaria y las numerosas quejas entre usuarios que generó el modelo de atención seguido durante la pandemia. A partir de ahora el acceso a las dependencias administrativas será libre y se realizará con el protocolo sanitario. Es decir, distancias de al menos 1,5 metros y uso de la mascarilla. Además, el personal de seguridad actuará para evitar aglomeraciones.

El Boletín Oficial del Principado (BOPA) publicó este viernes esta novedad, contemplada en una resolución de la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, al considerar que así lo permite la evolución favorable de la pandemia y el alto porcentaje de vacunación.

La nueva norma sustituye a la emitida el 7 de septiembre de 2020 y pretende avanzar, dice el Principado, “en la mejora del acceso de la ciudadanía a los servicios públicos, por lo que todos los empleados asistirán de forma presencial al centro de trabajo”. La resolución afecta también al personal funcionario docente que no preste sus servicios en centros educativos vinculados al calendario escolar.

Según la resolución publicada este viernes en el BOPA, estará exento del trabajo presencial el personal funcionario reconocido por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales como especialmente sensible por inmunodeficiencia o que esté sometido a tratamiento por cáncer, o se le considere así por la autoridad sanitaria.

  1. Usuarios. A partir de este lunes, los usuarios podrán acceder a las oficinas de atención al público de la administración regional sin concertar una cita. Eso sí, se deberá seguir usando mascarilla y guardando la distancia de seguridad. La cita previa será voluntaria. 
  2. Personal funcionario. La nueva situación obligará a incrementar el trabajo presencial de los funcionarios, quedando excluidos los inmunodeprimidos, enfermos de cáncer o los que deban cuidar a dependientes.

También estará exento el personal que precise aplicar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar como consecuencia de la situación de crisis sanitaria que motive cierre de centros, confinamientos totales o parciales, brotes en aulas o centros, suspensión de actividades escolares u otras circunstancias análogas, que podrá desempeñar el trabajo a distancia cuando el contenido de su puesto sea compatible con dicha modalidad y se garantice la prestación de los servicios públicos, condicionado, en todo caso, a que no haya otras personas responsables de las personas dependientes a su cargo.

Los afectados deberán acreditar documentalmente ante su correspondiente Secretaría General Técnica u órgano equivalente en organismos y entes públicos la necesidad de atender a personas dependientes a su cargo, ya sean menores de 14 años, personas con discapacidad o mayores en situación de dependencia por razón de edad o enfermedad.

Administración central

Los organismos de la administración central, como la Agencia Tributaria, continuarán con la cita previa, que ya estaba establecida antes de la pandemia.

Los usuarios de la administración estaban deseosos de que finalizase el sistema de cita previa, ya que, según aseguran muchos de ellos, ralentiza los trámites urgentes y también dificulta la realización de trámites por parte de aquellas personas que no dominan el mundo digital. El sistema que universalizó se había convertido en un filtro disuasorio para muchas personas sin capacidad para concertar digitalmente una cita previa. Otro sistema era la llamada telefónica, pero, como muchos usuarios comprobaron en sus carnes durante esta pandemia, ser atendido a través de este medio era algo casi imposible.

Compartir el artículo

stats