Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias desea “reconducir” la cumbre interautonómica de Feijóo sobre financiación

El Principado, partidario de alianzas “sin frentismos” mientras el PSOE llama a la unidad de sus barones

El presidente asturiano, Adrián Barbón, junto al gallego Alberto Nuñez Feijó.

El Gobierno asturiano apuesta por “reconducir” la cumbre con otras siete comunidades autónomas sobre financiación, prevista para el próximo mes de noviembre en Santiago de Compostela, para evitar que sea interpretada como la puesta en escena de un frente, “ya sea contra otros territorios o contra el Ejecutivo central”. La pretensión del Principado engarza con el mensaje que ha trasladado el Gobierno de Pedro Sánchez a sus barones territoriales para que los presidentes autonómicos del PSOE no escenifiquen ni aireen sus diferencias en materia de financiación autonómica, un pulso político en el que los intereses territoriales suelen colisionar con las siglas de partido.

El anuncio del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de que la cumbre de Santiago de Compostela tenía como fin frenar una negociación bilateral entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Generalitat catalana en materia de financiación levantó ampollas en el PSOE, justo en vísperas de la celebración de su 40.º congreso federal. Las comunidades autónomas que inicialmente habían confirmado su presencia en esta cumbre inteautonómica eran Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura. Es decir, con mayoría de presidentes socialistas, cinco, junto a dos del PP y el regionalista Miguel Ángel Revilla, que gobierna en coalición con los socialistas cántabros. Algunos de ellos, incluido el asturiano Barbón, mostraron entonces sus dudas respecto a la cumbre.

Pero el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, precisó ayer que la intención del Ejecutivo asturiano pasa por “reconducir la situación para articular una buena propuesta en materia de financiación, en línea con lo que tenemos pactado en Asturias”. Cofiño reconoció que las últimas declaraciones críticas con el Gobierno de Núñez Feijóo “de alguna forma, cuestionan el principio de no establecer ningún frentismo, ni en términos ideológicos ni con otras comunidades autónomas ni con el Gobierno central”. El vicepresidente asturiano reconoció que entre todos los presidentes autonómicos del PSOE van a hablar con su homólogo gallego para tratar de llegar a un entendimiento que no frustre las alianzas y posiciones comunes en materia de financiación regional. “Es esperable una reconducción de la situación”, planteó Juan Cofiño, quien confirmó la disposición de Asturias a “todo lo que sea establecer alianzas con otras comunidades, al margen del color político; ahí siempre nos van a encontrar y en esa clave interpretábamos la cumbre promovida por el presidente de Galicia”.

El vicepresidente del Principado incidió en que la búsqueda de posiciones comunes y alianzas con otras comunidades, sin frentismos, forma parte del consenso alcanzado hace ya más de un año con el resto de fuerzas políticas en Asturias, salvo Vox. “Entre los partidos de la Junta General y el Gobierno hay un consenso muy amplio de afrontar la negociación de la reforma de la financiación autonómica con unas claves determinadas”, recordó Cofiño.

“Vamos a estar siempre alineados en defensa de los intereses de Asturias en materia de financiación autonómica, como es nuestra obligación, con aquellos con los que coincidamos. Es obvio que hay una serie de territorios con problemáticas comunes y que enfrentamos este proceso desde los mismos principios y en eso vamos a seguir estando”, ratificó el vicepresidente del Principado. “Serán reuniones que auspicie un presidente u otro. No nos cerramos a nada, en absoluto. Simplemente ponemos como barrera, porque creemos que es indeseable y no conduce a nada, el frentismo, ya sea ideológico, territorial o con el Gobierno de la nación. Por eso esperamos que se reconduzca esta situación para poder ir progresando”, concluyó Cofiño, que ayer se encontraba en el congreso federal del PSOE, en Valencia, formando parte de la delegación de la Federación Socialista Asturiana.

La cita congresual fue aprovechada por el Gobierno de Sánchez para hacer una llamada a sus presidentes autonómicos y evitar así que la cumbre de Santiago hiciese aflorar las distantes posiciones existentes entre sus barones del frente mediterráneo y los de Asturias, Extremadura y Aragón, Castilla-La ancha o La Rioja.

Compartir el artículo

stats