Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición endurece la crítica y espolea a Barbón: “No puede posponer las reformas”

Los partidos contrarios al Presidente llevan al debate sobre el estado de la región peticiones de impulso industrial, demográfico, económico y social en un momento “crítico” para Asturias

Adrián Barbón.

A partir de hoy, la Junta toma la temperatura a la legislatura autonómica en un momento “crucial”. En esto, y quizá en poco más que en esto, la unanimidad recorre el Parlamento regional, del PP hasta Podemos, en una atmósfera también generalizada de elevación del volumen y la rotundidad con la que toda la oposición expresa el descontento con el desempeño del Gobierno del Principado. Recién rebasado el ecuador de su mandato, Adrián Barbón encara a partir de hoy, en este ambiente de hostilidad sin sorpresas, su segundo debate “de orientación política general”, el del estado de la región.

Con la negociación presupuestaria pendiente, las tensiones de la oficialidad enrareciendo el ambiente y la normalidad cambiando el orden del día, se avecina un escrutinio de la realidad asturiana en algún punto distinta a la del año pasado, ejecutada en mitad de las incertidumbres de segunda ola del coronavirus. Superada ahora la tregua de la pandemia, si es que alguna vez existió, los antagonistas del Ejecutivo regional preparan las preguntas del segundo examen de Barbón advirtiendo desde la izquierda a la derecha de que la “coartada” del covid ha cedido, prometiendo subirle la exigencia en el abordaje de un momento “crítico” para la región, con multitud de cuestiones pendientes y una apremiante necesidad de que el Presidente especifique con detalle su estrategia para darles respuesta. Los grupos vienen, dicen, a pedir cuentas sobre la reanimación del tejido industrial y empresarial asturiano, la crisis demográfica, el declive del mundo rural y, sobre todo, la hoja de ruta del aprovechamiento de la oportunidad de los fondos europeos. Desde la izquierda, también un calendario preciso y una clarificación de contenidos para la oficialidad del asturiano.

Resumiendo mucho, el PP espera del Presidente “intención real de alcanzar acuerdos amplios” y Ciudadanos un esquema clarificador sobre la “reactivación de la economía”. Podemos incidirá en el sistema de protección social y volverá a pedir que el presupuesto de este año incorpore la gratuidad de las escuelas infantiles, IU dejará ver un nítido distanciamiento del acuerdo de legislatura que suscribió en 2019 con el PSOE, Foro pedirá inversión en ciencia, industria y contra la despoblación y Vox explicará por qué cree que Asturias ha dado en estos dos años “un gran paso atrás”.

Es para todo eso que a las once de esta mañana arranca el debate con el discurso de Barbón. Mañana le seguirá la intensa jornada de confrontación de pareceres con cada uno de los grupos parlamentarios y el jueves, las votaciones de las propuestas de resolución emanadas de un intercambio de opiniones que se adelanta enconado.

Mallada (PP): “El Gobierno no quiso o no supo gestionar siquiera lo ordinario”. “Llegamos al Debate de Orientación Política”, reflexiona la presidenta y portavoz parlamentaria del PP, “dejando atrás la emergencia sanitaria, pero sufriendo sus efectos sobre la actividad económica y el empleo, con graves cifras en lo que se refiere a la pobreza y la desigualdad en Asturias”. En la versión de Teresa Mallada, “eso se debe en gran parte a que el Gobierno sólo se centró en combatir la pandemia y no quiso o no supo gestionar ni siquiera lo ordinario ni avanzar en los problemas estructurales de la región”.

El año pasado, continúa la líder popular, “el presidente del Principado calificó este debate como una ‘tramoya’, dejando ver el escaso respeto que tiene al parlamento asturiano. Confiamos en que en esta ocasión, y dado el momento crucial que vive la región ante la llegada de los fondos europeos y la aprobación del presupuesto para el próximo año, el presidente tenga la intención real de alcanzar acuerdos amplios para los temas que de verdad importan a los asturianos: la reactivación económica y la creación de empleo, especialmente entre los jóvenes, las mujeres y los mayores de 55 años; el mantenimiento del estado del bienestar y el reto demográfico”. Desde el PP, ratifica Mallada, “seguiremos tendiendo la mano con lealtad al Ejecutivo y presentándole propuestas concretas para sacar a Asturias adelante: reforma de la fiscalidad, reducción de la burocracia y una apuesta real por la formación. También incidiremos en la necesidad de mantener nuestra industria pesada, lograr un entorno favorable para los autónomos y las pymes, un escenario atractivo para la inversión y un tejido productivo competitivo e innovador.”

