Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado adjudica mil jefaturas y resuelve un concurso encallado desde 2011

La Consejería de Administración Autonómica prevé que los nuevos responsables tomen posesión de sus puestos en el mes de febrero

Edificio de servicios múltiples del Principado.

Carpetazo del Principado a un litigio encallado desde hace más de una década. La consejería de Administración Autonómica, que dirige Juan Cofiño, adjudicó ayer de forma provisional 1.007 jefaturas de servicio, sección y negociado marcando un punto de inflexión en un conflicto que ha dado origen a diversos recursos y contra recursos, que han ralentizado este proceso. Este concurso de méritos, al que han concurrido 1.502 funcionarios autonómicos, provocará movimientos en varios cientos de puestos de responsabilidad de la administración regional.

La adjudicación provisional de este millar de jefaturas, adelantada por LA NUEVA ESPAÑA y cuyo listado pudieron empezar a consultar ayer los interesados, dará paso ahora a un plazo de diez días para presentar alegaciones, a las que tendrá que dar respuesta la comisión de valoración. La pretensión de la consejería de Administración Autonómica consiste en adjudicar definitivamente los puestos relacionados con jefaturas de servicio, letrados, coordinadores, jefes de sección y negociado en febrero del próximo año. El Principado reconoció ayer que con la resolución de este concurso de méritos “concluye un periodo de más de 17 años sin tramitarse este tipo de expedientes, una cuestión que generaba problemas de inestabilidad en los empleados públicos”.

Origen de un largo conflicto

El origen de este concurso se remonta a una reclamación judicial planteada por el sindicato USIPA, que litigó contra el abuso de la comisión de servicios y de la libre designación en las jefaturas de la administración autonómica. El Tribunal Supremo dio, en 2011, la razón al sindicato, cuyo coordinador general, José Luis González, valoraba ayer positivamente que, por fin, haya llegado la adjudicación provisional del concurso de méritos: “A ver si ahora la administración es capaz de cumplir con su propia previsión de que todo quede resuelto a principios del próximo año”, afirmó José Luis González.

El procedimiento para la cobertura de ese millar de plazas, que ahora entra en vías de solución definitiva, arrancó en junio de 2019 y obligó al actual Gobierno regional a aprobar una modificación de la relación de puestos de trabajo (RPT) de las consejerías y organismos autonómicos. En todo este proceso, el número de jefaturas del Principado menguó de forma considerable, ya que en origen eran 1.344 puestos que ahora han quedado en 1.007.

La dirección general de Función Pública, además de resolver este concurso de méritos enquistado desde 2011, tiene también en marcha un concurso de traslados de personal laboral cuya convocatoria está prevista para el próximo mes de noviembre y otro de méritos para puestos singularizados que bien salieron de este concurso o son nuevos por la remodelación de consejerías, previsto para la primavera de 2022.

Compartir el artículo

stats