El pasado lunes 18 de octubre, en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, el Consejero de Medio Ambiente, Juan Cofiño, y la Vicerrectora de Sostenibilidad de la Universidad de Oviedo, Sandra Velarde, inauguraban la primera Semana de la Circularidad, organizada por la Cátedra Cogersa de Economía Circular.

Durante cinco días, de lunes a viernes, una treintena de expertos han expuesto su visión sobre la situación y los retos de la economía circular, desde diferentes prismas, y realizado propuestas para que Asturias avance en esta materia.

La última sesión de la Semana de la Circularidad se centró en la “Financiación de la Economía Circular”, con una ponencia inicial a cargo de Raquel García, Directora de la Oficina de Proyectos Europeos del Gobierno del Principado de Asturias. Esta Oficina es el departamento de la Administración regional -creado hace escasamente un año- que se encarga de asesorar a las entidades y empresas que presentan ideas para desarrollar proyectos financiables por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y otros fondos europeos, y de canalizar la interlocución entre los promotores y los organismos gestores de la financiación europea.

Raquel García resaltó que “la transición ecológica es el más importante de los cuatro pilares en los que se asienta el Instrumento de Recuperación Next Generation EU, copando un 37% de las inversiones”. En España, el porcentaje se eleva y “la economía circular, como línea específica para conseguir los objetivos climáticos, ocupa un lugar destacado en el Plan de Recuperación, con inversiones en el Componente 12 por valor de 850 millones de euros, que darán un impulso decidido al despliegue de una economía basada en el uso eficiente de los recursos”. Francisco Javier Iglesias Rodríguez, director de la Escuela Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo, en cuya sede tuvo lugar la sesión de ayer viernes, moderó un interesante coloquio sobre la financiación de la economía circular, en el que participaron Fernando Méndez-Navia, socio director del Grupo DEX; Jaime Fernández Cuesta, responsable del Área I+D+i Empresarial de IDEPA; Liv Brandt, responsable del Clúster de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Universidad de Oviedo; y Alberto Hernández Diaz, responsable de operaciones especializadas de la territorial Cantabria Y Asturias del Banco de Santander La clausura institucional de la Semana de la Circularidad fue realizada por Nieves Roqueñí Gutiérrez, Viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno del Principado de Asturias y Vicepresidenta de Cogersa, y por Susana Menéndez Requejo, Vicerrectora de Transferencia y Relaciones con la Empresa de la Universidad de Oviedo.

“Cogersa creará comunidades circulares en torno al nuevo paradigma de producción y consumo”

Paz Orviz, gerente del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias (Cogersa) realiza una valoración de la que ha sido primera Semana de la Circularidad organizada por la Cátedra Cogersa de Economía Circular.

-¿Puede explicar qué es la Cátedra Cogersa de Economía Circular?

-La Cátedra nació hace ahora tres años como instrumento de colaboración estable entre Cogersa y la Universidad de Oviedo, con el fin de formar y sensibilizar al conjunto de la sociedad asturiana en torno a la economía circular y la gestión sostenible de los residuos. También pretende fomentar el análisis y el debate en torno a estas materias, creando un “espacio de pensamiento circular”; así como impulsar la investigación y desarrollo en torno a la prevención y gestión de los residuos.

-Toda una semana dedicada a la economía circular. ¿Por qué Cogersa, empresa pública que gestiona los residuos en Asturias, promueve esta Semana de la Circularidad en colaboración con la Universidad de Oviedo?

-La economía circular es un concepto mucho más amplio que la gestión sostenible de los residuos. Es un nuevo paradigma que redefine nuevas formar de producir y consumir. Por su parte, Cogersa es mucho más que la entidad que gestiona residuos. Es un consorcio comprometido desde hace décadas con la mejora ambiental de Asturias, en cuya trayectoria ha ido generando importantes alianzas con diferentes grupos de interés (empresas, centros educativos, entidades sin ánimo de lucro, centros tecnológicos y con la propia Universidad de Oviedo), contando asimismo con una presencia cotidiana en la vida de todos las personas que viven en Asturias. La mayor ambición que supone la economía circular se da la mano con el deseo de Cogersa de avanzar en los nuevos retos del Pacto Verde Europeo. Y en este camino, quiere ir de la mano de la Universidad de Oviedo, para difundir a toda la sociedad asturiana el nuevo concepto, a través de iniciativas como la Semana de la Circularidad que acabamos de celebrar.

-¿Qué balance realiza de esta primera Semana de la Circularidad de Asturias?

-Es un balance altamente satisfactorio, tanto por la calidad de las intervenciones, como por la nutrida asistencia de un público heterogéneo que representa perfectamente las diferentes caras con las que cuenta la economía circular. Aprovecho para agradecer la generosidad de los ponentes, que nos han ilustrado con su experiencia y aportado ideas de gran interés, que con seguridad permitirán dar un empujón notable para construir una Asturias más circular.

-¿Tendrá continuidad esta iniciativa?

-Espero que haya muchas más semanas de la circularidad los años venideros y esto sea el germen de una “comunidad circular” de entidades y personas que trabajen para que la recuperación económica de Asturias esté alineada con la economía circular y la neutralidad climática.