Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias se baña con el “veroño”

Las altas temperaturas, que rozarán hoy los 30 grados, animan las playas en pleno octubre: “Estamos mejor que en verano”

Ambiente, ayer, en la playa de San Lorenzo de Gijón. | J. Plaza

“Estamos mejor que en verano; nos estamos dando unos baños estupendos y, encima, casi no hay gente”. Ángeles Puertas y Teresa Labra no dudaron ayer, en pleno octubre, en ponerse el bañador y pegarse un chapuzón en la playa de Santa Marina de Ribadesella. El “veroño”, que lleva semanas instalado en la región, subió de temperatura hasta alcanzar los 26 grados de máxima en Castropol. Para hoy se espera todavía más calor: 29 en el interior y 26 en la costa. El otoño se vestirá de verano, aunque el jueves Asturias volverá a la cruda realidad con máximas de 19 y precipitaciones, debido a la entrada de un frente por el Atlántico que traerá el frío, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Teresa Labra y Ángeles Puertas, en la playa Santa Marina, en Ribadesella.

“Estamos encantados”, comentó, también en Ribadesella, el madrileño Antonio Cerrato, tras disfrutar de un día de pleno estío. “Por la mañana hacía mucho más frío, pero ahora ya sobra la ropa de abrigo”, añadía Carmen Carrasco, procedente de la capital de España. La noche de ayer, sin embargo, fue calurosa, con temperaturas de 20 grados a las nueve de la noche. El mismo ambiente veraniego se respiró en la playa de San Lorenzo de Gijón, donde se pudieron ver bañadores y biquinis. El “veroño” animó el paseo por las calles de la ciudad y el céntrico arenal estuvo más concurrido de lo habitual. El mercurio llegó a marcar en el concejo los 24 grados de máxima a primera hora de la tarde, con una fuerte sensación de bochorno. Pese a ello, fueron muchas las personas que no se desprendieron de las gabardinas, las medias o las botas.

Cadenas, Otero y Toni Parrondo en el coto de El Arenero, en Tineo.

El paseo de la playa de Salinas, en Castrillón, también congregó a numerosos paseantes. Avanzada la mañana, en el arenal pudieron verse personas jugando con los perros y hasta familias haciendo castillos con sus hijos. Por el paseo, se mezclaron los deportistas con quienes aprovecharon la calidez del “veroño” para contemplar el mar. Alejandra Barros tenía día libre en el trabajo y pudo salir a correr junto a sus dos canes. “No hay que dejar pasar un día tan bueno, luego llega el frío y nos quejamos”, señaló. Desde que acabó la época de baños, los perros pueden volver a disfrutar de esta playa. Algunos surfistas decidieron salir a probar suerte en el agua, pero debido a la ausencia de viento se encontraron con muy pocas olas.

Dos paseantes en el arenal de Salinas.

En Tineo, aunque el cielo no llegó a despejarse totalmente, se pudo disfrutar de una temperatura agradable, por encima de los 20 grados. Un buen tiempo que algunos aprovecharon para acercarse al coto de pesca intensivo de El Arenero, donde además de practicar la pesca cuentan con espacios de área recreativa y bar para pasar un rato al aire libre en plena naturaleza. “Somos habituales de El Arenero y hay que aprovechar estos días que vienen tan buenos, porque aquí en esta época suele hacer frío”, apuntó Otero. A su lado, Toni Parrondo señaló que “en estas fechas, en las que no se puede ir al río, es cuando venimos a El Arenero a pescar o tomar algo, sobre todo cuando hace tan bueno”. “Hoy es un privilegio poder estar aquí, hay pocos sitios como este para disfrutar del buen tiempo”, recalcó Cadenas.

María Jesús Pérez y Marta Suárez en Valdés. |  A. M. S.

María Jesús Pérez y Marta Suárez en Valdés. | A. M. S.

Según la Aemet, hoy Asturias vivirá el día más caluroso del otoño, con una máxima prevista en Oviedo y Langreo de 29 grados. Avilés llegará a los 28, Cangas del Narcea y Navia a los 27, Gijón a los 26 y Llanes a los 25.

Además, a las diez de la noche el mercurio todavía marcará los 20 grados. Mañana las temperaturas seguirán altas, con 26 grados, aunque podría caer alguna llovizna. El jueves ya regresará el otoño a la región, llegando a bajar el mercurio diez grados en solo 48 horas. Las máximas se quedarán en los 19 grados y la probabilidad de chubascos será mayor, sobre todo, durante la tarde.

Compartir el artículo

stats