Fernández (Ciudadanos): “Estamos lejos de la región idílica que dibuja el Presidente”. “El estado en el que se encuentra sumida nuestra comunidad autónoma”, señala la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, “dista mucho de la región idílica que dibuja el presidente del Principado. Estamos a la cabeza de Europa en desempleo juvenil, los jóvenes tienen que emigrar de Asturias porque no les ofrecemos ninguna posibilidad de futuro, tenemos una población sumamente envejecida, imposibilitada para captar y retener talento, y una industria afectada por la descarbonización que ve cómo las promesas y el dinero para su reconversión va a parar a manos de otras comunidades”. A partir de ese diagnóstico, Fernández promete que la formación naranja, “con el marcado carácter institucionalista del que hacemos bandera, acudirá al debate con espíritu crítico, pero también constructivo, porque los asturianos nos merecemos otra región que apueste por una reactivación del sector económico”.

Su discurso en el debate, resume, “se encaminará a acciones de empuje de la actividad económica como mecanismo para solventar el paro y mejorar la natalidad”, incluyendo aquí también la necesidad de “dotar de una mayor sostenibilidad a los servicios públicos, mediante un control eficiente del gasto. Por supuesto, también preguntaremos al presidente por la cooficialidad y cuáles son las consecuencias reales de su implantación. Hasta ahora, nos ha respondido con cuestiones que no se ajustan a la legalidad en el caso de que una lengua se haga oficial. Esperamos que sea más claro en el debate”.

Ripa (Podemos): “Volveremos a pedir la gratuidad de las escuelas infantiles”. “Estamos en el momento crítico de una legislatura marcada por la gestión de la pandemia, pero también por la falta de avances en materia social”. Acotado así el terreno de juego, el portavoz de Podemos, Daniel Ripa, se agarra a los datos del último informe “Arope”, que “revelan que una cuarta parte de la población asturiana se encuentra en situación de pobreza o riesgo de exclusión” y añade que “la tendencia de los últimos años, además, es negativa, lo que confirma que el sistema económico asturiano está en crisis y que nuestro dispositivo de protección no es suficiente para afrontar las necesidades actuales. Por ello, hay que reforzar nuestra política en materia de rentas mínimas y apoyo en dependencia, sanidad o vivienda pública”.

A su juicio, “también es clave combatir la crisis demográfica con medidas que contribuyan a fijar población y faciliten que las familias encuentren alicientes para desarrollar sus proyectos vitales. Propondremos que los presupuestos autonómicos incluyan la gratuidad de las escuelas públicas para niños menores de tres años, una medida que llevamos años reivindicando, que forma parte de los acuerdos del Gobierno estatal, que ha comenzado a implementar Galicia y que ya ha aprobado el ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio. También insistiremos en la necesidad de actuar en materia económica con medidas de refuerzo del empleo y ante la crisis industrial, que nos obliga a adoptar medidas para preservar los puestos de trabajo actuales y acometer una transición ecológica que cree nuevos empleos de calidad y sostenibles”.

Vallina (IU): “El discurso de legislatura se diluye”. Este debate sobre el estado de la región tiene que hablar, según la portavoz parlamentaria de IU, Ángela Vallina, de “industria, fondos europeos, medio rural y reto demográfico, así como de educación, sanidad, igualdad y, por supuesto, del necesario empujón para lograr la oficialidad” del asturiano. Consumida poco más de poco más de la mitad del mandato, el socio de investidura del PSOE asturiano observa con cierto desencanto que el discurso de hace dos años “se diluye y la promesa de cambio ha perdido fuerza impulsora. Estamos más alejados del acuerdo de legislatura, nos encontramos ante un Gobierno técnico”.

En su opinión, la pandemia “no puede seguir siendo coartada para posponer reformas imprescindibles para que Asturias cambie de era. La región ha respondido razonablemente a la pandemia, pero debemos extraer conclusiones de lo vivido. En el ámbito sanitario, afloraron debilidades previas en hospitales y, sobre todo, en la Atención Primaria; en educación, son imprescindibles la modernización y el compromiso para lograr que cualquier estudiante pueda acceder a los centros sin estar sometido a la tiranía del Consorcio de Transportes. En industria, la transición energética exige buscar nuevas actividades, pero también medidas para proteger nuestro tejido industrial y poner coto a la tiranía de las eléctricas”. En todas estas tareas pendientes, concluye, “los fondos europeos son una oportunidad y no sirve el monocultivo energético, porque esto no servirá para frenar el declive demográfico ni para dar futuro a la ‘Asturias vaciada’ y a la región en su conjunto”.

Pumares (Foro): “Detrás de las fotos y la propaganda no hay nada”. El secretario general y portavoz parlamentario de Foro se propone “hacer hincapié en la importancia que tiene la ciencia para el desarrollo de Asturias. Defendemos que debe incrementarse de manera sostenida la inversión pública en este capítulo, garantizando una financiación estable que no se vea sometida a los vaivenes presupuestarios cada año. También fijamos nuestra atención en el grave problema de la despoblación. Hemos acusado al Gobierno asturiano de no haber sido capaz de poner en marcha ninguna política para luchar contra este problema, con la única excepción de las medidas de fiscalidad diferenciada que desde Foro le forzamos a impulsar”.

