Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan un 19% en un año los enfermos pendientes de consulta con el especialista

Oftalmología es la disciplina con más pacientes pendientes de una cita (15.923) y las terapias del dolor registran la espera más larga (162 días)

Exteriores del HUCA. Miki López

Los problemas agudos de la sanidad asturiana están en la atención primaria y los problemas crónicos –no menos graves y con largos años de evolución– están en la atención especializada. Crónicos y agravados por la pandemia de covid-19. Las listas de espera de las consultas con el especialista han aumentado de manera notable en los últimos meses. En concreto, se han incrementado un 19 por ciento en el último año. Si a finales de septiembre de 2020 eran 70.742 las citas pendientes, este pasado septiembre terminó con 84.183.

La mayor demora media corresponde a las consultas con el anestesista, principalmente para los tratamientos destinados a mitigar el dolor: 162 días. No son novedosas estas largas esperas para un tipo de terapias cuya demanda está directamente relacionada con los retrasos de ciertas cirugías, por ejemplo las de columna.

Para los usuarios que solicitan una cita con el oftalmólogo, la demora media es de 102 días. La atención de la vista genera muchas peticiones de consultas: más que ninguna otra especialidad. Son 15.923 los asturianos pendientes de una cita para examinar los ojos. La segunda disciplina con más consultas pendientes es traumatología (11.780 enfermos en espera a finales de septiembre). Y la tercera dermatología: 8.593 enfermos en espera.

Si lo que se analiza es la evolución de las consultas con el especialista en el último año, se observa que el aumento de los pacientes en lista de espera ha sido particularmente intenso en áreas como cardiología (85 por ciento), neurología (75 por ciento), otorrino (45 por ciento) y la mencionada oftalmología, en la que el aumento de enfermos en espera de consulta ha sido del 30 por ciento desde septiembre de 2020.

En el polo opuesto, llama la atención el adelgazamiento de las listas de espera en una especialidad tan habitualmente desbordada como es traumatología. Si en septiembre de 2020 aguardaban una consulta 16.164 enfermos, un año después son 11.780, lo que implica un descenso del 27 por ciento.

Los datos oficiales de la Consejería de Salud ponen de relieve que ni siquiera con una oferta casi ilimitada de horas extraordinarias a los médicos para atender consultas se consigue resolver más citas que antes. El pasado mes de septiembre se registraron en Asturias 126.740 citas de atención especializada. Son casi 13.000 más que en septiembre de 2020, pero menos que en septiembre de 2019, 2018 y 2017. Es bien conocido que en las disciplinas de contenido quirúrgico, como oftalmología, traumatología y otras, a los facultativos suele atraerles bastante más operar que pasar consultas.

Compartir el artículo

stats