Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El debate de orientación: las visiones de los grupos parlamentarios

“Decepción” en la oposición por falta de “políticas concretas” y de impulso para la oficialidad

Los partidarios de la reforma estatutaria presionan a Barbón con la sospecha de una escasa voluntad para llegar hasta el final

40

Debate de orientación política en la Junta General del Principado IRMA COLLÍN

La “decepción” se impone por unanimidad en toda la zona de la Junta ajena al grupo socialista. La hora de discurso con la que el presidente del Principado abrió ayer el debate de orientación política general desorientó a la oposición en pleno. A todos por la falta de concreción en la estrategia; la porción de ellos que defiende la oficialidad por una creciente sospecha de que la intención del presidente de impulsarla en su versión “amable” puede llegar a quedarse en unas cuantas palabras en asturiano y eo-naviego. Para que se haga cargo del tipo de debate que le espera hoy, en la sesión de intercambio de pareceres con los portavoces, Adrián Barbón recibió del bloque de los partidarios de la oficialidad un empujón hacia la acción con urgencia. Abiertamente disconformes con lo que el Presidente les dijo ayer, los grupos de su izquierda y Foro le hicieron saber al unísono que la ausencia de un calendario cierto para la tramitación de la reforma y de reuniones clarificadoras mes y medio después de la primera pone en duda la voluntad real del Gobierno de llevar todo esto hasta el final.

PP

Los interpelados por la mano tendida de Barbón acogieron además con extrema frialdad una oferta que tampoco ven respaldada por propuestas ciertas de acciones concretas. La portavoz parlamentaria y presidenta del PP, Teresa Mallada, abrió el inventario de reproches posterior a la intervención de Barbón atribuyendo al presidente un tono como de “líder de la oposición” equivocado de momento: “Parecía que no sabía que estábamos celebrando debate sobre el estado de la región, en una huida hacia delante sin explicaciones de por qué Asturias presenta los peores indicadores socioeconómicos del país”.

Esa falta de argumentación sobre lo sucedido en estos dos años largos llevó a la líder popular de regreso a 2019. “Parecía el debate de investidura”, y el Presidente “no nos puede hacer creer que estamos al inicio de la legislatura”. Mientras mantiene su propia mano tendida, Mallada se cree poco la de Barbón, porque “pese a que trata de hacer gala de buen talante y voluntad de consenso, siempre acaba encontrando impedimentos para evitar que esos acuerdos con el principal partido de la oposición acaben siendo una realidad”.

Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, se encontró ante “una visión de Asturias que no es la que nosotros compartimos” y no despejó ninguna de sus dudas sobre la inminente negociación del presupuesto para 2022. No hay documento y el discurso dejó, a su juicio, pocas pistas. “Lo primero que tienen que hacer es llamarnos para negociar y presentarnos el borrador”, dijo, “para que podamos ver si las propuestas se ven reflejadas realmente de forma disruptiva y novedosa y no como en otras ocasiones, en las que se quedan en partidas inconcretas que no llegan ni siquiera a materializarse”. Muy crítica con los niveles de ejecución presupuestaria, aclarará que no se arrepiente de haber apoyado el año pasado un presupuesto que por las condiciones específicas del año de la pandemia, “era necesario”.

Podemos

La propuesta de Barbón sobre las escuelas infantiles, la consabida “expansión de la red con garantía de respaldo a todas las solicitudes que presenten los ayuntamientos” no llega ni de lejos a la gratuidad que le vuelve a pedir Podemos. Su portavoz, Daniel Ripa, le volvió a recordar al Presidente que estos centros ya son gratis en la Galicia popular de Alberto Núñez Feijóo y, más cerca, en San Martín del Rey Aurelio mientras coincidía en general con el resto de la oposición en la falta de concreción de Barbón. “Los alegatos al futuro funcionan bien como coaching”, dijo, “pero deben ir acompañados de políticas concretas” y éstas ayer “no se definieron”.

En el capítulo de la reforma estatutaria, sigue Ripa, “salimos del discurso sin nada diferente a lo que llevamos oyendo semanas anteriores. No tenemos un calendario y eso es un problema grave. Quiere decir que probablemente tengamos la reforma aprobada en la Junta, pero no en el Congreso de los Diputados en 2023”, cuando expire la legislatura. En este aspecto, más allá de su convencimiento de que la mayoría en la Junta va a hacer su trabajo –él cuenta ya 27 votos con el decisivo de Foro–, el diputado morado se queda con “la sensación de que la legislatura se pierde”, y de que “si no hay avances este otoño, probablemente no los haya”. “Hay una urgencia y no tiene sentido dilatar el proceso”, concluye.