En el omnipresente asunto de la industria, el dirigente forista promete no olvidarse “de los efectos negativos que la disparatada subida del precio de la luz está provocando en el tejido industrial y productivo, por lo que hemos alertado ya a Adrián Barbón de que si el Gobierno no toma medidas para amortiguar los efectos del incremento de los costes energéticos en nuestro tejido empresarial e industrial, en Asturias se sucederán cierres estructurales. La nefasta gestión cultural del Gobierno, con el ‘caso Selgas’ en nuestro punto de mira, o los impuestos serán otros ejes que marcarán nuestro discurso. En Foro abogamos por bajar los impuestos y por la reforma integral del sistema fiscal asturiano. En definitiva, pretendemos denunciar la nefasta gestión del Gobierno de Asturias y demostrar que detrás de las fotos y la propaganda no hay gestión, no hay nada”.

Blanco (Vox): “Asturias ha dado un gran salto hacia atrás”. El portavoz de Vox, Ignacio Blanco, pasará revista a “dos años y medio de legislatura en la que Asturias ha dado un gran salto hacia atrás de la mano del presidente Barbón: tasas de desempleo juvenil a la cabeza de Europa, emigración a la cabeza de España, pérdida de población, riesgo inminente de deslocalización de la industria por el alto precio de la luz, problemas con la Atención Primaria y las colas hospitalarias, incremento de fallecimientos por detecciones de enfermedades tardías, acorralamiento de los ganaderos asturianos… Frente a todo esto, el Presidente prometió hace más de un año una reforma de la administración que no avanza y se lanza al abismo de una reforma estatutaria que no solucionará ningún problema de los expuestos”.

En la línea de sus intervenciones en la Junta, Blanco retrata a Adrián Barbón como “el presidente con la mayor tasa de letalidad por covid en la segunda y tercera ola, por lo que su gestión de la pandemia no puede calificarse de positiva. Lo único positivo para él fue su campaña de marketing en medios nacionales y una ausencia de crítica en Asturias de todos los estamentos excepto Vox”. En el capítulo de las soluciones, el portavoz se limita a adelantar que centrará su mensaje “en el futuro de todos los asturianos, pensando en nuestros hijos, diseñando su futuro, teniendo presentes a nuestros abuelos, pero pensando y trabajando para nuestros hijos. Para su futuro, en el que la oficialidad de una lengua inventada y sin uso social no tiene ninguna cabida”.

Carcedo (PSOE): “El Gobierno ha tenido liderazgo, firmeza y flexibilidad”. Desde el flanco del grupo que sostiene al Gobierno, la portavoz del PSOE, Dolores Carcedo, invita a valorar el “buen trabajo” del Ejecutivo “en esta primera mitad de legislatura marcada por la durísima incidencia de la pandemia”. Ante una coyuntura particularmente compleja, resalta, el Gobierno de Barbón “ha mostrado liderazgo y ha actuado con firmeza y flexibilidad al mismo tiempo que continuaba con sus compromisos de legislatura. Ha exigido y reivindicado en favor de los intereses de Asturias siempre que ha sido necesario y ha logrado importantes acuerdos”. Asume Carcedo que “el debate tiene lugar en un momento clave para Asturias. Con la normalidad casi recuperada, debemos centrar nuestros esfuerzos en abordar la recuperación económica y social y sentar las bases del modelo productivo futuro”.

En un llamamiento a la oposición, los socialistas esperan “un debate sereno, de ideas y fructífero en acuerdos y consensos. Un debate constructivo, más de presente y futuro que de pasado si es que realmente queremos avanzar”. La diputada invoca la certeza de que “la recuperación debe sustentarse en unos cimientos sólidos, en un sistema de protección para todos y garante de la igualdad de oportunidades”, y da por cierto que “la pandemia ha revalorizado la importancia de los servicios públicos fundamentales”, que “nos corresponde continuar protegiéndolos y reforzándolos”. “Desde esos cimientos que aportan seguridad”, sigue Carcedo, “hay que impulsar el crecimiento económico preparando nuestro sistema productivo para el futuro, en el que el medio rural será pieza fundamental. Debemos apostar, como se está haciendo, por una industria diversificada, moderna y competitiva como parte central de nuestra economía y por el impulso de proyectos transformadores, generadores de actividad económica y empleo de calidad en todo el territorio”. El momento, concluye, “es aquí y ahora, y debemos trabajar juntos. Contamos con importantes recursos de la Unión Europea que tenemos que aprovechar al máximo porque suponen una gran oportunidad para modernizar Asturias”.

Compartir el artículo

stats