Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado prevé que sus 1.200 jefaturas se formalicen en enero

El vicepresidente Cofiño confía en que la ley de simplificación de medidas administrativas se apruebe el próximo mes

Consejerías.

El Gobierno autonómico prevé que el concurso de méritos para cubrir 1.200 jefaturas de servicio, sección y negociado del Principado quede listo en el próximo mes de noviembre para que las tomas de posesión se produzcan en enero de 2022. Al menos esta es la previsión que maneja el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Juan Cofiño, sobre un concurso inmerso en litigios, recursos y contrarrecursos desde hace más de una década.

Aunque el Principado se ha visto obligado a ampliar varias veces el plazo para resolver este concurso de méritos y la fecha vencía el pasado 13 de octubre, Cofiño sostiene que “no hay retraso, todo lo contrario, ya que había que esperar a todos los procesos judiciales, ya culminados, para poner en marcha este proceso”. El vicepresidente del Principado confirmó que ahora “ya estamos en la fase previa de calificación de cada puesto y antes de que acabe noviembre estarán adjudicadas provisionalmente todas las plazas, de tal forma que en enero tomarán posesión todos”. El Vicepresidente recalca que “puede aparentar un retraso pero se ha ido muy rápido pese a los tiempos que había que dar a los tribunales”.

El actual Ejecutivo autonómico había convocado este concurso de méritos en junio de 2019, después de que llevase atascado una década en diversos litigios y aplazamientos, y se dio un plazo de 12 meses para resolverlo, pero se cruzó la pandemia del coronavirus de por medio, por lo que se paralizaron todos los trámites administrativos. En junio de 2020 el Principado acordó una ampliación de seis meses que por entonces consideraba “suficiente” para poner punto final al concurso que debe definir las jefaturas de toda la administración autonómica. Las previsiones volvieron a quedarse cortas y en el febrero pasado el Ejecutivo autonómico acordaba una nueva ampliación que, en este caso, vencía el 30 de junio de 2021. También acabó por resultar insuficiente, de tal forma que se volvió a dilatar hasta el 13 de octubre pasado. Pocos días antes de vencer este último plazo, la dirección general de Función Pública confirmaba a los representantes sindicales que este concurso se encuentra en el tramo final pero que aún harían falta unas semanas para proceder de la adjudicación provisional de las jefaturas. Las palabras de Cofiño van en esta misma línea y sitúan la toma de posesión de esas mil doscientas jefaturas en las primeras semanas del próximo año. La adjudicación de estas plazas no está exenta de cierta complejidad ya que, según fuentes sindicales, pueden producirse empates entre los candidatos a una misma jefatura que será previsto deshacer para la adjudicación correspondiente, otra situación que podría ralentizar esta fase definitiva del concurso.

Por otra parte, el vicepresidente del Principado dio por hecho que la nueva ley de simplificación de medidas administrativas estará lista para su aprobación en la Junta General en la primera quincena de noviembre. Se trata de una de las patas de la reforma de la administración del Principado, una misión que le encomendó el presidente Adrián Barbón en junio del año pasado. La ley de simplificación de medidas tiene por objeto acelerar los trámites autonómicos que, por ejemplo, también tienen alcance para los ayuntamientos.

Una de las figuras clave de esta reforma será la declaración responsable, que permitirá a los particulares poner en marcha una obra o actividad antes de que se le conceda el permiso, sin menoscabo de una posterior comprobación por parte de la Administración. Otra de las iniciativas que ya tiene en marcha el departamento de Juan Cofiño es la nueva ley de empleo público, que negocia con los sindicatos, y está previsto que entre en la Cámara autonómica en el primer semestre de 2022.

Compartir el artículo

stats