IU

Podemos apadrina junto a IU una propuesta de calendario de tramitación de la reforma estatutaria que ha recibido del PSOE la callada por respuesta. Ayer, así las cosas, tampoco los socios de investidura del Gobierno socialista salieron satisfechos del hemiciclo. La portavoz de IU, Ángela Vallina, apreció más complacencia en lo hecho en el pasado que anuncios reseñables para el futuro. “Asturias tiene muchos retos por delante y de eso tendríamos que haber hablado hoy, no del pasado”, aseguró. Respecto a la oficialidad, objetó contra la parte en la que le pareció que el jefe del Ejecutivo despejaba la responsabilidad hacia el resto de la cámara. Dijo Barbón que la reforma “no depende de mí ni del grupo socialista, sino de esta cámara”; le replica Vallina que “no se puede dejar la responsabilidad a los demás cuando uno es el Presidente y el Gobierno. Exigimos más seriedad”.

Foro

También en opinión del portavoz de Foro, Adrián Pumares, no hubo ayer “ningún anuncio relevante”. Suya es la palabra “decepción” para sintetizar lo escuchado ayer en la Junta. Suya también la constatación de que “no es serio” este mes y medio sin noticias del PSOE para hablar de la reforma del Estatuto. El diputado al que se atribuye el voto decisivo para alcanzar los 27 necesarios para aprobar la reforma del Estatuto en la Junta resaltó que Ripa “se precipita” cuando da por hecha la mayoría a favor y quiso dejar claro que “no soy un verso suelto”. Que representa a un partido político y que más allá de consideraciones personales será la comisión directiva de Foro la que determine el sentido de su voto en esta cuestión. Pumares censuró también la “tardanza preocupante” del Gobierno en presentar a los grupos el proyecto de presupuestos para el que se les pide respaldo y ratificó que, una vez más, esta cuestión “no se está afrontando con el rigor necesario”. Lamenta no haber recibido más referencias que el guiño a su propuesta de ayudas directas a la natalidad y mantuvo que para sostener “la mano tendida, debe ser sobre algo”.

Vox

El portavoz de Vox, Ignacio Blanco, censuró la “autocomplacencia” de un Presidente demasiado ocupado en “ponerse medallas” y no desaprovechó la oportunidad de retomar la carga contra el asturiano, invitando a Pumares a tomar nota de lo dicho ayer por el Presidente: “No cumplir las promesas electorales desprestigia a la política. Si eso se sigue a pies juntillas, no se aprobará la oficialidad, porque Foro dijo en campaña que era innecesaria”. Cuando dice que el asturiano oficial no supondrá obligaciones, remata Blanco, Barbón “o miente o desconoce las consecuencias de la oficialidad”.

PSOE

Al final, al presidente del Principado le queda el apoyo de su grupo. La portavoz socialista, Dolores Carcedo, destacó que el discurso del presidente estuvo acertadamente “centrado en el futuro, en lo que hay que hacer” para “dar impulso a la legislatura tras la pandemia” y “aprovechar al máximo todas las oportunidades que ofrecen los fondos europeos y afrontar la gran transformación que Asturias necesita”. “El Presidente ha sido realista”, resaltó Carcedo. “No ha obviado las muchas dificultades que atravesamos y ha puesto sobre la mesa propuestas y respuestas”.

El secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, valoró positivamente el discurso del presidente del Principado. “Hay que aprovechar este momento para construir”, sostuvo el dirigente sindical, que se mostró confiado en que la concertación se pueda aprobar a mediados o, a la sumo, a finales del próximo mes de noviembre para que buena parte de sus partidas aparezcan ya recogidas en los Presupuestos del Principado para 2022. “Necesitamos acuerdo presupuestario para que den cobertura a unas medidas de concertación que deben dar protección a las personas”, valoró Javier Fernández Lanero, quien subrayó la relevancia de los cinco ejes estratégicos de los fondos europeos “porque van a generar empleo y van a repercutir en el crecimiento económico de Asturias”. También destacó la importancia de la nueva estrategia para combatir el desempleo juvenil.

“Se agota el tiempo de la retórica y hay que pasar a los hechos, a las obras, a las inversiones”. El secretario general de CC OO en Asturias, José Manuel Zapico, enjuicia la intervención de Adrián Barbón en el debate de orientación política con la convicción de que teniendo en cuenta “la situación en la que viven los trabajadores, con tasas altísimas de paro juvenil o la brecha salarial más alta del Estado, no caben los discursos triunfalistas ni de brotes verdes. Reclamamos equilibrio, seriedad y rigor para analizar la situación de Asturias y negociar unos presupuestos con perspectiva social”. Zapico pide además la oficialidad del asturiano y la concertación y concluye con una “llamada de atención a Barbón. No puede ser autocomplaciente con el anuncio de inversiones en Arcelor. Las empresas electrointensivas están en riesgo y si no se pone coto a la escalada de precios de la electricidad las inversiones no están aseguradas”.

Compartir el artículo

stats